• Web

Lo que dicen las sentencias

Existen al menos dos grandes discusiones. El primero tiene que ver sobre si el despojo de más de 5 millones de hectáreas a campesinos fue algo planeado, es decir, se hizo de forma sistemática con el fin de apoderarse de la tierra o si por el contrario, como opinan algunos académicos, fue una consecuencia no esperada del conflicto. El segundo debate, es responder la pregunta quien despojó y quien se quedó con la tierra de los campesinos. Sobre este segundo tema nos vamos a dedicar en lo que sigue, los datos son bastante reveladores.

Al hablar de hectáreas perdidas por los campesinos se puede hacer dos clasificaciones. Por un lado, el abandono de la tierra y por otro, el despojo. El primero, es aquella situación en la que una familia o propietario se vio obligado a abandonar su tierra debido a situación de riesgo extremo producto del conflicto armado, como por ejemplo fincas enteras minadas, o bombardeos cerca a la casa o combates fuertes. El despojo por el contrario, hace referencia a una situación más o menos planeada de quitar una tierra a una familia o propietario, es decir, hubo una intencionalidad clara.

La Fundación Forjando Futuros recientemente publicó un informe bastante revelador. Después de cinco años de implementación de la ley de víctima y restitución de tierras los avances son pobres, de 83.637 solicitudes presentadas ante la Unidad de Restitución de Tierras solo se han publicado 1300 sentencias, para un total de 176 mil hectáreas restituidas, de algo más de 5 millones.

Por otro lado, al discriminar los datos sobre el patrón de perdida de tierra de los campesinos y el autor de los hechos los datos dicen lo siguiente. Tanto para el abandono y despojo:

Abandono.

Despojo.

Paramilitares

40%

Paramilitares

83%

Bacrim

5%

Bacrim