top of page

BUSCADOR PARES

5453 elementos encontrados para ""

  • Petro se prepara para su pelea final en el Congreso

    Por: Juan Alejandro Pérez Montañez, Investigador Programático de la Línea de Democracia y Gobernabilidad. Foto tomada de: El Tiempo El pasado 16 de febrero el Congreso retomó sesiones ordinarias y esto significó para el Gobierno la reactivación de uno de sus tantos frentes. El frente del Congreso ha sido un continuo contraste entre certidumbres e incertidumbres para el Gobierno y su agenda de reformas. El Congreso inició sesiones ordinarias un mes antes de lo que pasaba históricamente y esto sucedió porque el 7 de julio de 2023 fue promulgada la ley que reduce el receso legislativo, pasando del 16 de marzo al 16 de febrero el inicio del segundo periodo legislativo. Durante este mes solo se pueden discutir proyectos ordinarios. El Gobierno Nacional, a diferencia del panorama de la primera legislatura, tiene un mes más para hacer que sus proyectos se discutan y logren aprobarse. Sin embargo, esto implica que los partidos políticos también se adelantarán y anticiparán a potenciales negociaciones con el Gobierno. Así están los números del Congreso Caso tal es lo que sucede con el Partido Conservador, partido que en Plenaria de Cámara mantuvo en muchas ocasiones elquorumdecisorio en el debate de la reforma a la Salud, pero que al inicio de este periodo de sesiones sentó “posiciones claras” sobre las reformas sociales. Sobre los números propios el Gobierno no cuenta con mayorías en el Senado y mantiene mayorías en la Cámara. En Cámara cuenta con 102 de los 187 representantes (55%) y en Senado con 48 de los 106 senadores (45%). Partidos como el Conservador, el Liberal, la U y los mismos Verdes son necesarios para los números de Gobierno y por ello su relación con estos es fundamental. Posibles reacomodos en el Gabinete pueden significar una oportunidad para estos partidos de negociar y ganar burocracia a cambio de votos para las reformas. Lo anterior, sin embargo, es discordante con las banderas de cambio y renovación política con la que este Gobierno llegó. Aun así, el cálculo costo-beneficio siempre está, tanto de Ejecutivo como Legislativo, ya se verá la balanza, de cambio o de mantener status quo, hacia dónde se inclina. ¿Cuál es el panorama en el Congreso? El panorama para cada reforma social es distinto, pero sin duda alguna el Gobierno requiere de mayorías solidas que le permitan sacar toda su ambiciosa agenda legislativa adelante. - Reforma a la Salud: Esta reforma se encuentra en tercer debate en la Comisión Séptima de Senado. Quien preside esta Comisión es la senadora por el MIAS, Martha Peralta, integrante de la coalición del Pacto Histórico. Allí el Gobierno necesita, al menos, 7 votos. Los números en esta comisión son: Gobierno, 6 senadores (43%); Independientes, 6 senadores (43%); Oposición (14%). De los 6 de Gobierno se cuenta con 5 votos y el voto Liberal de Miguel Ángel Pinto será bastante negociado. Pasa igual con los votos de Berenice Bedoya (ASI), Norma Hurtado (U) y Nadie Blel (Conservador). Paralelo al inicio de sesiones ordinarias sucedieron dos hechos que pueden afectar la discusión de la reforma: El informe de la Contraloría General de la República sobre las EPS´s. Este ente de control reveló que las 26 EPS presentarían una deuda total de 25 billones de pesos. De esos 25 billones, 11.3 serían deudas con las IPS. También señala que 16 de las 26 EPS muestran márgenes de solvencia poco satisfactorios. La gran conclusión del informe es que gran parte de las EPS´s tendrían problemas financieros muy graves. La solicitud de 7 senadores de la Comisión Primera de Senado al presidente de esta corporación, Iván Name, de tramitar la reforma como ley estatutaria y no como ordinaria. La decisión que se llegue a tomar acortaría el margen de aprobación de la reforma, pues si se llegara a discutir como estatutaria pasaría a Comisión Primera, se necesitaría mayoría absoluta y se podría discutir solo desde el 16 de marzo al 20 de junio. -Reforma Pensional: La reforma pensional (Proyecto de Ley Ordinario) se encuentra desde el inicio de la segunda legislatura en Plenaria de Senado, en contexto electoral del 2023 y las disputas de Iván Name con el Gobierno, esta no se logró discutir en la primera parte de la segunda legislatura. En esta ocasión se presenta la posibilidad de que se logre discutir, pero el problema de fondo el cuál texto, pues hay dos ponencias: La ponencia positiva del Gobierno y la ponencia sustitutiva de Norma Hurtado, de La U. La ponencia del Gobierno no logra el consenso suficiente para aprobación, contrario a la ponencia de Hurtado. La ponencia de la senadora del Partido de la U, cercana a Dilian Francisca Toro, puede ser el salvavidas para la reforma del Gobierno. En el pasado Hurtado, siendo presidenta de la Comisión Séptima de Senado, a finales de la primera legislatura ayudó al Gobierno para que la reforma no se hundiera por falta de debate y, al contrario, logró que se aprobara sobre el final de esa legislatura. -Reforma Laboral: Es de las tres reformas ordinarias que plantea el Gobierno la que está más rezagada y tiene peligro de caerse, de nuevo, al igual que la primera legislatura. Si bien en la Comisión Séptima de Cámara ya hay un camino recorrido y una posibilidad de aprobación en primer debate, los tiempos juegan en contra de esta reforma. Ya en 2023 fueron aprobados 16 de los 98 artículos y quien preside esta Comisión es María Eugenia Lopera, representante a la Cámara por el Partido Liberal e integrante del clan Julián Bedoya, aliado del Gobierno. Pese a ello la reforma presenta muchos reparos por parte de algunos partidos políticos y empresarios, pues, según ellos, este proyecto sería contraproducente para la generación de empleo en el país. -Reforma Educación: Esta reforma es la única de las reformas sociales que inicia debate el 16 de marzo, pues es una ley estatutaria. Ya pasó a segundo debate con mayorías solidas en el primer debate en Comisión Primera de Cámara, incluso con votación positiva de algunos artículos de la reforma por parte de congresistas del Centro Democrático. Ha sido una reforma silenciosa pero manejada muy hábil políticamente por la ministra de Educación, Aurora Vergara, que ha logrado grandes consensos en el Congreso de la República. Mociones de Censura Tras la salida de Astrid Rodríguez como ministra del Deporte solo está en “peligros” el ministro de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo. Si no fuera suficiente para el Gobierno su relación con el Congreso respecto a su ambiciosa agenda legislativa se le suma la moción de censura del Ministro de Salud. La Cámara de Representantes logró las firmas necesarias para citar al ministro Jaramillo. El próximo 29 de febrero Jaramillo deberá asistir y responder por políticamente por, según los citantes, el desabastecimiento de medicamentos y la crisis del sistema de salud. Sin duda alguna es una prueba y problema que se le suma al Gobierno en su relación, a veces complicada, con el Congreso. Cuentas Pendientes El Congreso de la República continúa sin prestarle atención a reformas fundamentales sobre el diseño del sistema electoral y de partidos, al contrario, en la primera legislatura aprobó un Código Electoral que socava garantías de transparencia electoral. Desde la Fundación Paz y Reconciliación hemos instado a que el Congreso reforme el Consejo Nacional Electoral (CNE) y le otorgue autonomía que hoy no tiene, de hecho, muchos magistrados consejeros son ex aspirantes a cargos de elección popular que no lograron curules en elecciones pasadas. Ya son 37 partidos políticos y parece que esta cuenta puede aumentar. Es inviable un sistema democrático con tantos partidos políticos, los cuales en muchas ocasiones obedecen a intereses unipersonales.

  • Las verdades de Mancuso que pondrán a temblar a Uribe

    Por: Redacción Pares Fotos tomadas de: Radio Caracol El momento cumbre de Salvatore Mancuso fue en el 2004. Ese año no sólo las puertas del Congreso se abrieron de par en par para él, sino que sus fichas políticas le despejaban la pista para transformar a las AUC en un grupo político. Estaba cerca de legalizar las tierras que había despojado, de enterrar las cerca de 500 muertes que había ordenado. Se sentía en la cima del mundo. A los periodistas que iban a visitar en su finca en Córdoba les mostraba, desde un tercer piso, el horizonte de su hacienda que no tenía fin. Se sentía una especie de libertador. Todo estaba encubierto y justificado por su lucha antisubversiva. Pero Estados Unidos decidió otra cosa, deshizo los acuerdos a los que había llegado con Uribe quien, según el comandante paramilitar, lo terminó traicionando y mandándolo a una cárcel en Estados Unidos en el 2008. Fue condenado a 14 años de cárcel. Desde el mismo momento que pisó Estados Unidos Mancuso habló contra Uribe. En una entrevista a la revista Cambio, que en ese momento era dirigida por el desaparecido Rodrigo Pardo, el comandante paramilitar afirmó que el entonces presidente “Había extraditado la verdad”. Mancuso, en las sesiones de Justicia y Paz,  tenía un mapa en donde iba señalando los lugares en donde los paras enterraban a los desaparecidos, los hornos crematorios en Juan Frío, Norte de Santander. Además, estaba abierto para comprometer a los políticos de la región a los que ellos ayudaron, a militares con los que trabajaron en conjunto. Una vez empezó a hacer estas confesiones llovieron amenazas contra su familia y vino después la extradición. El argumento de Uribe para hacer esta movida fue afirmar que los comandantes paramilitares siguieron delinquiendo, algo que fue desmentido por quien era fiscal en ese momento, Mario Iguarán, quien jamás encontró pruebas sobre esto. Ante estas verdades que empezaba a confesar Mancuso José Obdulio Gaviria, quien había convertido su columna en El Tiempo en una verdadera trinchera, descalificando a todo el que no estuviera alineado con la Seguridad Democrática, escribió esto contra Mancuso y sus declaraciones: “Es el caso de Mancuso, mendaz de profesión, quien imparte absoluciones y condenas desde su prisión gringa, de acuerdo con los gustos o necesidades del contertulio de turno, sea el fiscal, activista u oenegero [de una organización no gubernamental], o del interés político del director del medio de comunicación que lo entreviste”. Desde entonces Mancuso ha querido contar su verdad. Ante la JEP ha dicho verdades que han puesto a temblar a más de un poderoso en el país. El año pasado afirmó conocer de un plan del DAS -desaparecido después de los escándalos de las chuzadas en la era Uribe y de los líos judiciales de su ex director, Jorge Noguera, condenado, entre otras cosas, por el asesinato del profesor universitario Jorge Correa de Andreis- tenía un plan para asesinar al entonces senador Gustavo Petro. La idea de asesinar a Petro se la había dado José Miguel Narvaez, el jefe de inteligencia de esa institución quien daba clases de antiinsurgencia a los propios paramilitares y le llevaba listas a Castaño y Mancuso para asesinar colombianos que, según este fundamentalista, eran colaboradores de la guerrilla. En ese listado estuvo alguna vez Jaime Garzón. Mancuso recibió plena colaboración de ganaderos, comerciantes y políticos de Córdoba. Su primer matrimonio fue con Martha Dereix, perteneciente a una de las familias de inmigrantes franceses más prósperas de Montería. Era un niño bien. Estudió en la Javeriana y después en Estados Unidos. Los secuestros de familiares y amigos por parte de las guerrillas fue la excusa que estaba buscando para su cruzada antinsurgente que le permitió acumular fama y fortuna. Y también muertes. Las masacres del Salado en los Montes de María, la de La Gabarra en el Catatumbo, en donde los paras jugaron fútbol con las cabezas de sus víctimas, en donde se desmembraba a punta de motosierra y se mataba a batazos, muestran la radiografía de un sicópata. Después de pagar su condena en Estados Unidos ya tiene el pasaporte listo para su vuelta a Colombia en donde está dispuesto a seguir colaborando con la JEP. Uno de los puntos que tocarán es el caso de Álvaro Uribe, investigado por los delitos de manipulación de testigos y fraude procesal. Corroboraría los testimonios que han dado ex paramilitares como el “Tuso” Sierra y Juan Guillermo Monsalve, quienes afirmaron que a través de su abogado Diego Cadena, ofreciéndoles dádivas, el expresidente quiso torcer sus testimonios contra él e incriminar al senador Iván Cepeda. Las verdades que podría traer a Colombia, según Isaac Morales, Coordinador de la línea de convivencia y seguridad ciudadana, podrían comprometer a la clase política de departamentos como Córdoba “El ex gobernador López Cabrales, la familia Manzur, los Jattin, los que participaron en el pacto de Ralito, y la relación que tenía él con ellos. Y claramente, por lo que se supo con las audiencias con la JEP, la mención que se hizo a Uribe y la relación con su gobierno y lo que sabía del paramilitarismo en su gobierno. Además de nombres del mando militar. Y, principalmente, las verdades que debería aportar tendrían que estar relacionadas con reparar a sus víctimas, así como aportó su verdad sobre hechos tan escabrosos como los hornos crematorios”. Pero, además, Mancuso tendría cosas que decir sobre Uribe. El ex jefe paramilitar afirmó en el 2020 que podría contar, ante la JEP; sus versiones sobre Santiago Uribe y la creación del Bloque Metro y el asesinato de Jesús María Valle, un crimen al que sus enemigos le han achacado negligencia a Alvaro Uribe. Es que, mientras fue gobernador de Antioquia, no escuchó el reclamo de Jesús María Valle sobre una inminente masacre en el Aro Antioquia. La masacre sucedió y además Valle fue asesinado. La llegada de Mancuso podría constituir un capítulo cumbre en la historia de la JEP. Analistas afirman que, aunque puede traer consigo la verdad, su testimonio tendría que tomarse con pinzas ya que, por su pasado, se podría colegir que podría dar una versión de los hechos buscando salvarse él y endilgarle responsabilidades a los otros.

  • Un ex nazi y un ex comunista se dan la mano

    Por: Redacción Pares A los 14 años el español David Saavedra vio un discurso de Hitler y quedó prendado. Empezó a investigar por su cuenta y a pesar de las respuestas vagas que le daban los adultos sobre ese personaje, se adhirió al nazismo. Su experiencia la cuenta en el libro Memorias de un ex nazi. Los años lo fueron centrando y le hicieron entender que la radicalización no era el camino. Al otro lado del océano un adolescente llamado León Valencia se impresiona con las historias del “Che” Guevara y Camilo Torres que le cuenta un sacerdote en el apartado pueblo de Andes, Antioquia. La lucha de clases llevaría a León Valencia a militar durante siete años en la insurgencia. Su experiencia en la guerra la cuenta en su excepcional libro de memorias Años de guerra. Tanto David como León fueron encontrando una salida al extremismo y hoy ambos son referentes de reconciliación. En este texto publicado en el portal InnContext se hace una reflexión sobre los extremos. La radicalización es el callejón sin salida de las democracias, es una lectura necesaria en los días en donde el fanatismo y la bilis priman a la hora de opinar sobre política. Este es el texto completo

  • La necesidad de salir a suplicar porque se acaben el asesinato de líderes sociales y firmantes de paz

    Por: Redacción Pares Foto tomada de: Seguimiento.co El 24 de noviembre del 2016, en una sobria ceremonia en el Teatro Colón, se firmó la paz entre el gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC en cabeza de Rodrigo Londoño. Este acto constituyó un verdadero alivio cincuenta y tres días después de que el No se impusiera -por un breve margen- en el Plebiscito para refrendar los acuerdos de La Habana. El sueño de un país en paz poco a poco se fue desmoronando. En varias zonas del país empezaron a escucharse historias aterradoras. El 19 de septiembre del 2021, en el barrio El Futuro de Quibdó, sacaron de su casa a Manuel Mena Viveros, ex integrante de las FARC, firmante de paz. Los hombres que se lo llevaron le preguntaban por las armas que presuntamente tenía. Nunca lo volvieron a ver. Apareció un par de días después degollado. Sin embargo, al primer ex combatiente que asesinaron fue Wrayner Andrés Bayona Blanco, en Tibú Norte de Santander, el 3 de febrero del 2017. Desde entonces han asesinado a más de 400 firmantes. La ONU afirma que han matado a un firmante cada seis días. Las cifras de líderes asesinados en Colombia también son preocupantes. A pesar de que el gobierno Pero tuvo como premisa de campaña parar los asesinatos el año pasados estos llegaron a 188, uno menos que el último año en el que fue presidente Iván Duque. Ahogados por esta situación Defendamos la paz hizo una convocatoria para este martes 20 de febrero con el fin de hacer un duelo colectivo y exigir que se pare el asesinato de líder y ex combatientes. Diferentes sectores de la sociedad civil, desde el periodista Daniel Samper Ospina o el ex ministro Juan Fernando Cristo, han invitado a la Plaza de Bolívar este martes desde las cinco de la tarde. Esta es la tabla de los líderes asesinados desde el 2016 hasta la fecha: Esta es la tabla de excombatientes asesinados desde el momento de la firma entre el gobierno Santos y las FARC

  • Los 31 políticos cuestionados que gobiernan el país

    Por: Línea de Democracia y Gobernabilidad El 29 de octubre de 2023 fueron elegidos 31 candidatos cuestionados. Estos ya llevan más de mes y medio ejerciendo su respectivo cargo de elección popular. Para ver más a detalle sus perfiles y cuestionamientos Pares lanza “Los cuestionados que gobiernan el país”. A lo largo del 2023 la Fundación Paz y Reconciliación (Pares) realizó seguimiento al proceso electoral que se llevó a cabo en el país. Se publicaron 5 informes de violencia político- electoral y se analizó el panorama de elecciones en más de 10 departamentos, incluyendo los perfiles políticos de los aspirantes más con mayores opciones a elegirse como alcaldes en las capitales y gobernaciones. Además, se construyó un informe de precandidatos cuestionados, en el cual registramos 88 nombres que buscaban obtener el aval mediante partidos, movimientos y coaliciones. Pese a las advertencias de Pares, se avalaron 96 candidatos cuestionados. El 30 de octubre de 2023 la Fundación hizo público un informe (Ver: Informe de cuestionados elegidos) dejando en evidencia que, de estos, 31 resultaron electos. De manera que, Pares lanza el aplicativo "Los cuestionados que gobiernan el país" con el objetivo de facilitar la identificación de cada uno de los concejales, diputados (as), alcaldes, alcaldesas, gobernadores y gobernadoras que poseen cuestionamientos y fueron electos el pasado 29 de octubre de 2023. A través del insumo gráfico, es posible conocer el cargo obtenido, su respectivo perfil y clan político al que pertenece, el cuestionamiento que lo rodea y el partido político que lo avaló.

  • El concejal que propone militarizar Bogotá: ¿será la solución?

    Por: Katerin Erazo Fotos tomadas de: El Nuevo Siglo Ante la creciente ola de robos y atracos que han sacudido a la capital colombiana en las últimas semanas, el concejal Oscar Ramírez Vahos elevó una propuesta controvertida: militarizar las calles de Bogotá con la intervención de la Policía Militar. Esta medida, según Ramírez Vahos, es crucial para contrarrestar las acciones delictivas y devolver la seguridad a los ciudadanos de la ciudad. El concejal Ramírez Vahos argumentó que la situación de inseguridad en Bogotá ha alcanzado niveles alarmantes, con un aumento significativo en delitos como el hurto a personas y los asaltos masivos en establecimientos comerciales. En declaraciones recientes a medios locales, el cabildante enfatizó la necesidad de tomar medidas drásticas para enfrentar esta problemática. "En el marco del Código Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana, resulta imperativo que el alcalde Galán solicite al presidente la intervención y asistencia de la Policía Militar para que haga presencia y brinde el acompañamiento necesario para garantizar acciones contundentes que logren recuperar la seguridad en Bogotá", expresó Ramírez Vahos. El cabildante hizo referencia a una encuesta realizada en la que ocho de cada diez personas se mostraron a favor de la militarización de la ciudad. Además, señaló cifras preocupantes sobre el aumento de delitos como la extorsión, el hurto a personas, que calcula un 8% más de casos y los homicidios con un 5%, lo que refleja una situación de inseguridad real y no solo una percepción. Sin embargo, datos proporcionados por la Alcaldía de Bogotá, indican una reducción en el número de casos delictivos para el mes de enero. Según el informe presentado por el alcalde Carlos Fernando Galán el pasado 2 de febrero, los datos sugieren una tendencia alentadora en cuanto a la disminución de varios delitos en Bogotá durante el mes de enero. Con respecto al mismo período del año anterior, se registró una notable reducción del 23% en los casos de homicidio, un descenso del 20% en los incidentes de hurto a personas y una marcada disminución del 31% en los robos de teléfonos celulares. Sin embargo, el indicador más destacado fue el delito de hurto a establecimientos comerciales, el cual experimentó una significativa caída del 65% en comparación con el año anterior. En contraste, las últimas semanas han sido testigos de una preocupante serie de asaltos masivos en establecimientos gastronómicos de la capital. En un lapso corto de tiempo, se han denunciado al menos tres incidentes significativos. El primero de ellos tuvo lugar en la reconocida panadería Masa, donde tanto clientes como empleados fueron sorprendidos por la irrupción de delincuentes que perpetraron el robo. Posteriormente, otro incidente similar ocurrió en un popular local de hamburguesas ubicado en Usaquén, conocido como Pecado Capital, donde comensales fueron víctimas de la misma modalidad delictiva. Además, se reportó un hurto en una cervecería del sector de Corferias, identificada como BBC, donde individuos armados ingresaron al establecimiento y llevaron a cabo un atraco de magnitud. Por esta razón, el concejal destacó que la presencia de la Policía Militar en las calles no solo contribuirá a disuadir a los delincuentes, sino que también mejorará la percepción de seguridad entre los ciudadanos, quienes actualmente se sienten vulnerables incluso en lugares públicos. Según Isaac Morales, coordinador de la Línea Convivencia y Seguridad Ciudadana de la Fundación Paz & Reconciliación (Pares), la militarización siempre ha sido considerada como la opción más inmediata y popular. Esto se debe a que muchas personas tienden a percibir que brinda una mayor seguridad al ver a militares y policías en las calles. Sin embargo, en realidad, no constituye una solución efectiva para abordar los problemas subyacentes. Morales enfatiza que militarizar no es una solución ideal para enfrentar fenómenos de este tipo, ya que requieren enfoques diferentes. Morales señaló que la situación ha sido similar en los últimos tiempos, aunque quizás haya empeorado ligeramente, pero no de manera significativa. Las situaciones de inseguridad en la ciudad siempre han sido complejas y persistentes. No obstante, existen causas estructurales más profundas que contribuyen a la expansión de la delincuencia, como las condiciones de vulnerabilidad, la pobreza y el traslado del conflicto del ámbito rural al urbano. Esto ha generado nuevas configuraciones de grupos delincuenciales que buscan controlar territorios y actividades económicas ilícitas como el narcotráfico y la extorsión. Esta dinámica aumenta la presencia de la delincuencia en ciudades como Bogotá. El coordinador de la Línea de Seguridad de Pares también mencionó que uno de los factores que ha contribuido al aumento de la delincuencia en Bogotá es la falta de presencia policial. Siempre ha existido un déficit de agentes de policía por cada 100.000 habitantes, especialmente en ciudades como Bogotá. La ausencia de acciones de control y disuasión fortalece aún más la delincuencia en la ciudad. Finalmente Isaac Morales concluyó que las alternativas deben centrarse en el fortalecimiento de la acción policial, ya que esta fuerza cuenta con un mandato constitucional para abordar estas situaciones. Es necesario mejorar las capacidades policiales en áreas como el control y el patrullaje, adoptando un enfoque de prevención para evitar una mayor presencia de organizaciones delincuenciales y la comisión de delitos. No existe una fórmula mágica para resolver el problema de convivencia y seguridad ciudadana, pero es crucial adaptar las soluciones a los contextos específicos. Por su parte, el secretario de Seguridad, César Restrepo, reconoció la gravedad de la situación e informó que se están coordinando acciones con las autoridades pertinentes para abordar el problema de manera integral. Según datos de la Línea Convivencia y Seguridad Ciudadana de la Fundación Paz & Reconciliación (Pares), en el año 2023 se registraron un total de 1,626 casos de extorsión en Bogotá. Dentro del departamento de Cundinamarca, los municipios reportaron las siguientes cifras: Sopó con 3 casos, Cota con 5, Cajicá con 10, Madrid con 15, Soacha con 72, Funza con 11, Mosquera con 16, Chía con 16, Sibaté con 4 y La Calera con 1. Mientras tanto, los ciudadanos de Bogotá siguen preocupados por la presunta escalada de violencia y delitos en la ciudad, esperando que las autoridades tomen medidas efectivas para garantizar su seguridad y bienestar en las calles. Espere pronto el informe de extorción de la Línea Convivencia y Seguridad Ciudadana, que proporcionara un balance más detallado sobre estos delitos.

  • Cuando Rodrigo Pardo se le paró a Uribe y lo echaron de El Tiempo por su valentía

    Por: Redacción Pares Foto tomada del: El Tiempo Rodrigo Pardo acaba de morir. Perdió su batalla contra un tumor instalado en la cabeza. Deja un legado de integridad desde la política y el periodismo. En la casa editorial El Tiempo, sus compañeros de Semana y Cambio recuerdan su rectitud y coherencia a prueba de gobiernos poderosos. Su círculo más cercano sabía de la gravedad de la enfermedad, pero confiaban en que podía superarlo. Al fin y al cabo estaba acostumbrado a enfrentarse a enemigos poderosos. Uno de las más duros a los que le dio la cara fue a Álvaro Uribe.  El 9 de febrero del 2010 la Casa Editorial El Tiempo anunció que la Revista Cambio salía de circulación. Era el último año de la Seguridad Democrática. Rodrigo Pardo y María Elvira Samper, máximas cabezas de la revista, fundada en 1994, no habían caído en los encantos del gobierno más popular en los últimos cincuenta años. Las denuncias que despertaron el escándalo de Agro Ingreso Seguro, el eco que le dieron a la Corporación Arco Iris, dirigida en ese momento por León Valencia, en torno a la situación de seguridad del país, mostrando que los mentados logros en esa materia por parte de Uribe tenía sus áreas grises, y que acompañaron varias de la portada de la revista, molestaron directamente a dos de los hombres más poderosos que había en ese gobierno: José Obdulio Gaviria, asesor presidencial y el ministro de defensa Juan Manuel Santos. José Obdulio, desde su procaz columna en El Tiempo, llamó a Rodrigo Pardo “Líder de la bigornia”, palabras más, palabras menos, se refería a él como una especie de barra brava antiuribista. Santos fue más allá y calificó a Pardo y a Samper de “Idiotas útiles de la guerrilla” por replicar el informe de la Fundación Arco Iris. Aunque la casa editorial El Tiempo afirmó que el cierre de la revista se debía a sus bajas ventas, el propio Rodrigo Pardo sabía de la amistad de José Obdulio con Francisco Solé uno de los directivos de Planeta, que acababa de comprar el periódico. En entrevista con José Alfredo Vargas del 2010 Pardo dice conocer rumores de que Gaviria pudo envenenar a Solé contra la revista. Además de destapar la entrega a familias ricas y cercanas al gobierno Uribe de subsidios que estaban destinados a los campesinos, Cambio denunció el acuerdo secreto de Uribe con Obama para entregarle bases al ejército norteamericano en Colombia. Pardo, en los años de Cambio, fue el vivo ejemplo de la integridad periodística ante la arremetida de un gobierno que dio, en sus ocho años, claros visos de autoritarismo contra la prensa, las instituciones, la sociedad civil y la constitución. Pardo alcanzó a hablar con Gustavo Gómez Córdoba en una entrevista para la revista Bocas dijo estas frases sobre su enfermedad y su estado de salud: “Definitivamente no estamos preparados para lo único que tenemos por inevitable. No sabemos cómo morir. Después de que me anunciaran la enfermedad, murió mi padre, y luego mi hermano. El que iba a morir era yo, no ellos. La muerte es inevitable, pero, además, ilógica. Llegué a tener todas las condiciones, y más, para morir. Y, sin embargo, aquí estoy. Se fueron los que no estaban en las cuentas de nadie para morir”. Cambio revivió en el 2020 gracias al esfuerzo editorial de Patricia Lara. Los compañeros de Rodrigo lo lloran en redes sociales. Tenía 65 años. Por su última entrevista se notaba optimista. El tumor había dejado de crecer. Se hacía resonancias cada cuatro meses. A pesar del diagnóstico nunca tuvo problemas de comunicación ni para caminar. Eso sí, extrañaba correr. Fue un maratonista consumado. Llegó a correr catorce maratones de 42 kilómetros y hacía, en su mejor época, cincuenta kilómetros semanales. Durante el COVID tuvo un accidente mientras paseaba por el parque el Virrey, fue atropellado por un domiciliario. Rodrigo era economista de la Universidad de los Andes, y fue canciller de Ernesto Samper en los cuatro años de su mandato. Además fue director editorial de Semana, subdirector de El Tiempo, director de El Espectador y de Noticias RCN. Paz en su tumba.

  • ¿Por qué la Fiscalía no le hace allanamientos a La Cordillera, la banda criminal que asesinó a Lucas Villa?

    Por: Redacción Pares Fotos tomadas de: CNN en Español El 11 de mayo del 2021 las movilizaciones sociales sacudían el país. Era un estallido, algo que la historia reconocerá como una revolución. Ese día, en la noche, la noticia de que habían disparado ocho veces contra un estudiante que protestaba sobre el viaducto de Pereira. Pocos minutos después todos sabían su nombre, Lucas Villa, su edad, 37 años, sabían que le dedicaba su vida a estudiar ciencias del deporte y la recreación en la Universidad Tecnológica de Pereira. La esperanza duró 48 horas hasta que el diagnóstico era irreversible, tenía muerte cerebral. Se difundieron por redes las imágenes que mostraban su alegría, su entusiasmo a la hora de salir a marchar. Poco tiempo después nos enteramos que la organización que lo había matado se llamaba La Cordillera. Un año después, en el 2022, mientras aún era candidato presidencial, Gustavo Petro denunció que la banda estaría detrás de un atentado que buscaba matarlo durante una manifestación en la plaza de Soacha. Desde ese momento se ha intentado dilucidar quienes están detrás de este grupo. Unos, como la Revista Raya, descubrieron que la Fiscalía ocultaba un organigrama en donde se constataba que el empresario César Augusto Giraldo Montoya, alias Calzones, estaba detrás de esa estructura criminal. Los seguimientos por parte de la inteligencia de la policía venían desde el 2020. En un informe dejaron escrito que alias Diego Pereira, jefe de la banda, habría realizado una fiesta para celebrar su cumpleaños en donde se presentaría como plato fuerte la estrella del reggetón J Balvin según denunció en octubre del 2023 RTVC. Calzones habría pertenecido además a las tropas de Macaco cuando éste era un poderoso paramilitar. Calzones, dueño de una cadena de droguerías, le habría entregado desde el 2020 el poder de la banda criminal a uno de sus subalternos para mantener su bajo perfil. Él es un reconocido uribista. A comienzos de febrero del 2023 Hollman Morris explotó luego de que Fecode denunciara los allanamientos por parte de la Fiscalía, y publicó en su cuenta de X “Mientras allanan Fecode, la organización mafiosa “ La Cordillera”, a pesar de las investigaciones, no tiene un solo allanamiento en el Eje Cafetero, ¿para cuando los allanamientos a las organizaciones mafiosas”. El diario El Tiempo además reconoció en el organigrama de la Cordillera a un reconocido empresario llamado Diego Mauricio Giraldo Gallo, alias Diego Rines, quien tiene cinco sucursales de llantas y artículos de lujo en la ciudad. El empresario dice que su aparición en el organigrama se trata de un montaje. La Cordillera lleva 20 años de funcionamiento. La semilla la pusieron los hermanos Herrera Arrubla, miembros del frente capital de las Autodefensas Unidas de Colombia quienes operaban en el Cartucho en Bogotá pero después trasladaron sus operaciones a Risaralda. El reinado les duraría hasta que Macaco también se mudara a Pereira. Junto con otros desmovilizados fundaron La Cordillera para expandir su dominio en el microtráfico. Uno a uno los líderes de esta organización fueron cayendo y, a pesar de los golpes, la estructura criminal seguía funcionando. Si bien todos supieron de La Cordillera por el asesinato de Lucas Villa, su poder quedó evidenciado cuando decidieron hacer un plan para matar a Petro. La Fiscalía siempre desestimó esta denuncia del hoy presidente. “Tal y como se dijo en su momento sobre la Cordillera, en un artículo del 17 de octubre del 2023, la policía y la Fiscalía deberían estar encima de sus actividades: que se ha visto envuelta en polémicas debido a las constantes tensiones que parecen tener un carácter político con el Gobierno Nacional, y ha desestimado las serias acusaciones que han hecho contra “La Cordillera” y sus presuntos miembros, mientras esta se posiciona como una problemática compleja para la seguridad de la ciudad y su área metropolitana, y que, como se ha visto, puede llegar a tener repercusiones de alcance Nacional”. Ya hace más de una semana salió de la Fiscalía Francisco Barbosa y en su lugar está alguien de su riñón, Martha Mancera, y sin embargo aún se ve lejos el día que intenten atacar de plano la estructura de la banda criminal que controla el microtráfico en el eje cafetero.

  • La pelea por las cifras de violencia

    Por: Laura Bonilla Colombia, en comparación con el resto de América Latina, tiene una gran ventaja en la producción de cifras sobre seguridad y violencia. No es que seamos los mejores, pero décadas de esfuerzos por salir de la guerra y el conflicto nos han proporcionado varios marcos de análisis útiles para la sociedad y los gobiernos. Sin embargo, surge un problema en la interpretación de estos datos. En primer lugar, la mayoría proviene de la misma fuente oficial, lo que limita la diversidad de perspectivas. Además, el procesamiento y la interpretación de estos datos recaen principalmente en la sociedad civil, dado que hace más de diez años el Estado desmanteló una de las mejores oficinas asesoras de derechos humanos y uno de los mejores observatorios que se tenían. Estas instituciones proporcionaban información pública, veraz y eficaz sobre la situación de violaciones, así como sobre el contexto regional y la presencia de actores armados, siendo sumamente relevante para el país. En medio de todo esto, la lucha se centra en la disputa por los datos, lo cual es lamentable. No hay nada más desafortunado que pelear por un dato pequeño para ver si respalda a un gobierno u otro. Mucho más cuando, por muy experto que uno sea y por muchas variables que se monitoreen, la realidad siempre será mucho más compleja, requiriendo generosidad por parte de todos los actores del sistema, incluyéndonos a nosotros, como sociedad civil. ¿Y dónde está el problema? En que si uno tiene un montón de variables, el análisis de estas puede funcionar para un lado o para otro. En medio de la tensión política actual, hay quienes utilizan un paquete de datos para desacreditar al gobierno y a los esfuerzos de paz, y otros que lo hacen para aplaudirlos y decir que todo va por buen camino. No hace falta ser un genio para saber que ni lo uno ni lo otro aportan; por el contrario, hacen daño. Quienes afirman que la paz y sus "incentivos perversos" han fortalecido a los grupos armados desconocen, al menos, veinte años de las curvas de violencia, pero también ignoran que no toda violencia implica fortalecimiento. Les doy un ejemplo muy sencillo: el hecho de que haya combates y, por lo tanto, desplazamiento forzado no implica que un solo grupo controle el territorio, sus economías y su gente. Por el contrario, sugiere que hay disputa. Si un grupo armado, ya sea guerrilla, GAO, paramilitares, o cualquier otro, controlara todo, no tendría necesidad de realizar grandes aspavientos violentos. La violencia en este caso sería más selectiva. A veces se manifiesta especialmente como asesinato de civiles con liderazgo en sus territorios, lo que llamamos asesinato de líderes y lideresas sociales, pero en ocasiones lo que hay son imponentes desiertos de información y dolorosos silencios. Por ejemplo, silencios como los que hubo durante los cuatro años del gobierno de Iván Duque. El Clan del Golfo no es lo que es hoy debido a dos años de gobierno de izquierda, sino a más de cuatro gobiernos que le permitieron crecer hasta convertirse en un monstruo con poder y control en 266 municipios. Pero también aquellos que dicen que todo está disminuyendo y no reconocen que hay repertorios de violencia dolorosos que se están incrementando en varias regiones del país, y que la forma en que algunos ceses al fuego se plantearon en sus inicios tuvo consecuencias negativas, y que además se necesita hacer mucho, muchísimo más en este gobierno debido a las altas expectativas generadas en las comunidades y las regiones que esperan un alivio a la violencia, no solo pecan de lo que muchos hicieron en el pasado, sino que también corren un serio riesgo de darle la espalda a la gente que lo necesita. Por supuesto, la gente tiene todo el derecho a tener expectativas más altas en el gobierno que les prometió la paz. Hay problemas con confinamientos, continúan los asesinatos de líderes sociales y las restricciones al acceso de ayudas humanitarias hacen más difícil la vida para la gente que está sufriendo. Pero si hay un sector que durante décadas ha sostenido la necesidad de la paz, el respeto de los derechos humanos y ha hecho visible lo invisible, es la sociedad civil. Este músculo de gente que está auténticamente interesado en disminuir la violencia ha sacado a la luz grandes crímenes que de otro modo habrían quedado impunes y hace su mejor esfuerzo para que sus análisis logren el propósito de proporcionar la mejor información para tomar las mejores decisiones. Si me siento orgullosa de algo, es del trabajo conjunto con mis colegas de Pares, Indepaz, de Crisis Group, de CORE, de FIP. No es este sector el que está vociferando verdades a medias. Por el contrario, aún en tiempos muy difíciles, es el que está haciendo todo lo posible por entender la verdad. No cedamos a la tentación de ir a la disputa espuria por los datos.

  • Bitácora # 58: diálogos y negociaciones entre el Gobierno Colombiano y el ELN.

    Semana de19 al 23 de febrero El principal hecho de la semana en este proceso de diálogos y negociaciones entre el gobierno colombiano y el ELN, fue el paro armado promovido por el Frente de Guerra Occidental del ELN, en los Rios San Juan y Baudó, lo cual fue respondido por el Alto Comisionado de Paz Otty Patiño, con una declaración en la que señaló que este paro es un incumplimiento del compromiso pactado en el VI encuentro, sobre cese bilateral de fuego y hostilidades. En el Chocó se vive una crítica situación humanitaria en varias de sus subregiones: Atrato, El San Juan y El Baudó, donde se mantienen confrontaciones entre el ELN y las AGC, esta continuidad de las violencias la sufren las comunidades negras e indígenas. El paro armado fue levantado, las confrontaciones siguen en varios puntos del Chocó, esta situación ha sido respondida por la delegación de gobierno, con una jornada de trabajo este sábado 17 de febrero, liderada por la jefa de la delegación Vera Grabe, hay que ver que sale de esa jornada de trabajo, como cambios en el Chocó, en una perspectiva de alivios para las comunidades. Esta jornada del sábado 17 de febrero tuvo la presencia de la Gobernadora del Chocó, Nubia Carolina Córdoba Curi, varios alcaldes y representantes de las organizaciones afro e indígenas. Los hechos del Chocó, evidencian las dificultades que afronta la política de seguridad y la política de Paz Total: la continuidad de las violencias organizadas, en este caso en el Chocó, los vínculos de agentes estatales, trabajando de manera coordinada con las AGC, ya lo hemos mencionado en esta Bitácora en anteriores oportunidades, denuncia hecha por los obispos del Pacifico en reiteradas ocasiones, no es un tema fácil y muestra los enormes retos en los que se mueve este proceso de paz con el ELN. Si las situaciones de violencias en los territorios no mejora, es muy difícil que la política de Paz Total avance, se requiere distensiones y  respeto por las comunidades y allí el desempeño de la fuerza pública es muy importante y debe ser acompañada por acciones que vayan a los temas centrales del territorio, otro punto clave en el cual el gobierno aún no envía señales contundentes: ¿Qué significa asumir la construcción de estado de derecho en los territorios donde permanecen las violencias organizadas, y en este caso donde permanece el ELN? Antonio Garcia y Pablo Beltran, en entrevistas y declaraciones a medios de comunicación, han sido enfáticos en que se requieren transformaciones, que construyan una visión compartida de paz, como quedó establecido en la agenda pactada en México en marzo del año pasado, sin transformaciones pactadas entre Gobierno Colombiano y el ELN, en una amplia participación, no hay nada sustancial, lo cual nos lleva a afirmar que este proceso va muy lento, que el tiempo pasa y aún no tenemos en Plan nacional de participación y este solo estará formulado en Mayo, lo cual nos deja la preocupación por las transformaciones y los tiempos y recursos para llevarlas adelante. En el debate público siguen los temas de secuestro y el Fondo Bilateral para financiar el proceso de paz, estos temas requieren mejor comunicación por parte del gobierno y mucha acción pedagógica en los territorios, de allí la importancia de la presencia de la delegación del gobierno en el Chocó, lo cual debe ser norma de acción en el gobierno, ir a las regiones a comunicar y motivar el involucramiento de las sociedades regionales en este propósito de construir un conjunto de transformaciones, que hagan posible la construcción del estado social y de derecho. Declaración del Alto Comisionado de Paz Otty Patiño Hormaza "Vera Grabe, jefa de la delegación de gobierno en los diálogos de paz con el ELN, hace un balance de la jornada realizada con autoridades locales y comunidades en Quibdó, Chocó". https://www.lasillavacia.com/red-de-expertos/red-de-la-paz/expertos-opinan-sobre-los-pros-y-contras-del-fondo-multidonante/ EXPERTOS OPINAN SOBRE LOS PROS Y CONTRAS DEL FONDO MULTIDONANTE Delegación del Gobierno ante ELN, en Chocó - Noticias Uno Al Aire Negociadores del Gobierno con ƎLИ viajaron a Chocó para revisar efectos del paro ARM4D0 Iván Cepeda, negociador del Gobierno con el ELN, dice que el cese al fuego es “imperfecto” Una región colombiana marcada por la guerrilla y a merced de las bandas del narco Paro armado no quedó incluido como una violación al cese del fuego: José Félix Lafaurie Segundo día de "paro AЯMAD0" de ƎLИ en Chocó. No hay comida | Noticias UNO ELN suspende paro armado en Colombia tras duras críticas del gobierno ¿Es el momento para garantizar fondos para el ELN? Entrevista a Antonio Garcia, Primer comandante del ELN - ENTREVISTA PARA EL MEDIO BERRIA DE EUSKALERRIA - FEBRERO 2024. https://telegra.ph/ENTREVISTA-PARA-EL-MEDIO-BERRIA-DE-EUSKALERRIA---FEBRERO-2024-02-12 Dialogo en la Red X con Pablo Beltrán, desde la Plataforma de Isegoria de la Universidad de Antioquia https://alairenoticias.com/blog/noticias-arauca-ultima-hora/eln-en-arauca-dice-que-si-apoya-proceso-de-paz/ ELN en Arauca dice que sí están representados en la mesa y apoyan el Proceso de Paz https://ultimasnoticiasarauca.com/director-de-pares-insta-a-comunidad-a-presionar-por-dialogos-de-paz-en-arauca/ Director de Pares insta a comunidad a presionar por diálogos de paz en Arauca En este momento en el #ELN hay una sincronización orgánico política en todas las estructuras y ahí está el #FGOELN, nos sentimos representados en la mesa de diálogos de paz con el gobierno nacional https://twitter.com/fgoriental_eln Agradecer a todas las instituciones y personas que a nivel de Colombia y de la Comunidad Internacional, trabajan para que este proceso de paz se desarrolle y sea exitoso.

  • El encarecimiento de la comida en 2024

    Por: Germán Valencia Instituto de Estudios Políticos de la Universidad de Antioquia El primero de marzo de 2024 se cumplirá un año de continua caída en el nivel de inflación en Colombia. Según cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), el acumulado anual de crecimiento del Índice de Precios al Consumidor (IPC) pasó de 13.34%, en marzo del año anterior —el nivel más alto desde 1999—, a uno de 8.35%, en enero de este año. Y según proyecciones optimistas, está reducción continuará dándose todo el periodo. En un comunicado de prensa, el DANE (https://www.dane.gov.co/files/operaciones/IPC/cp-IPC-ene2024.pdf) mostró que enero de 2024 los sectores que más ayudaron a que el nivel de precios cayera fueron las divisiones de Recreación y cultura, e Información y comunicaciones, que presentaron una caída negativa del -0.21% y -0.12%, respectivamente. Al igual que la Educación, que no varió, y la división de Prendas de vestir y el calzado, que alcanzó la baja cifra del 0.3%. Está es una muy buena noticia para los colombianos. Pues, por un lado, luego del rebrote de la inflación en 2022 y 2023, en este nuevo año el nivel de inflación se sitúa por debajo de los dos dígitos, lo que hace que tengamos una economía cada vez más sana, robusta y mejor manejada monetariamente. Lo que lleva a considerar como muy positivas las acciones de control monetario que viene implementando la Junta Directiva del Banco de la República desde hace un par de años. Y por el otro, el sistema económico le está entregando señales a la ciudadanía de que el tratamiento contra el cáncer de la inflación en Colombia está funcionando. Lo que se considera una la buena noticia para la población, en especial para la más pobre. Pues se le está diciendo que el incremento del IPC no seguirá comiéndose lentamente el poder adquisitivo de compra que obtuvo en enero con el aumento del salario mínimo legal vigente —que fue del 12%—. Resultando un gran respiro en el mejoramiento del nivel de vida en términos reales. Sin embargo, el mismo comunicado de prensa del DANE llama la atención que las divisiones de Transporte, Restaurantes y Bebidas alcohólicas son las que presentan mayor variación mensual, con un cambio positivo en enero de 1.99%, 1.72% y 1.11%, respectivamente. Y con un acumulado anual superior al promedio del IPC en el último año: el Transporte creció el 13.22%, los Restaurantes el 11.70% y las Bebidas del 11.55%. A pesar de que para algunos analistas este comportamiento de los precios por subsectores es normal, quiero dejar planteado que esta variación debe tomarse como una señal de alarma para la economía, en particular para la población de menores ingresos en el país. La variación en el Transporte, los Restaurantes y las Bebidas alcohólicas, al igual que en el rubro de los Alimentos son una señal de que el país este año se enfrentará a una situación de aumento significativo en el costo de los alimentos en general. Como dije, para el Gobierno Nacional —tanto para el Ministerio de Hacienda y Crédito Público como el de Minas y Energía— la variación de la división de Transporte es normal. Para ellos es recurrente que en enero suben los peajes, los sistemas integrados de transporte urbano en las grandes ciudades, la gasolina y los aceites para vehículos, entre otros factores de esta división. Pero lo cierto es que el incremento que viene dándose en la división del transporte es inusual. Durante todo el año 2023 vimos como la gasolina subió su costo, al punto de casi duplicar el precio, debido a la disminución programada del Estado de reducir el subsidio al consumo de este bien y como estrategia para atacar el déficit creciente del Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles (FEPC). Para este año la tarea será similar, pero ahora con el precio del Aceite Combustible Para Motores (ACPM). Este combustible tiene un subsidio similar y, al igual que la gasolina, viene dejando diariamente un hueco fiscal cercano a los 50 mil millones diarios. El Gobierno sabe que debe comenzar de manera urgente con un programa de incremento mensual del precio de este combustible, similar al usado en 2022-2023 con la gasolina, con el objetivo de acabar el subsidio a los transportadores. Como se ha advertido, esta decisión gubernamental causará algunos problemas en el país, entre ellos, el aumento de protestas por parte del sector de los camioneros. Pero el mayor efecto lo tendremos en el aumento del costo de los alimentos. Los camioneros querrán trasladar la disminución del subsidio al ACPM —o el aumento en el precio del combustible— al sistema de costo de su servicio, que en la mayoría de casos es la división de Alimentos y con ello de nuevo a los Restaurantes y Bebidas. Otro componente detonante del aumento del costo de los alimentos en Colombia en 2024 será el que está provocando el fenómeno climático de El Niño. Todos hemos visto y sentido como el calor aumenta cada día más. A pesar de las cortas lluvias en algunos lugares del país, lo cierto es que el fenómeno atmosférico se ha expandido y está afectando los sembrados y plantaciones de las que obtenemos los alimentos que se compran en el mercado. En este sentido, este año asistiremos a una escasez de productos provenientes del campo. El mismo DANE ya reporta alza en el precio de los mangos, las habichuelas y las carnes de aves. Todos ellos productos agropecuarios que utilizamos tanto en los hogares como en los restaurantes y espacios comerciales donde se venden alimentos. En conclusión, el costo de los alimentos que consumimos en Colombia aumentará este año más de lo habitual. Tanto para los que preparamos en casa como para los que se ingieren en los establecimientos comerciales. Veremos este 2024 subir los costos a productos como las frutas frescas, la leche, la mantequilla de vaca, las carnes de res y de aves; y tubérculos como la arracacha o el ñame. Todos ellos reportaron incrementos superiores al nivel de inflación. Este incremento afectará al IPC —aunque lo más seguro es que siga cayendo debido a otros componentes que presionaran su caída—. Pero, sobre todo, reducirá el bienestar y el nivel de vida de la población. Tendremos un año en que la pobreza y el hambre aumentarán. Somos un país donde la mayoría de la población gasta un porcentaje mayor de sus salarios en comida —en promedio un 40%— y, por tanto, el aumento en el precio de los alimentos afecta de forma desproporcionada a la población de menores ingresos. *Este artículo es resultado de las dinámicas académicas del Grupo de Investigación Hegemonía, Guerras y Conflicto del Instituto de Estudios Políticos de la Universidad de Antioquia. ** Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad de la persona que ha sido autora y no necesariamente representan la posición de la Fundación Paz & Reconciliación al respecto.

  • Se calienta la guerra entre Petro y el uribista gobernador de Antioquia

    Por: Redacción Pares Foto tomada de: El País El primer cara a cara entre Andrés Julián Rendón y el presidente fue el 12 de diciembre del 2023. En ese momento el político de la entraña del uribismo aún no se había posesionado como gobernador de Antioquia. Acudía al Palacio de Nariño a una reunión con los 18 gobernador que aún no se habían alineado al gobierno. Ante los micrófonos a Rendón no le tembló la voz para criticar la Paz Total. Buena parte de los grupos delincuenciales con los que el presidente se quiere sentar a dialogar operan en Antioquia. Rendón descalificó el intento de diálogo por parte del gobierno con esas bandas como una imposición: “El imperio de la paz” lo llamó. Este no era más que el prólogo de una pelea que hoy se extiende a otros campos, como la Universidad de Antioquia y el presupuesto vial. A comienzos de febrero, ya posesionado como gobernador, Rendón criticó a esos estudiantes que duran más de 13 semestres haciendo sus carreras en la Universidad de Antioquia. Incluso dejó entrever que estas personas irían al campus universitario a hacer algo más que estudiar. Esto reveló el interés que tiene Rendón en la elección del próximo rector. Petro también estaría interesado en conservar influencia en el campus. Según La Silla Vacía, “ambos mandatarios tiene silla en el Consejo Superior Universitario, pero sus votos no son suficientes para elegir a un rector amigo. La universidad de Antioquia es la segunda más importante del país y este año moverá un presupuesto de 1.6 billones de pesos. El actual rector es John Jairo Arboleda quien busca conseguir por tercera vez la elección. En el 2018 derrotó a una de las fichas claves de Rendón, Mauricio Alviar, quien hoy es el secretario de educación de la gobernación. Arboleda ha sido criticado duramente por el hoy gobernador por lo que él supone posiciones laxas a la hora de combatir el microtráfico que históricamente se ha movido dentro del campus de la universidad. Pero el campus universitario es apenas uno de los terrenos donde se mueve la batalla entre presidente y gobernación. Antioquia necesita cuatro billones de pesos para terminar de construir las vías 4G pero para Petro, después de ver un mapa que le entregó el ministerio de Transporte, estas vías beneficiaría a los más poderosos en Medellín. En una intervención que realizó en la Universidad Industrial de Santander “las líneas más gruesas se hacen entre la población de El Poblado, Medellín, y Rionegro, donde quedan sus fincas. No el aeropuerto, esa es la excusa, sino sus fincas.En el tramo referenciado por el presidente viven personalidades de la farándula nacional e influyentes políticos, entre Álvaro Uribe y J Balvin, por mencionar un par de ejemplos”. En una entrevista en la revista Semana Rendón le contestó al presidente: “Las vías 4G no pasan por donde usted señala. Clave visualizarlas para entender por dónde se construye el desarrollo que conecta el centro y occidente del país con la Costa caribe. Son vías para Colombia, no para los ricos de Antioquia”. Una de las iniciativas que más preocupa al gobierno es la del gobernador Rendón de realizar un referendo para que las regiones puedan tener autonomía fiscal y no depender del gobierno nacional para obtener recursos. Rendón ha afirmado que el gobierno Petro estaría castigando a Antioquia. En las últimas horas Rendón anunció un refuerzo de lujo en su equipo para realizar esta iniciativa: Jorge Iván González, ex director del DNP, se sumará a sus filas. Este referendo le ha traído críticas al actual gobernador. Hay voces que afirman que se trataría de un intento de federalización, de independencia de Antioquia de Colombia, una propuesta controversial que han esgrimido personajes tan cuestionables en el pasado. En una entrevista realizada por El Tiempo se le pregunta sobre esto y Rendón responde: “A mi me gusta el Federalismo, pero no estoy embarcado en eso. Es una discusión que ha sostenido el país en los últimos 200 años. Incluso en una discusión, hemos tenido guerras y ha habido violencia. Estamos hablando sólo de inducir un cambio en el artículo 298”. Para hacer este referendo Rendón debe recoger dos millones de firmas pero para asegurarlo, el actual gobernador afirma que recaudará el doble, cuatro millones. Otra de las propuestas de Rendón choca de lleno con la ideología de Petro, la de crear frentes ciudadanos de seguridad, algo que realizó mientras fue alcalde de Rionegro. Sus detractores afirman que esto es sólo un intento para revivir las CONVIVIR, los grupos ciudadanos creados durante la gobernación de Alvaro Uribe a mediados de los noventa. Mientras fue alcalde de Rionegro la Procuraduría le abrió una investigación por presuntas irregularidades en la contratación del Sistema Integrado de Transporte Público Colectivo de Rionegro (Sitirio). En su equipo de campaña cuenta con pesos pesados del uribismo como la senadora Paola Holguín y el representante Hernán Cadavid.

bottom of page