Claro que hay por quien votar

Por Ariel Ávila, subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación


Desde el mes de diciembre de 2017 la Fundación Paz y Reconciliación, y yo, en mis columnas, comenzamos una ardua tarea de develar quiénes son los candidatos a las diferentes Cámaras y al Senado que tienen vínculos con actores ilegales, están envueltos en escándalos de corrupción o son herederos de estructuras políticas criminalizadas.

Poco más de 80 candidatos aparecieron en lista. La mayoría de ellos a pesar de los escándalos de corrupción saldrán reelegidos. Casi todos los envueltos en el carrusel de Odebrecht ganarán, al igual que los del cartel de la hemofilia, el sida o los enfermos mentales. Los que están presos se encargaron de poner a sus hijos, hijas, hermanos o cualquier socio o familiar para que los reemplazaran en la curul. No habrá renovación en el Congreso de la República. Serán los mismos con las mismas, y los buenos congresistas serán una minoría.

Los grandes responsables de que esto ocurra son los ciudadanos que se quejan de la corrupción y votan por los corruptos o por los partidos que los avalan. Otros ciudadanos, piensan que votando en blanco o no votando hacen un ejercicio de desobediencia civil, lo cual es una creencia falsa. En la vida real, bajo las actuales condiciones, el no votar o votar en blanco es entregarle el país a las maquinarias. Otra de las ideas que hace mucho daño, es que generalmente, los partidos políticos que avalan más cuestionados colocan uno que otro candidato bueno, y mucha gente vota por ese candidato ejemplar, pero bajo nuestro actual sistema electoral eso lo que termina es jalonando a los bandidos. Por eso, aunque por ejemplo, exista gente buena en el partido liberal, no votaría por esa lista, porque al final se terminaría apoyando a bandidos.

Por los partidos que nunca votaría en orden de bandidaje son Cambio Radical, Centro Democrático, Partido de la U, Conservador y Liberal. Pero a pesar de este panorama hay gente muy buena y partidos que han logrado construir una base importante de políticos. Hay para todos los gustos de centro derecha, de centro y centro izquierda, a continuación los mencionaré.

A senado votaría por los siguien