top of page
  • Redacción Pares

Ya hay fecha para apertura de la frontera colombo-venezolana

Por: Katerin Erazo, periodista


El presidente Gustavo Petro anunció que el 26 de septiembre será la fecha de apertura de la frontera entre Colombia y Venezuela, para reanudar las conexiones con el país vecino.



Así mismo lo anunció el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, quien celebró el reinicio de la cooperación entre ambos países.



La frontera fue cerrada a la circulación de vehículos en agosto de 2015 por el presidente venezolano, Nicolás Maduro, que después rompió relaciones con Colombia en febrero de 2019, una diferencia que empieza a quedar atrás con el nuevo mandato del actual presidente de Colombia, Gustavo Petro.


Esta frontera concentra tres pasos fronterizos los cuales son: Cúcuta-San Antonio de Táchira, Maicao-Zulia y Arauca-Apure. Tras la ruptura de las relaciones, hubo un incremento del flujo migratorio de venezolanos hacia Colombia.


Además, según la Línea Democracia y Gobernabilidad de la Fundación Paz & Reconciliación (Pares), la total ausencia de presencia estatal colombiana y venezolana en la frontera, consolidó en las regiones fronterizas dinámicas ilegales, que se fueron reflejando en el flujo ilegal de mercancías, personas, armas, etc., intensificando las dificultades económicas y alimentando las condiciones para el fortalecimiento de mercados y actores ilegales.


La frontera entre Colombia y Venezuela se encuentra bajo control del ELN y otras estructuras armadas ilegales, las cuales mandan más y de manera más eficaz que las fuerzas armadas estatales, como asegura la Línea Migración y Frontera de Pares, la cual dice que hay una amplia evidencia que demuestra el control efectivo que estas organizaciones tienen sobre el territorio.

Por esta razón, teniendo en cuenta la política de la Paz Total del gobierno Petro, se deben reabrir las relaciones con Venezuela, para contar con su apoyo frente a esto, de lo contrario, podría seguir afectando particularmente el comercio de ambos países y la seguridad.

Nataly Triana Guerrero, asistente de investigación de la Línea Democracia y Gobernabilidad de Pares, mencionó que la reapertura es el primer paso para una reducción de pasos de cruces ilegales, que posiblemente pueden disminuir las violaciones del derecho internacional y de los derechos humanos. Además, resaltó que está implicaría obligatoriamente una colaboración policial y judicial entre ambos países.

Socorro Ramírez, posdoctorado en relaciones internacionales y experta académica en la relación Colombia-Venezuela, mencionó en una entrevista con Pares que reconstruir esta relación binacional implica que cada país tenga capacidad para atender a sus nacionales en el otro país, y también resaltó la importancia de la reactivación de los puentes internacionales, para que fluya el comercio legal y la reconstrucción de las interacciones económicas.

Ramírez también mencionó que la comunicación entre las autoridades locales, alcaldes o alcaldesas y gobernadores de municipios y regiones fronterizas, es clave para esta reapertura. Así mismo, los gremios económicos y las cámaras de comercio, los cuales deberán coordinar sus actividades.


Otro punto de vista sobre este tema, es del director de la Cámara Colombo Venezolana y actual ministro de comercio, industria y turismo de Colombia, Germán Umaña, quien dice que esta reapertura se puede analizar en dos etapas; la primera es reconstruir la confianza en las fronteras, la cual se podría lograr a medida que se recuperen los indicadores sociales para la recuperación de la ciudadanía binacional, mejorando las condiciones de empleo, aumentando la seguridad y los derechos humanos y la disposición del sistema al servicio de los que produzcan.

La segunda es perfeccionar los acuerdos de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI) en un periodo corto, con el fin de dar más seguridad jurídica al acuerdo binacional y no solo en los temas de defesa comercial, sino en temas de fronteras, para mejorar indicadores sociales e institucionalidad.


“Vamos a construir y para allá vamos, ese es el esquema virtuoso que se está presentando y no hay otra forma sino de mirar positivamente el futuro de la integración de Colombia y Venezuela”, mencionó Umaña.


Reconstruir las relaciones con Venezuela implicaría tener unos acuerdos, con el nuevo mandato de Gustavo Petro se espera que ambos mandatarios sigan trabajando de la mano para que no solo trabajen con la reapertura de la frontera, sino también se apunte a construir la política de la Paz Total que el nuevo gobierno ha venido trabajando.

bottom of page