Petro visita algunas regiones afectadas por la violencia

Por: Katerin Erazo, periodista


En sus primeros 30 días de gobierno, Gustavo Petro ha visitado distintas regiones del país que históricamente han sido afectadas por el conflicto o han sido olvidadas por el Estado: Chocó, Catatumbo, La Mojana, Providencia, sur de bolívar y Buenaventura, han sido algunos de sus destinos.


Su última visita fue al municipio de Santa Lucía, Atlántico, el pasado 08 de septiembre. Allí, Petro planteó que el país deberá evaluar y debatir con rapidez una posible emergencia económica para no llegar, en sus términos, a un estado de hambre por causa de la crisis climática, pues, según meteorólogos, las lluvias podrían aumentar en los próximos tres meses, afectando la seguridad alimentaria de múltiples comunidades.


El primer viaje que hizo Petro como jefe de Estado fue a Quibdó, capital del departamento del Chocó, una de las poblaciones más importantes en la región del Pacífico del país, donde escuchó las necesidades de las comunidades y visitó algunas víctimas de la violencia. Durante esta visita, el presidente lanzó la Política Integral de Seguridad Humana, que bajo el concepto de Isaac Morales, Coordinador de la Línea Convivencia y Seguridad Ciudadana de la Fundación Paz & Reconciliación (Pares), esta política pone a las personas en el centro de las gestiones que debe hacer la institucionalidad para garantizar todas las condiciones de seguridad del ser humano, el mandatario enfoca esta política en el desarrollo de las acciones que quiere implementar en materia de seguridad, de acuerdo a los contextos que se vivan en cada una de las regiones del país.

“La fuerza pública tiene unas competencias, unas responsabilidades, pero no logra en sí misma solucionar de manera definitiva los problemas de violencia en una región como Chocó”, resaltó Gustavo Petro durante su viaje al Chocó.


El mandatario también estuvo visitando El Tarra (Norte de Santander), un municipio donde ganó las elecciones con el 81,18% de los votos a favor. Según la Línea Migración, Región y Frontera de Pares, los catatumberos calificaron como histórica su visita, debido a que ningún jefe de Estado había pisado esas tierras. Allí, Gustavo Petro propuso un tránsito para esta subregión: abandonar el primer lugar de exportación de cocaína en el mundo para convertirse en la Capital Nacional de la Paz. Hablo de disminución sustancial de la hoja de coca, dejación de armas por parte de los grupos ilegales y construcción de la universidad pública en el Catatumbo, generando efusividad en los pobladores.


Durante sus viajes por las regiones, Petro llegó a la isla de Providencia, donde tuvo un encuentro con los líderes y lideresas sociales y raizales, logrando dialogar sobre el proceso de reconstrucción de la isla, tras el impacto del huracán lota. El presidente ordenó la reconstrucción económica de la isla, por medio de la industrialización de la pesca raizal.


Después, luego del asesinato de los 7 policías en el corregimiento de San Luis (Neiva), Gustavo Petro se dirigió a este municipio, sosteniendo un diálogo con la comunidad, liderando un consejo de seguridad con la cúpula militar y policías, y anunciando una inversión en materia de salud, conectividad, educación y mejoramiento de la carretera; afirmando que esta inversión sería un eje de transformación por medio de la contratación con la comunidad.


Finalmente, el primer mandatario lideró el pasado 06 de septiembre un Consejo Integral de Seguridad Humana y la instalación de un Puesto de Mando Unificado (PMU) por la Vida en el distrito de Buenaventura ante la preocupación por parte de los líderes y lideresas sociales por la violencia que se sigue presentando en la ciudad. Luego de concluir la jornada, Petro manifestó que una solución para este puerto del pacífico es enfrentar el lavado de activos y la exclusión social.


Las visitas que ha realizado el mandatario demuestran su compromiso e interés por las regiones del país, pues son municipios que han sido completamente olvidados por la institucionalidad. Además, es algo simbólico que en sus primeros días de mandato haya priorizado estas zonas que han sido tan golpeadas por la violencia y que incluso otros presidentes han preferido evitar por temas de seguridad.