Luchando contra el margen de error: Betancourt, Gómez y Rodríguez

Por: Ernesto Medrano, Asistente de investigación

Línea de Democracia y Gobernabilidad


La carrera presidencial ha estado marcada por la polarización y la ausencia de debates sobre las propuestas y programas de gobierno de los candidatos. Gustavo Petro, Federico Gutiérrez, Rodolfo Hernández y Sergio Fajardo compiten por seducir el voto de los ciudadanos de cara a la primera vuelta presidencial; mientras que la intención de voto sumada por Íngrid Betancourt, Enrique Gómez, Luis Pérez y John Milton Rodríguez, no supera el margen de error (3,2%) en las encuestas. De hecho, Luis Pérez renunció a su candidatura.


La competencia entre estos candidatos no sería solo por el margen de error. Cabe recordar casos como el de Humberto de la Calle, quien, en 2018, no alcanzó el umbral del 4% de los votos válidos, razón por la cual tuvo que pagar una deuda millonaria por los anticipos que le fueron entregados por el Estado. En esta oportunidad, ante un escenario de 19,5 millones de votos válidos, si los candidatos no superan los 780 mil votos (el 4% del umbral aproximado), tendrían que reponer de sus bolsillos el dinero de los anticipos.


Gráfico No. 1

Intención de voto según la encuesta Yanhass. Imagen tomada de: Encuesta Yanhass, 2022



Íngrid Betancourt Pulecio

Betancourt es politóloga del Instituto de Estudios Políticos de París y Magíster en Comercio Exterior y Relaciones Internacionales. Fue representante a la Cámara en 1994 avalada por el Partido Liberal. Sin embargo, tras el proceso 8.000 en el que el candidato presidencial del Partido Liberal, Ernesto Samper, habría recibido dineros del Cartel de Cali para las elecciones presidenciales de 1994, la entonces congresista decidió hacer una huelga de hambre y retirarse del partido, creando a su vez el partido Verde Oxígeno. En las elecciones presidenciales de 1998, Betancourt decidió apoyaral candidato del Partido Conservador Andrés Pastrana, como símbolo de la oposición al Partido Liberal representado por Horacio Serpa en los comicios electorales.


- El secuestro.


Luego de su apoyo a Pastrana en las elecciones presidenciales de 1998, Betancourt renunció al Senado, para lanzar su candidatura presidencial para el periodo 2002 – 2004 con el partido Verde Oxígeno. En las elecciones locales de 1999, Verde Oxígeno alcanzó la alcaldía de San Vicente del Caguán, justamente en donde se habían llevado a cabo las negociaciones de paz entre el presidente Pastrana y la guerrilla de las Farc. Pero tras el fracaso de las negociaciones de paz, Betancourt decidió solidarizarse con su alcalde y fortalecer su candidatura desplazándose hasta San Vicente del Caguán, donde fue secuestrada por las Farc, en 2001.


Después del secuestro de Betancourt, su familia y compañeros políticos decidieron mantener la candidatura y se presentaron a las elecciones del 2002, obteniendo 53.922 votos que representaban el 0,46% de los votos. A pesar de los fuertes ataques de la candidata a Serpa y a Uribe, acusando de corrupción al candidato liberal y de tener vínculos con paramilitares a Uribe, estos candidatos obtuvieron las votaciones más altas y Álvaro Uribe ganó la presidencia con 5.862.655 votos, equivalentes al 53% de los votos totales.


El 2 de julio 2008 Ingrid Betancourt fue liberada junto con otras catorce personas: tres empresarios estadounidenses, siete militares y cuatro miembros de la policía nacional. Después de 6 años y cuatro meses de cautiverio, Betancourt recobró la libertad tras la operación ‘Jaque’, liderada por el entonces ministro de Defensa, Juan Manuel Santos.

- El regreso de Betancourt a la contienda electoral.


Tras la decisión del Consejo Nacional Electoral de devolver la personería jurídica a los partidos que fueron víctimas de la violencia política en el país, el Nuevo Liberalismo, Salvación Nacional y el partido Verde Oxígeno recobraron el reconocimiento político dentro del sistema democrático.

Íngrid Betancourt (Verde Oxígeno) y Luis Gilberto Murillo fueron los últimos en incorporarse a la Coalición Centro Esperanza, con el objetivo de fortalecerla. Sin embargo, debido a las diferencias irreconciliables con Alejandro Gaviria, pues Betancourt consideró que no se debían permitir las “zonas grises” sobre las alianzas con las maquinarias políticas, la candidata decidió continuar la carrera hacia la presidencia como independiente.


- Íngrid Betancourt se retira de la Coalición Centro Esperanza.





Después de la salida de Betancourt de la Coalición de la Esperanza, Sergio Fajardo sostuvo que la candidata le había hecho mucho daño a la coalición de centro. Incluso afectó a la coalición limitando la participación en campaña de los congresistas electos Humberto de la Calle y Daniel Carvalho, que fueron avalados por el partido de Betancourt, Verde Oxígeno. Tras la ruptura de la coalición con Betancourt, los congresistas avalados de por Verde Oxígeno no pueden apoyar públicamente a Sergio Fajardo, porque incurrirían en doble militancia.


A pesar de las constantes referencias sobre las maquinarias políticas, Betancourt se reunió con el expresidente Álvaro Uribe, luego de que este la defendiera tras las críticas que recibió la candidata desde el centro.


En el congreso Betancourt logró las dos curules de Carvalho y de la Calle, pero su sobrina, Anastasia Rubio Betancourt, se quemó en las elecciones como candidata a la Cámara por Bogotá. Por esta razón, no habría una completa disciplina de partido, pues ninguno de los congresistas de Verde Oxígeno se siente a gusto en ese partido.


- ¿Para dónde va Íngrid?


El partido Verde Oxígeno no logró tener una representación en el Congreso disciplinada, ni cosechó buenas relaciones con la Coalición Centro Esperanza, debido a los reiterados cuestionamientos de Íngrid Betancourt al entonces candidato, Alejandro Gaviria, lo que no le daría margen de acción a la candidata presidencial que cuenta con el 1% de intención de voto, de acuerdo con la última encuesta.


Si bien el partido Verde Oxígeno avaló a los congresistas Humberto de la Calle y Daniel Carvalho, la ruptura dejó maniatados a los congresistas que apoyan a Fajardo, pero no pueden respaldar la candidatura del candidato de centro, porque incurrirían en doble militancia. Esto significa que, por fuera de la Coalición de la Esperanza, Betancourt no tiene opciones claras de subir en la intención de voto, pero sí logra afectar a la campaña de Sergio Fajardo, impidiendo que sume una voz tan importante como la de Humberto de la Calle.


Enrique Gómez Martínez


Gómez es abogado de la universidad Sergio Arboleda de Bogotá. Ha estado apartado de la vida política del país, pero tras la decisión del CNE de retornar la personería jurídica al Movimiento de Salvación Nacional, fundado por su tío Álvaro Gómez Hurtado, se inscribió como candidato presidencial, acompañado por Carlos Cuartas Quinceno como fórmula vicepresidencial.


Ha sido director jurídico, árbitro y secretario del Centro de Conciliación y Arbitraje de la Sociedad Colombiana de Ingenieros. Ha sido Gerente General de la Revista Síntesis Económica, Director Administrativo del Noticiero 24 Horas y docente universitario en las áreas de Derecho Laboral Colectivo y Derecho Indiano, así como profesor del CESA. Es miembro de la Asociación Colombiana de Derecho de Seguros Acoldese y ha sido miembro de la Junta Directiva de Adpostal, Sociedad Portuaria de Santa Marta, Avidanti, Bimedco, Informese, Los Tres Elefantes e Indufrial.


- Un corto recorrido político.


Gómez Martínez es el director ejecutivo de la Fundación Álvaro Gómez Hurtado desde donde ha liderado la investigación del asesinato de su tío Álvaro Gómez Hurtado, quien en vida fue líder político y periodista. Así mismo, es el abogado que representa a la familia Gómez en el caso del magnicidio del político conservador.


El retorno de la personería jurídica para el Movimiento de Salvación Nacional y el alcance mediático de las revelacionessobre el magnicidio de Álvaro Gómez Hurtado, impulsaron la candidatura de Enrique Gómez hacia la presidencia. Sin embargo, el candidato no ha logrado atraer al electorado nacional y, de acuerdo con la reciente encuesta de Yanhass, Gómez cuenta con el 0,3% en la intención de voto de los colombianos.


En las elecciones legislativas, el Movimiento de Salvación Nacional presentó 77 candidatos a Senado y Cámara propios y en coaliciones con el Partido Conservador, Colombia Justa Libres y el partido Mira. De estos, Salvación Nacional presentó 69 candidatos propios, 16 a Senado y 53 a Cámara. Sin embargo, ninguno alcanzo la curul, por lo que el partido no logró escaños en el Congreso. Es decir, no cuenta con el respaldo electoral, congresistas electos, ni capacidad de establecer alianzas sólidas.



John Milton Rodríguez


Rodríguez es Ingeniero Industrial con máster en Gestión Pública de la Universidad de los Andes. Es parte de la Junta Directiva Internacional del Church Growth lnternational en Seúl – Corea del Sur, fundador de la Universidad CUDES y de la Fundación Misión Paz, una organización con más de 25.000 miembros.


En 2017 Rodríguez fue uno de los cofundadores del movimiento Colombia Justa Libres, que participó en las elecciones legislativas de 2018, alcanzando cerca de 500.000 votos por medio de una lista cerrada que les permitió conservar la personería jurídica y alcanzar tres curules en el Senado y una curul en la Cámara de Representantes.


-Rodríguez por la presidencia.


Si bien los partidos cristianos no están del todo cohesionados en Colombia, su estrategia de cara a las elecciones legislativas fue la conformación de una coalición que les permitiera alcanzar el umbral electoral y conservar la personería jurídica. La coalición entre Colombia Justa Libres y el partido Mira dio resultado, pues esta coalición logró obtener cuatro senadores y una representante a la Cámara. Adicionalmente, Colombia Justa Libres realizó alianzas departamentales por medio de coaliciones con el Partido Liberal, Cambio Radical y el Partido de la U, lo que les permitió ampliar la representación departamental en tres curules más. Es decir, Colombia Justa Libres alcanzó cuatro curules en Cámara y cuatro en Senado.



Luis Pérez Gutiérrez – renunció


Pérez es Ingeniero Industrial de la Facultad de Minas de Medellín de la Universidad Nacional de Colombia, cuenta con un máster en Matemáticas de la Universidad Nacional de Colombia y un máster en Estadística e Investigación de Operaciones de la Universidad de Míchigan, en EE.UU. Fue rector de la Universidad de Antioquia en la década de los 90, y en 1993 fue nombrado director del ICFES por el expresidente César Gaviria. Fue Secretario de Educación en la alcaldía de Sergio Naranjo entre 1995 y 1997.


En 1997 logró el respaldo del Partido Liberal para lanzarse a la alcaldía de Medellín, pero fue derrotado por el conservador Juan Gómez Martínez en 1998. En 2001 derrotó a Sergio Naranjo y alcanzó la alcaldía de Medellín para el periodo 2001 - 2004, por el que es recordado en la Comuna 13, por la Operación Orión. En esta operación militar se configuró una alianza entre la institucionalidad representada por la fuerza pública y miembros encapuchados pertenecientes a grupos paramilitares (CNMH, 2015). De acuerdo con alias ‘Don Berna’, entre el 16 y 19 de octubre de 2002, tropas de la IV Brigada, en compañía de paramilitares, realizaron el operativo militar urbano más grande de la historia: ‘La Operación Orión’, en donde hubo 88 homicidios y más de 600 víctimas.


Pérez volvió a aspirar a la alcaldía de Medellín en 2007 y 2011, pero en ambas candidaturas fue derrotado. Primero contra Alonso Salazar, quien contaba con el apoyo de la entonces primera dama, Lina Moreno de Uribe. A pesar de que en 2010 Pérez hizo una alianza con el candidato presidencial Juan Manuel Santos, para ser su coordinador de campaña, volvió a perder la alcaldía de Medellín contra Aníbal Gaviria, en 2011.

En 2015 Pérez llegó a la Gobernación de Antioquia, después de haber sido nuevamente coordinador regional de la campaña de Juan Manuel Santos en 2014. Pérez fue avalado por el Partido Liberal y Cambio Radical y obtuvo 819.389 votos, lo que le significó la elección como gobernador de Antioquia, superando al candidato del Centro Democrático Andrés Guerra Hoyos por 206.314 votos.


En 2019, Pares encontró un sofisticado mecanismo de corrupción en la que el entonces gobernador Luis Pérez habría creado una empresa de economía mixta, llamada Valor +, con recursos del Instituto para el Desarrollo de Antioquia – IDEA. En este entramado, Pérez habría logrado mover los recursos públicos, saltándose las exigencias de contratación pública. Adicionalmente, Pérez tuvo que afrontar las investigaciones por el desastre de Hidroituango.


- Carrera presidencial 2022.


Luis Pérez renunció a su candidatura presidencial tras las declaraciones de alias ´Otoniel´ en la JEP, en las que lo vincula con el paramilitarismo, junto con otras 63 personas más. Esto sumado al rezago en las encuestas, que denotan el fracaso de la candidatura de Pérez con una intención de voto del 0,3%, muy por debajo del margen de error.


Sin margen de error


Es claro que las candidaturas de Íngrid Betancourt, Enrique Gómez, Luis Pérez y John Milton Rodríguez no tienen ninguna posibilidad de dar la sorpresa en las elecciones del 29 de mayo. Sin embargo, hay algunos elementos que resultan interesantes del análisis de los coleros del pelotón electoral.


Íngrid Betancourt, se cerró la puerta de la Coalición Centro Esperanza, después de haber elevado su autoridad moral sobre los intereses colectivos de la coalición de centro. Por su parte, Enrique Gómez y John Milton Rodríguez se enfrentan a una difícil contienda electoral, en la que según la más reciente encuesta, ambos se encuentran lejos de alcanzar el margen de error. Esto quiere decir que estos candidatos tendrán que tomar la decisión de continuar o apartarse de la competencia, para suscribir acuerdos con los candidatos llamados a pasar a la segunda vuelta. De hecho, en la coalición Mira - Justa Libres, la mayoría de los congresistas elegidos ya han mostrado su respaldo a la candidatura de Federico Gutiérrez.


Finalmente, tras la decisión de Luis Pérez de retirarse de la competencia por la presidencia, surge el interrogante sobre si finalmente llegará al Pacto Histórico o se decanta por seguir la directriz de su viejo aliado político, César Gaviria, de acompañar a Federico Gutiérrez.