En Palmira, la Alianza Verde derrota al “caicedismo”