top of page

Un ex nazi y un ex comunista se dan la mano

Por: Redacción Pares



A los 14 años el español David Saavedra vio un discurso de Hitler y quedó prendado. Empezó a investigar por su cuenta y a pesar de las respuestas vagas que le daban los adultos sobre ese personaje, se adhirió al nazismo. Su experiencia la cuenta en el libro Memorias de un ex nazi.


Los años lo fueron centrando y le hicieron entender que la radicalización no era el camino. Al otro lado del océano un adolescente llamado León Valencia se impresiona con las historias del “Che” Guevara y Camilo Torres que le cuenta un sacerdote en el apartado pueblo de Andes, Antioquia. La lucha de clases llevaría a León Valencia a militar durante siete años en la insurgencia. Su experiencia en la guerra la cuenta en su excepcional libro de memorias Años de guerra. Tanto David como León fueron encontrando una salida al extremismo y hoy ambos son referentes de reconciliación.


 En este texto publicado en el portal InnContext se hace una reflexión sobre los extremos. La radicalización es el callejón sin salida de las democracias, es una lectura necesaria en los días en donde el fanatismo y la bilis priman a la hora de opinar sobre política.


Este es el texto completo


Comments


bottom of page