Ministerio del Interior, Alfonso Prada

Por: Línea Democracia y Gobernabilidad


José Antonio Ocampo nació en Cali el 20 de diciembre de 1952. Es economista y sociólogo egresado de la Universidad de Notre Dame en Estados Unidos. Es doctor en economía de la Universidad de Yale y en 1988 recibió el Premio Nacional de Ciencias “Alejandro Ángel Escobar”.


Ha sido profesor de economía en la Universidad de los Andes y de historia económica en la Universidad Nacional. También fue profesor visitante en la Universidad de Cambridge, Oxford y Yale y ha sido reconocido por la calidad de sus producciones académicas en temas como la macroeconomía, la política monetaria, el comercio internacional y el desarrollo económico.

La experiencia de Ocampo en el sector público está marcada por haber sido ministro en dos oportunidades: entre 1993 y 1994 fue ministro de agricultura del gobierno de César Gaviria y entre 1996 y 1997 fue ministro de hacienda del gobierno de Ernesto Samper. Adicionalmente, entre 1994 y 1996 fue el director del Departamento Nacional de Planeación.


Luego de su paso por el sector público, José Antonio Ocampo trabajó en organizaciones internacionales dedicadas a los temas económicos. Entre 1998 y 2003 fue secretario ejecutivo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y en 2003 fue nombrado por Kofi Annan como el secretario general adjunto de las Naciones Unidas para asuntos económicos y sociales, cargo en el que fungió como director del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU, DESA. Estos cargos lo hicieron merecedor de ser el colombiano que ha ocupado el más alto cargo dentro de la Organización de las Naciones Unidas.


Esta trayectoria condujo a que en 2012 Ocampo estuviera en la terna final para dirigir el Banco Mundial y en 2017 Juan Manuel Santos lo nombrara codirector del Banco de la República hasta su renuncia en 2020.


Antes de ser nombrado por el presidente Gustavo Petro como ministro de hacienda y crédito público, fue el codirector de la Especialización en Desarrollo Económico y Político de la Escuela de Asuntos Internacionales y Públicos de la Universidad de Columbia, así como miembro del Comité de Pensamiento Global y copresidente de la Iniciativa para el Diálogo de Políticas.


El nombramiento de José Antonio Ocampo como ministro de Hacienda fue aceptado por sectores políticos y económicos como un mensaje de tranquilidad que busca enviar el gobierno entrante, ahuyentando los rumores de expropiación o detrimento de la propiedad privada; la designación generó reacciones positivas desde todos los sectores políticos y empresariales, resaltando siempre el perfil técnico de José Antonio Ocampo.

¿Cuáles son los retos del ministro de hacienda entrante?

  1. Formular y tramitar con éxito la reforma tributaria que el país necesita para el sostenimiento económico y la ampliación del gasto público, recordando que una de las propuestas más relevantes y controversiales de la campaña presidencial de Gustavo Petro es su ambiciosa propuesta económica.

  2. Trabajar en la estabilización de las finanzas públicas del Estado colombiano.

  3. El ministro entrante debe buscar los mecanismos necesarios para tranquilizar a los sectores económicos nacionales e internacionales, apaciguar los mercados y hacer partícipes del proyecto económico al empresariado colombiano.

Semáforo de políticas públicas En el marco del balance de las comisiones de empalme entre el gobierno entrante y el gobierno saliente, se definieron las políticas susceptibles de continuar o que deben ser repensadas para el cuatrienio 2022-2026. En el balance se definieron las políticas, programas y proyectos que se cambiarán y las que se mantendrán.

¿Qué se cambiará?

  1. Se eliminará la política de Días sin IVA.

  2. Se revisará la continuidad del Programa de Apoyo al Empleo Formal (PAEF) y su modificación hacia una política de creación de empleo consistente con el programa de gobierno.

  3. Se analizarán y revisarán las exenciones y beneficios tributarios otorgados en las últimas dos reformas tributarias (Ley de Inversión Social, 2021; Ley de Crecimiento Económico, 2019) y en la Ley de Turismo.

¿Qué se mantendrá?

  1. Se mantendrá la política de transferencias monetarias para la población en condición de pobreza y vulnerabilidad, ampliando su cobertura y monto. Así mismo, se unificarán las distintas transferencias en un único programa.

  2. Se buscará la continuidad de la política de matrícula cero mientras que se tramita la reforma educativa y se consolida la política de educación superior pública y gratuita del nuevo gobierno.