La jugadita que no le salió a Richard Aguilar: su proceso sigue