La captura de Keyrineth Fernández, una ilustración del narcotráfico en Zulia, Venezuela

Por: Camilo Díaz Suárez

Investigador Nacional – Línea de Democracia y Gobernabilidad


Tras la captura de Keyrineth Fernández, alcaldesa del municipio Jesús María Semprum, del estado del Zulia, Venezuela, por posesión y tráfico de droga; en los próximos 30 días deben convocarse nuevas elecciones.


De acuerdo al artículo 87 de la Ley Orgánica del Poder Público Municipal, cuando un alcalde sea detenido, la suplencia debe ser designada por el Concejo Municipal, excepto cuando se haya dado antes de tomar posesión del cargo o antes de cumplir la mitad del período legal. Cuando es este caso, corresponde al Consejo Nacional Electoral (CNE) convocar a unas nuevas elecciones.


A la espera de las nuevas elecciones, es manifiesta la alerta por la existencia de una red de narcotráfico, que implicaba a la exalcaldesa Keyrineth Fernández, en un estado que se ha enfrentado al aumento del este fenómeno; es un corredor estratégico para el traslado de cocaína.

Keyrineth Fernández, crónica de una captura anunciada


El operativo 'Manos de Hierro', cuyo propósito era desmantelar la red de narcotráfico que operaba en los estados Zulia y Falcón, condujo a la captura de los diputados Taína González, militante del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), y Luis Viloria Chirinos, vinculado al oficialismo, junto con la alcaldesa Keyrineth Fernández.


Keyrineth Selenia Fernández Epieyu fue elegida alcaldesa del municipio Jesús María Semprún por primera vez en 2017 con 6.413 votos y avalada por el PSUV, y fue reelegida en los comicios electorales de noviembre del 2021 con 5.905 votos.


Su proceso de elección estuvo rodeado de denuncias, que ya hacían cuestionable su posesión como alcaldesa. El secretario político del Partido Comunista de Venezuela, Gustavo Lara, había denunciado que el día de las elecciones, cuerpos policiales imposibilitaron que en centros de votación el proceso se desenvolviera de forma democrática, por ser, presuntamente, afines a Fernández.


De igual forma, Eraima Varela, presidenta de la Junta Electoral del municipio, denunció que en el proceso electoral del 21 de noviembre del 2021 existió una serie de irregularidades,e entre estos, como que funcionarios del Plan República y personas adscritas al CNE permitieron que personas ejercieran el voto presentando solo la fotocopia de la cédula o el carnet de la patria. Además, señaló que cuerpos policiales le impidieron supervisar la instalación de las máquinas, el día 19 de noviembre y en varios casos no les dejaron pasar a los centros de votación. Por este tipo de hechos, se consideró que en el municipio el proceso y el resultado fueron manipulados.


La Fundación Paz & Reconciliación (Pares) ya anunciaba en el informe “La salud de la democracia en Venezuela: Elecciones del 21N y su impacto en la frontera”, que en Venezuela existe un ventajismo institucional con el cual se da un favorecimiento político que afecta la transparencia e imparcialidad de los procesos electorales. Esto se da, en parte, mediante la utilización de mecanismos de cooptación de votos como el uso del carnet de la patria, una estrategia clientelar que se ha utilizado para conseguir votos negociando los “beneficios” que se pueden obtener quienes lo tengan. Además, el uso de fuerzas policiales a manos del oficialismo también se ha utilizado como forma de obtener una ventaja electoral. Este parece ser el caso de la elección de Keyrineth Selenia Fernández Epieyu.


Se presume que tras las irregularidades presentadas en las elecciones del municipio existían intereses particulares para construir una red de narcotráfico sólida. En este entramado, Víctor Julio Cano Páez, colombiano, se encargaba de captar a funcionarios públicos de elección popular para que hicieran parte de la red.


Según el exalcalde de Maracaibo, Giancarlo Di Martino, el grupo detrás de la red se trata de Timberland 404, que utiliza los corredores en el estado de Zulia para sacar droga hacia Estados Unidos y Europa. La captura el año pasado de Cano Páez fue el primer golpe que sufrió la red descubierta.


El Zulia, un corredor de droga


La captura de Keyrineth Selenia Fernández Epieyu es un indicio de lo permeado que está el estado por el narcotráfico, ya que se ha convertido en un enclave estratégico para grupos delincuenciales dedicados al tráfico de droga.

Fuente: InSight Crime

La posición estratégica del estado, con salida al Mar Caribe por el Lago Maracaibo, lo vuelve un punto importante para los envíos de droga que salen desde Colombia. De acuerdo con Panorama, hay dos rutas identificadas. La “Ruta Caliente”, que pasa por Zulia hasta su capital, Maracibo, y la “Ruta Fría”, que comienza en el municipio de San Cristóbal y llega hasta Caracas.


Además, el estado de Zulia tiene cercanía con la subregión colombiana del Catatumbo, una zona que, de acuerdo a InSight Crime, ha tenido uno de los mayores crecimientos de cocaína en Colombia. Precisamente por su ubicación, ha tenido un crecimiento en la presencia de grupos armados colombianos como el ELN y disidencias de las FARC.


En este contexto, tras la captura de Keyrineth Fernández, le corresponde al CNE hacer el llamado a unas nuevas elecciones, a la espera de cuáles candidatos se puedan presentar. De momento, pese a que el PSUV la expulsó del partido, el partido queda con una imagen debilitada en el municipio, estando en uno de los pocos estados en el que la oposición en las elecciones del 21 de noviembre tuvo grandes éxitos.