• Luis Eduardo Celis

El buen trabajo de Dejusticia

Por: Luis Eduardo Celis


Dejusticia es un centro de pensamiento y acción social centrado en el derecho y su articulación con los movimientos sociales.


En una sociedad como la colombiana, con tantos desafíos para avanzar en derechos y democracia de calidad, la acción de Dejusticia es un aporte concreto para articular conocimiento, rigor y compromiso con el cambio y acción sensible frente a tantas inequidades y atropellos que sufren muchas comunidades y grupos sociales, con quienes Dejusticia se ha aliado para, de manera conjunta, promover acción hacia el cambio.


En las raíces de Dejusticia se encuentra un grupo de hombres y mujeres que han tenido la posibilidad de formarse en el derecho, casi todas y todos los fundadores y fundadoras provienen de la academia y desde allí se abrieron a conformar esta institución que tiene huella en la acción social transformadora de las últimas dos décadas.


Colombia desde la Constitución del 91 se definió en términos políticos como un Estado social y de derecho, soportado en una democracia participativa y representativa, y a ese propósito se ha aplicado la acción de Dejusticia, en una perspectiva de hacer realidad lo que está en el papel, algo que para muchas comunidades, territorios y dimensiones sociales, es propósito, pero no realidad. La realidad dista mucho de la formulación constitucional que está en el papel y debe volverse vida y derechos, lo cual sólo se va a lograr con acción social y trabajo por transformar, y allí está instalado el aporte de Dejusticia : conocimiento en diálogo con mundos sociales para lograr transformaciones que hagan realidad que Colombia sea un Estado social y democrático de derecho.


Si se ve el trabajo de Dejusticia en los campos de los derechos económicos, sociales, culturales y territoriales, encontramos una rica articulación con el mundo campesino, afro e indígena, donde hay importantes logros y referentes que vienen enriqueciendo una compleja relación desde conflictos a tramitar y que se articulan con políticas públicas que vienen creciendo para hacer realidad derechos negados y que deben ser reconocidos y hechos vida. Allí hay una rica experiencia de la cual se debe aprender, es la historia de la acción de Dejusticia, siempre en diálogo y articulación con mundos sociales concretos.


Cifras y Conceptos es un centro de investigación centrado en el análisis de información y estudios sobre opinión pública que hace una consulta a líderes y líderesas que ha denominado "Panel de Opinión". Esta es una consulta para ver cómo se desenvuelven acciones de liderazgo en diversos ámbitos, son más de mil cuatrocientas personas con un perfil de liderazgo público que son consultadas y entre la diversidad de preguntas que se les hace, se hace una por las organizaciones no gubernamentales que consideran de mayor relevancia. En el Panel de Opinión 2022 la ONG más reconocida es Dejusticia, un merecido y bien ganado lugar.


Colombia requiere acción transformadora y allí está la acción y el trabajo de Dejusticia.

El Panel de Opinión 2022 es un valioso trabajo que vale la pena consultar, aquí lo pueden hacer.



Postdata: estoy en deuda con mis reflexiones (que he aprendido en Arauca) sobre los puntos clave que deben quedar en el Plan Nacional de desarrollo para este territorio.


 

*Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad de la persona que ha sido autora y no necesariamente representan la posición de la Fundación Paz & Reconciliación al respecto.