top of page

Cuando Rodrigo Pardo se le paró a Uribe y lo echaron de El Tiempo por su valentía

Por: Redacción Pares


Foto tomada del: El Tiempo


Rodrigo Pardo acaba de morir. Perdió su batalla contra un tumor instalado en la cabeza. Deja un legado de integridad desde la política y el periodismo. En la casa editorial El Tiempo, sus compañeros de Semana y Cambio recuerdan su rectitud y coherencia a prueba de gobiernos poderosos.


Su círculo más cercano sabía de la gravedad de la enfermedad, pero confiaban en que podía superarlo. Al fin y al cabo estaba acostumbrado a enfrentarse a enemigos poderosos. Uno de las más duros a los que le dio la cara fue a Álvaro Uribe.  El 9 de febrero del 2010 la Casa Editorial El Tiempo anunció que la Revista Cambio salía de circulación.


Era el último año de la Seguridad Democrática. Rodrigo Pardo y María Elvira Samper, máximas cabezas de la revista, fundada en 1994, no habían caído en los encantos del gobierno más popular en los últimos cincuenta años. Las denuncias que despertaron el escándalo de Agro Ingreso Seguro, el eco que le dieron a la Corporación Arco Iris, dirigida en ese momento por León Valencia, en torno a la situación de seguridad del país, mostrando que los mentados logros en esa materia por parte de Uribe tenía sus áreas grises, y que acompañaron varias de la portada de la revista, molestaron directamente a dos de los hombres más poderosos que había en ese gobierno: José Obdulio Gaviria, asesor presidencial y el ministro de defensa Juan Manuel Santos.


José Obdulio, desde su procaz columna en El Tiempo, llamó a Rodrigo Pardo “Líder de la bigornia”, palabras más, palabras menos, se refería a él como una especie de barra brava antiuribista. Santos fue más allá y calificó a Pardo y a Samper de “Idiotas útiles de la guerrilla” por replicar el informe de la Fundación Arco Iris.


Aunque la casa editorial El Tiempo afirmó que el cierre de la revista se debía a sus bajas ventas, el propio Rodrigo Pardo sabía de la amistad de José Obdulio con Francisco Solé uno de los directivos de Planeta, que acababa de comprar el periódico. En entrevista con José Alfredo Vargas del 2010 Pardo dice conocer rumores de que Gaviria pudo envenenar a Solé contra la revista.


Además de destapar la entrega a familias ricas y cercanas al gobierno Uribe de subsidios que estaban destinados a los campesinos, Cambio denunció el acuerdo secreto de Uribe con Obama para entregarle bases al ejército norteamericano en Colombia. Pardo, en los años de Cambio, fue el vivo ejemplo de la integridad periodística ante la arremetida de un gobierno que dio, en sus ocho años, claros visos de autoritarismo contra la prensa, las instituciones, la sociedad civil y la constitución.


Pardo alcanzó a hablar con Gustavo Gómez Córdoba en una entrevista para la revista Bocas dijo estas frases sobre su enfermedad y su estado de salud: “Definitivamente no estamos preparados para lo único que tenemos por inevitable. No sabemos cómo morir. Después de que me anunciaran la enfermedad, murió mi padre, y luego mi hermano. El que iba a morir era yo, no ellos. La muerte es inevitable, pero, además, ilógica. Llegué a tener todas las condiciones, y más, para morir. Y, sin embargo, aquí estoy. Se fueron los que no estaban en las cuentas de nadie para morir”.


Cambio revivió en el 2020 gracias al esfuerzo editorial de Patricia Lara. Los compañeros de Rodrigo lo lloran en redes sociales. Tenía 65 años. Por su última entrevista se notaba optimista. El tumor había dejado de crecer. Se hacía resonancias cada cuatro meses. A pesar del diagnóstico nunca tuvo problemas de comunicación ni para caminar. Eso sí, extrañaba correr. Fue un maratonista consumado. Llegó a correr catorce maratones de 42 kilómetros y hacía, en su mejor época, cincuenta kilómetros semanales. Durante el COVID tuvo un accidente mientras paseaba por el parque el Virrey, fue atropellado por un domiciliario.


Rodrigo era economista de la Universidad de los Andes, y fue canciller de Ernesto Samper en los cuatro años de su mandato. Además fue director editorial de Semana, subdirector de El Tiempo, director de El Espectador y de Noticias RCN. Paz en su tumba.

Comentarii


bottom of page