Crisis hospitalaria y Covid-19, un drama que crece

Por: Sergio Saavedra. Redacción Pares


La senadora Aída Avella del Partido Coalición Lista de la Decencia, lideró un debate de control político a la Superintendencia Nacional de Salud que se extendió —de manera virtual por algo más de 4 horas y media— en la que exigió respuestas por parte del Gobierno Nacional en materia de salud. En este, la senadora señaló que, por un lado, le fueron asignados al sector salud 7.3 millones de pesos, de los cuales solo han ejecutado cerca de 440 mil millones y, por el otro lado, continúan las precarias condiciones para trabajadores de la salud que incluso han muerto por Covid-19.


La Comisión Cuarta del Senado analizó el papel que ha tenido la Superintendencia de Salud, especialmente, en departamentos como Chocó, Amazonas, Nariño, Cesar, Magdalena y la Guajira. Departamentos que históricamente han sido olvidados por el Estado colombiano.


Cabe señalar que la Superintendencia de Salud definió como su misión proteger los derechos de los usuarios del Sistema General de Seguridad Social en Salud mediante la inspección, vigilancia, control y el ejercicio de la función jurisdiccional y de conciliación, de manera transparente y oportuna.


En el debate de control de político se citó a los gobernadores de Amazonas Jesús Galindo, el gobernador de Nariño John Rojas, de Chocó (E) Jefferson Mena, de la Guajira Nemesio Roys Garzón, de Cesar Luis Alberto Monsalvo y Carlos Caicedo, gobernador de Magdalena. También se citó al Procurador General de la Nación.