top of page

Acuerdo de Escazú pasa a último debate en plenaria

Por: Katerin Erazo, Periodista


Alrededor de las 8:30 a.m. en la Cámara de Representantes, en Comisión Segunda, se dio inicio al penúltimo debate de ratificación del acuerdo de Escazú en Colombia, el cual fue aprobado con 14 votos a favor y 3 en contra. Así, este proyecto pasará a un último debate en plenaria de esa corporación.


Según Camilo Díaz, investigador nacional de la Línea Gobernabilidad y Democracia de la Fundación Paz & Reconciliación (Pares), para ratificar el acuerdo, este debe pasar por cuatro debates, dos en Senado y dos en Cámara, debiéndose dar un debate en Comisión Segunda y otra en plenaria de cada corporación.


Si el Acuerdo de Escazú es finalmente ratificado, Colombia se convertiría en el país número 14 en ratificarlo, y uno de los más importantes para la región.


En horas de la mañana de este miércoles 28 de septiembre, también fue convocada una movilización frente al Capitolio Nacional con el fin de hacer presión para la ratificación de Escazú.


El acuerdo de Escazú es un tratado entre los países de América Latina y el Caribe para salvaguardar los derechos ambientales y proteger a las personas que los defienden. 24 países lo firmaron, entre ellos Colombia, el 11 de diciembre de 2019, bajo el mandato del expresidente Iván Duque. Sin embargo, el Congreso aún no lo ha ratificado porque los proponentes han enfrentado un proceso tortuoso por el consenso en el Legislativo.


Según Camilo Díaz Suárez, para el año 2021, exactamente el 20 de julio, el Acuerdo de Escazú se presentó en las discusiones de las comisiones segundas del Congreso con una dilación por parte de los partidos del gobierno, lo cual llevó a que ese día se denunciara una presunta artimaña de Paola Holguín y Juan David Vélez, congresistas del Centro Democrático, quienes extendieron sus intervenciones en el debate para que la sesión terminara sin alcanzar a llegar a la votación y, así, terminara el periodo legislativo 2020-2021 sin ratificar el Acuerdo.


El presidente de la Cámara de Representantes, David Racero, mostró su apoyo frente a esta ratificación:


Andrés Calle, representante a la Cámara por el partido Liberal, convocó en horas de la mañana un twitteratón para el apoyo de esta ratificación:


El pasado 18 de abril, el Observatorio para la Defensa de la Vida (ODEVIDA) había expresado su preocupación frente al aumento de violencia en contra de las personas defensoras de derechos humanos en Colombia, Perú y Venezuela, especialmente, en contra de los líderes y lideresas que defienden el medioambiente y el territorio. Es por esto que el Acuerdo de Escazú es importante, debido que obliga a los Estados a garantizar un entorno seguro y propicio en el que organizaciones defensoras del ambiente puedan actuar sin amenazas, restricciones e inseguridad.

Catalina Lema, asistente de investigación de la línea Paz, Posconflicto y Derechos Humanos de Pares, dijo que las afectaciones que ha tenido y tiene el no ratificar el Acuerdo son principalmente dos: la primera es que continúan las limitaciones para la participación ciudadana para la gobernanza ambiental, pues la toma de decisiones sobre el uso del patrimonio natural y el ordenamiento territorial se mantiene capturada por algunos sectores del Estado y de las empresas del sector privado con intereses económicos, es decir, se mantiene la estructura de gobernanza que ha habido siempre y que ha permitido que se desarrollen actividades económicas con impactos socioambientales muy graves.

La segunda afectación es de tipo financiero; al no ratificar el Acuerdo, las iniciativas para fortalecer el acceso a la información y a la justicia ambiental (pilares del Acuerdo de Escazú), no pueden acceder al respaldo económico que la banca internacional ya le dio al Acuerdo. Estas iniciativas existen en Colombia y han sido la lucha de asociaciones campesinas, organizaciones territoriales de base y movimientos ambientalistas.

Comments


bottom of page