Votamos como somos

Por: Walter Aldana

Político Social Alternativo


Las sorpresas en los resultados electorales del pasado domingo 29 de mayo no se hicieron esperar, se jugaron las estrategias políticas de una y otra campaña, con desarrollos inesperados al final de la jornada.


El Pacto Histórico se jugó ante la opinión pública por cimentar en el ambiente el triunfo en primera vuelta, no lo logró. Pero ojo, que es el sector político más favorecido del día electoral; obtiene ocho millones quinientos mil apoyos, frente a cinco millones y medio del segundo, el señor Rodolfo Hernández. Es decir, Gustavo Petro gana por primera vez, desde que se instituyó el mecanismo de las dos vueltas, las ciudadanías libres se expresaron y le favorecieron con el voto, está a millón y medio de alcanzar el triunfo.


El vocero de la Liga de Gobernantes Anticorrupción, Rodolfo Hernández, fue sorpresa electoral. Los grandes medios de comunicación se dedicaron a la "tarea asignada" de hacer crecer al agresivo admirador de Hitler, desconocedor de la geografía patria, con el fin de que cuando el uribismo le endosara una alta parte de su votación, no se viera como una desleal sacada de cuerpo al señor Federico Gutiérrez, regiones marcadamente derechistas así lo confirman.


El locuaz candidato se encuentra inmerso en una tormenta de mensajes por redes sociales que lo acusan de machismo, al expresar en una entrevista en la emisora Bésame que: "las mujeres esposas de los gobernantes deben apoyar desde la casa, porque cuando se meten en el gobierno a la gente no le gusta, porque ve que es invasiva, ya que a ella no fue a la que eligieron, sino al marido. Si hay algo que me tenga que decir Socorro, ella me lo va a decir en la casa”.


No deja de llamar la atención el apoyo del exgobernador Carlos Maya del Partido Verde a Hernández, quien expreso al Diario de Boyacá, en edición del 23 de mayo del presente año: "según las últimas encuestas, Petro ya es una de esas opciones; anhelo y trabajo con total convicción para que la otra opción sea Sergio Fajardo; sin embargo, si la otra opción de cambio que pasa a segunda vuelta es el ingeniero Rodolfo, como lo dije desde el año pasado en un debate en revista Semana, estaré con él".


Como columnista me pregunto: ¿cuáles serán las coincidencias ideológicas y políticas?

No la tiene fácil Hernández. Debe hacerse a cinco millones más de votos para ganar y, aunque Gutiérrez declaró públicamente su adhesión, todos sabemos que el total de votos que lo acompañaron no son endosables. Es una incógnita qué porcentaje se abstendrá y cuánto, aunque en mínima cuantía, llegará al Pacto.


Además, Hernández, el adalid de la lucha anticorrupción, el próximo 17 de julio iniciará un juicio por su presunta responsabilidad en direccionar la adjudicación indebida de un contrato, lo que tipificaría un delito.


Federico Gutiérrez, indiscutible contrincante para Petro hace unas semanas, vio como la televisión, las grandes emisoras y los imponentes medios escritos, iban posicionando el nombre de quien dicen por su comportamiento, es lo más parecido a un charro mexicano. A Federico no solo lo peinó Petro, sino también el Centro Democrático.


El pasado 29 de mayo votamos como somos: una sociedad dividida entre la búsqueda del conocimiento, la economía para la vida, emulando con la chabacanería de un millonario que no conoce su país, trata a trompadas las diferencias y claramente coincide con Gutiérrez en que plata es plata, así sea la de los intereses de mora.


El 19 de junio de este 2022, en segunda vuelta, tendremos un presidente para hacer de Colombia una potencia de vida o la continuidad disfrazada de independiente. Votamos como somos; de lo mismo o cambio, en su mano electora y elector, en el esfuerzo para marcar, está la decisión. Yo, por el futuro, volveré a marcar CAMBIO.

 

* Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad de la persona que ha sido autora y no necesariamente representan la posición de la Fundación Paz & Reconciliación al respecto.