Violencia contra las mujeres, una pandemia en crecimiento

Por: Natalia Aguilar Salas. Colaboradora Pares.


A raíz del aislamiento obligatorio a nivel mundial se ha evidenciado un aumento de la violencia doméstica y de la violencia de género. Muchos pensaban que las mujeres estarían a salvo en sus hogares, pero las cifras de casos de feminicidios y de violencia física y psicológica han evidenciado que los agresores muchas veces son aquellos más cercanos a las víctimas.


La ONU ya había dado la desalentadora noticia. En un comunicado dado a conocer hace unas semanas, afirma que un tercio de las mujeres experimentan algún tipo de violencia durante el transcurso de su vida y resaltó la ONU que muchas mujeres y niñas están atrapadas en sus hogares con parejas abusivas.


Este es un fenómeno mundial y afecta tanto a países de economía desarrollada como aquellos que tienen economías pobres. Según datos de la Organización Mundial de la Salud -OMS, la violencia sexual, reproductiva, mental y física las mujeres que sufren de abusos, sexuales o físicos, tienen el doble de probabilidades de abortar. En algunas regiones del mundo tienen 1,5 veces más la probabilidad de contraer VIH. También hay pruebas que indican que las mujeres agredidas sexualmente tienen 2,3 veces más probabilidades de sufrir alteraciones debido al consumo de alcohol.


Aislamiento obligatorio y violencia contra las mujeres