¿Venezuelización o Guajirización?



Todo parece indicar que los colombianos no van a salir a votar por un programa político o un proyecto de nación, más bien, algunas campañas políticas entendieron que es mejor sacar a la gente a votar con miedo. Son decenas las cadenas de WhatsApp que indican que es mejor engañar al elector con discursos absurdos que discutir los problemas centrales del país.

Uno de los recursos más utilizados por estas campañas es que Colombia se va a convertir en una Venezuela, y que se deben buscar candidatos que impidan esto. Para expertos en todas las materias, una afirmación como esta causa risa y quien lo diga en círculos intelectuales es objeto de burla. Pero desafortunadamente hay gente que lo cree. Lo cierto es que en Colombia no existen las condiciones políticas, sociales o económicas que permitan pensar esto.

La campaña política que ha liderado esta propaganda del miedo es la de Cambio Radical y  la del Centro Democrático, sobre esta última escribiré en la próxima columna. Cambio, se presenta como la única alternativa a la venezuelización de Colombia. Pero luego de analizar el comportamiento de Cambio Radical en la frontera entre Colombia y Venezuela mi miedo es que Cambio Radical por protegernos de la venezuelización nos lleve a ser como La Guajira.

Cambio Radical fue durante mucho tiempo el partido político que soportó la estructura política y criminal de Kiko Gómez. Juan Francisco Gómez Cerchar fue gobernador de La Guajira y fue condenado por homicidio, además tuvo relación con el narcotraficante Marcos Figueroa. De hecho, esta alianza fue la que posibilitó que ganara la Gobernación en 2011. Luego, Kiko dejó como heredera política a Oneida Pinto, quien fue apoyada por las principales figuras del partido Cambio Radical. Esta estructura política literalmente saqueó el departamento, fue incr