Valdivia: entre la guerra del Bajo Cauca Antioqueño

Por: Conflicto, Paz y Posconflicto – Pares


Durante una ronda de control y vigilancia en Puerto Valdivia, corregimiento del municipio de Valdivia, una patrulla de la policía fue atacada con ráfagas de fusil disparadas desde lo alto de una montaña. En el atentado murieron el subintendente Rafer Stith Valdovino Muñoz y el intendente Alexánder de Jesús Hernández Álvarez, el patrullero Jheberson Alfonso Pérez Gaviria también iba en el vehículo y, aunque fue herido, sobrevivió al ataque.

Según las autoridades, los integrantes de la policía apoyaban la evacuación de Puerto Valdivia, luego de la emergencia de Hidroituango, cuando fueron hostigados por miembros de la Compañía Héroes y Mártires de Tarazá del Ejército de Liberación Nacional (ELN). En el sector también hacen presencia los frentes José Antonio Galán y Héroes de Anorí del ELN.

Fuentes de la población civil indican que en el corregimiento también actúan las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) y Los Zorros, grupo criminal respaldado por las AGC.  Ambos grupos se encuentran en confrontación con el ELN y con una disidencia de las AGC conocida como Caparrapos. Esto significa que hay, al menos, tres organizaciones armadas disputándose el territorio.

Según testimonios de algunos campesinos que solicitan la reserva de su nombre por razones de seguridad, en esta guerra tanto la fuerza pública como la población civil han sido víctimas de amenazas e intimidaciones, bajo acusaciones de supuesta colaboración con un bando para desfavorecer al otro. Manifiestan que es imposible señalar culpables desde ya, sobre todo porque “Valdivia, por ser limítrofe, viene sufriendo el coletazo de la guerra en el Bajo Cauca antioqueño”.