Un momento de ‘alto voltaje’ para el país