«Un gran desorden bajo los cielos»