top of page

Tensión política: ministro de Salud salva voto de censura en la Cámara de Representantes

Por: Katerin Erazo, Periodista


Foto tomada de: El Espectador


El día martes 19 de marzo se llevó a cabo la esperada votación de la moción de censura en la Cámara de Representantes contra el ministro de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo. Este evento fue precedido por un intenso debate la semana anterior, en el que diversos sectores expresaron sus críticas hacia la gestión del ministro, especialmente en relación con la Reforma a la Salud y su actuación en el sector.


El resultado de la votación reveló que la moción de censura fue rechazada con un total de 96 votos en contra, mientras que 36 congresistas respaldaron la destitución del ministro. A pesar de las serias denuncias planteadas durante el debate, como la acusación de la representante Carolina Arbeláez de Cambio Radical sobre un presunto contrato millonario para disponer de un avión, la idea de remover al ministro no logró prosperar.




La convocatoria a la votación fue impulsada por congresistas de diferentes partidos, incluyendo Cambio Radical, Centro Democrático y algunos representantes de la Alianza Verde. Sin embargo, el Gobierno demostró contar con suficientes votos para mantener a Jaramillo en su cargo, al menos en la Cámara de Representantes.


Esta decisión marca un triunfo para el Gobierno y supone un respaldo a la gestión del ministro Jaramillo. Sin embargo, es importante destacar que la votación en la Cámara no afecta directamente el estado de la Reforma a la Salud, la cual sigue enfrentando obstáculos en el Senado.


En medio de este escenario político, varios representantes del Pacto Histórico celebraron el resultado de la votación y lo interpretaron como un respaldo a la Reforma a la Salud propuesta por el presidente Gustavo Petro. Sin embargo, es evidente que el debate sobre el sistema de salud y otras cuestiones relacionadas seguirá siendo tema de discusión en el ámbito legislativo.

Es importante recordar que las razones detrás de la moción de censura incluyeron cuestionamientos sobre la situación del sistema de salud, presuntas irregularidades en contratación y posturas frente a la reforma sanitaria. A pesar de los esfuerzos del ministro por desvirtuar estas acusaciones, el debate se mantuvo intenso.


Además, durante el debate surgieron denuncias adicionales, como la presentada por el representante Andrés Forero, quien señaló presuntos sobrecostos en un convenio entre el Ministerio de Salud y RTVC, involucrando a los hermanos Hollman y Juan Pablo Morris.

A pesar de la negativa de la moción de censura, el ambiente político sigue tenso, con intercambios acalorados entre miembros de diferentes partidos. Aunque Jaramillo permanece en su cargo por ahora, la reforma a la salud que lidera enfrenta una situación complicada en el Senado, con señales de que podría ser archivada.


Según Juan Alejandro Pérez, investigador de la Línea Democracia y Gobernabilidad de la Fundación Paz & Reconciliación (Pares), la Reforma de Salud en la comisión séptima del Senado parece carecer de posibilidades reales de ser aprobada. Esta reforma social, especialmente tras la propuesta de una constituyente, parece estar destinada a un fracaso aún mayor. La ponencia de archivo radicada la semana pasada ha consolidado las mayorías en su contra, evidenciando que su hundimiento es inminente.


Pérez explicó que en términos de impacto político sobre el rechazo de la moción de censura del ministro, hasta el momento ha sido mínimo, sin afectar significativamente al Gobierno ni generando un debate relevante en la opinión pública. La aprobación de una moción de censura habría sido un escenario diferente. Sin embargo, el Gobierno parece haber resuelto este problema como un pequeño incendio que ha logrado apagar, al menos temporalmente. A pesar de ello, las acusaciones contra el ministro de Salud persisten, provenientes de diversos sectores como gremios de EPS, pacientes y médicos, así como congresistas preocupados por los pagos a empresas de salud, el déficit del sistema y la escasez de medicamentos.


Es claro que estas tensiones no han dejado indemne a la Reforma de Salud, que ya se encuentra en una situación precaria según las estimaciones y opiniones de varios sectores. La propuesta de archivo cuenta con un sólido respaldo y el apoyo de un significativo grupo de congresistas, lo que sugiere que la Reforma está parcialmente hundida. En el ámbito político, el investigador de Pares mencionó que es probable que las discusiones entre el ministro de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo, y los congresistas opositores, independientes y los diversos gremios de la salud se intensifiquen en el futuro cercano.

Comments


bottom of page