Teófilo, Robert y Adelso sí son rebeldes consumados

Por: Luis Eduardo Celis. Columnista Pares.


Hay personas con el don especial del servicio, de sentir en lo más profundo de sus almas cualquier injusticia, de consagrarse de pies a cabeza y con toda pasión a una causa, de no medir peligros y desafiar fuerzas poderosas con serenidad y estoicismo, personas que te dejan perplejo ante tanta persistencia y compromiso con sus convicciones.


Hay personas que no son ellas de manera individual, es tal su forma de ser y su condición que son gregarios por naturaleza y siempre les gusta conjugar el nosotros, son y existen para sus comunidades, son gente de raíces profundas y no pueden vivir sin el aire de la acción colectiva.


Teófilo Acuña es del sur de Bolívar, donde ha liderado la Federación Agraria y Minera, FEDEAGROMISBOL, Robert Daza es Nariñense y líder del Comité de Integración del Macizo, CIMA y Adelso Gallo, del Sarare y líder de la Asociación nacional Campesina José Antonio Galán Zorro, los tres hacen parte del Coordinador Nacional Agrario, el CNA y los tres son parte del Congreso de los Pueblos, movimiento político con presencia nacional.


El Sur de Bolívar y el Magdalena Medio, el Macizo Caucano Nariñense y el Sarare en Arauca, al igual que otras muchas regiones de Colombia, tienen la condición compartida de que existe un mundo campesino, afro e indígena que ha luchado por sus territorios contra grandes poderes que los han desplazado a sangre y fuego, territorios que buscan reconocimiento como parte de la nación, territorios donde el estado no funciona de manera correcta y todo ha sido lucha y confrontaciones: la escuela, el puesto de salud, la carretera, el crédito, el respeto, la vida, la organización, de allí han salido Teófilo, Robert y Adelso y miles de líderes que hoy están en la tumba, en la cárcel o en el exilio.


Esta semana: Teófilo, Robert y Adelso, han sido detenidos por la Fiscalía, bajo la acusación de pertenecer al ELN e incurrir en el delito de rebelión agravada, falso de toda falsedad, por que el país y muchos actores nacionales e internacionales, los conocemos como lideres campesinos, firmes y comprometidos, con los que se puede coincidir o discrepar, pero están en el marco del estado de derecho, ejerciendo derechos constitucionales y es un atropello que ahora estén en la cárcel, ante un proceso penal que puede ser largo y es una afrenta para ellos, sus familias, sus comunidades y organizaciones, afrenta ante la cual hay que levantar la voz y decir que es una injusticia la que se está cometiendo.


Teófilo, Robert y Adelso, son de territorios donde hace presencia el ELN desde hace mas de cuatro décadas, no tengo duda que crecieron viendo a la guerrilla pasar por sus fincas, encontrárselos en los caminos, que sus vecinos, amigos, quizás parientes han tomado el camino de la rebelión armada, que ellos en su liderazgo social y comunitario una y mil veces han hablado con las guerrillas, pero no son guerrilleros.


Ya hemos pasado por estos atropellos, lideres que son acusados de rebelión y al cabo de treinta, cuarenta meses de prisión son declarados inocentes, espero que esta no sea la situación de estos tres luchadores y vuelvan a sus familias, a sus comunidades y a su liderazgo social, lo más pronto posible.

Se requiere acompañamiento nacional e internacional, ante esta grave situación, se requiere acción de la Procuraduría para verificar el proceso que se adelanta. Gratitud con todos los abogados que trabajan por la libertad de Teófilo, Robert y Adelso y de los cientos de líderes que hoy están en prisión, hay que seguir trabajando por su libertad.


El gobierno no puede controlar al ELN y mucho menos derrotarlo, la solución a este conflicto solo se dará en un proceso de diálogos y negociaciones con la más amplia participación posible, en tanto, los lideres sufren, ante una acción estatal que desde la Fiscalía General, se va contra hombre buenos y justos, que son profundamente rebeldes y pudiendo tomar el camino de la rebelión armada, optaron por la marcha, por la protesta civil, por ser lideres en sus comunidades, arriesgando la vida o la libertad, pero no están amilanados, son ejemplo de firmeza y convicción.


Si quieren saber de Teófilo, Robert y Adelso, aquí los pueden escuchar:

Robert Daza

Teófilo Acuña

Adelso Gallo