top of page

Sindicatos, estudiantes y sectores populares manifestaron en apoyo a las reformas del gobierno

Por: Katerin Erazo, Periodista

Fotos: Centópolis/Semana/El Tiempo

Este miércoles 07 de junio se llevaron a cabo multitudinarias manifestaciones en diferentes ciudades de Colombia en apoyo a las reformas sociales propuestas por el gobierno del presidente Gustavo Petro. Las centrales sindicales CUT, CGT y CTC, junto con las confederaciones de pensiones CPC y CDP, y los comunales, convocaron en la capital a la jornada denominada Toma de Bogotá por las reformas sociales, que también el mismo mandatario convocó. La marcha comenzó a las 9:00 a.m. desde el Parque Nacional y se dirigió hacia la Plaza de Bolívar.


Algunos miembros de las bancadas de Cámara y Senado del partido de Gobierno también salieron a las calles para defender la democracia y respaldar las reformas propuestas. Estas movilizaciones buscan expresar el apoyo a las reformas relacionadas con la salud, el ámbito laboral y las pensiones, las cuales se encuentran actualmente estancadas en el Congreso. Los manifestantes buscan presionar para que estas reformas avancen y sean implementadas.


Cabe destacar que la discusión de las reformas se ha visto afectada por el escándalo causado por los audios del exembajador Armando Benedetti, lo que ha llevado a la necesidad de reconstruir la coalición de Gobierno. A pesar de ello, el presidente Gustavo Petro ordenó a su gabinete acelerar la ejecución de proyectos de obras en las regiones y avanzar con las reformas de salud, pensiones y laboral en el Congreso.


Además de la manifestación en Bogotá, se llevaron a cabo movilizaciones en otras ciudades importantes de Colombia. En Medellín, los ciudadanos participan en la manifestación Por una Medellín más Humana que inició a las 11:00 de la mañana, con puntos de reunión en el Búnker de la Fiscalía, el Parque de la Resistencia y finalizando en el Parque de las Luces.


En Cali, la convocatoria fue realizada por el Comité Departamental del Valle y el Movimiento Social y Estudiantil de la ciudad. La manifestación comenzó a las 7:00 de la mañana en la Universidad del Valle, recorriendo posteriormente la Unidad Deportiva, el sector de Banderas y finalizando en la Fiscalía a las 11:00 de la mañana.


En Barranquilla, los organizadores de la manifestación fueron la CUT y la Asociación Distrital de Educadores de Barranquilla. La concentración inició a las 9:00 de la mañana en el Sena Comercial de la calle 43, recorriendo la carrera 43 hasta la calle 54 y continuando por la carrera 45.


Según Daniela Garzón, investigadora de la Línea Democracia y Gobernabilidad de la Fundación Paz & Reconciliación (Pares), las marchas convocadas por el Gobierno representan la estrategia de Petro para demostrar que aún cuenta con el respaldo popular. No obstante, una baja asistencia podría generar la percepción de debilidad y de que Petro se encuentra cada vez más aislado. En la actualidad, todas las reformas se encuentran estancadas en el Congreso a la espera de las negociaciones, que se centran principalmente en obtener los votos necesarios, especialmente del sector liberal, para su aprobación. Sin embargo, tras la ruptura de la coalición de Gobierno, se evidencia que el proceso tomará más tiempo del esperado.


Durante la manifestación en Bogotá, el presidente Gustavo Petro hizo su aparición en la carrera séptima para unirse a las marchas. En su discurso, el presidente destacó el papel de la ciudadanía en su Gobierno y resaltó la importancia de construir un camino hacia la paz en Colombia. El primer mandatario expresó su deseo de contar con la movilización popular en torno a la paz y recibir a aquellos que dejan atrás la violencia.



Por otro lado, la vicepresidenta Francia Márquez, quien también participó en las manifestaciones, afirmó que se encuentran en la calle defendiendo las reformas que “devolverán la dignidad al pueblo colombiano” y expresó su agradecimiento a los manifestantes por acompañar al Gobierno del Cambio.



Es importante destacar que la popularidad del presidente Gustavo Petro ha experimentado un descenso significativo, según los resultados de la encuesta Invamer Poll. Por primera vez desde el inicio de su mandato, el número de personas que desaprueba su gestión supera a las que lo aprueban. Según la encuesta, un 51% de los encuestados manifiesta su rechazo, mientras que solo el 40% lo aprueba.


En relación a este tema, Daniela Garzón, investigadora nacional de Pares, señaló que el Gobierno ha enfrentado dos crisis de gran impacto. La primera está relacionada con los escándalos de Nicolás Petro, que han generado implicaciones judiciales y han creado un clima desfavorable ante la opinión pública. La segunda crisis se refiere al caso de Sarabia-Benedetti, el cual también ha tenido consecuencias legales y ha contribuido a generar un ambiente adverso para el Gobierno.


“En las encuestas lo que ha sucedido es una caída significativa en la favorabilidad después de que los primeros sondeos el presidente había logrado sostener una imagen favorable por encima del 50%, ahora parece que lo acompaña la que siempre ha sido su base electoral”, mencionó Garzón.


El presidente Petro, quien inició su mandato con un 56% de aprobación en agosto de 2022, ha experimentado un descenso constante en su popularidad. Descendió al 46% en octubre, para luego aumentar ligeramente al 48% en diciembre, pero finalmente cayó al 40% en febrero de 2023. La encuesta, que se realiza periódicamente en Colombia desde 1994, reveló esta tendencia.


Las marchas de hoy reflejan la profunda división de opiniones en la sociedad colombiana y la lucha por impulsar las reformas sociales propuestas por el gobierno Petro. El presidente busca superar los obstáculos y avanzar con su agenda legislativa en medio de un panorama político y social complejo.

留言


bottom of page