• Camilo Díaz Suárez

Semana clave para la reforma tributaria: ¿cuáles son los cambios?

Por: Camilo Díaz Suárez, Investigador Nacional

Línea de Democracia y Gobernabilidad


La Reforma Tributaria se discute esta semana en las plenarias de Senado y Cámara de Representantes. La ponencia para este segundo debate fue radicada el pasado lunes 31 de octubre, con la finalidad de que sea discutida, aprobada o archivada esta semana.


En primer debate, las comisiones terceras económicas conjuntas del Congreso, aprobaron 75 artículos luego de una extensa discusión. Pese a ello, para garantizar un buen puerto, el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, y los ponentes de la reforma se reunieron con los representantes de diversos partidos a lo largo del mes de octubre, para llegar a acuerdos.

La presión sobre diversos puntos es alta, lo que ha llevado a un extenso proceso de interlocución de Ocampo con los partidos políticos. Hay unas líneas rojas que causarán mayor atención sobre el debate. Así, el texto que se debatirá esta semana tiene, entre sus cambios más importantes respecto al texto original, los siguientes:

¿Cuáles son los cambios?

- Lo que se eliminó del articulado original


El primero y el que más resonancia tuvo fue el del retiro del impuesto a las pensiones altas que superaran los 10 millones de pesos, ante la solicitud de diversos partidos de gobierno. Esta iniciativa gravaba al 1.2% de los pensionados, pero la campaña emprendida contra este impuesto llevó a que se cayera y su retiro fuera anunciado por Gustavo Petro.


Además, sobre el articulado radicado el 8 de agosto se eliminó la celebración de los días sin IVA, la eliminación de los subsidios a la gasolina en la frontera, el impuesto a la exportación de hidrocarburos y el impuesto a algunos alimentos ultraprocesados.

A esto se suma la supresión de la Ley de Economía Naranja, dejando solo los beneficios dispuestos en la Ley 1955 de 2019.

- Las modificaciones sobre impuestos ambientales

La sobretasa aplicable a las sociedades nacionales que desarrollen actividades de la industria extractiva solo gravará las actividades de extracción de petróleo crudo y carbón. En este punto, por la relevancia de esta extracción para la economía, se propuso la inclusión de una sobretasa con umbrales que dependen del nivel del precio internacional del petróleo crudo y del carbón.

Con respecto al impuesto al carbono como mecanismo que busca mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero, los beneficios para aquellos sujetos pasivos que certifiquen ser carbono neutro, no podrá exceder la exención del 50%. A su vez, se dispone que los recursos recaudados por este impuesto tengan una destinación específica a proyectos ambientales.

El impuesto sobre productos plásticos de un solo uso no aplicará si se tiene la Certificación de Economía Circular (CEC), que será reglamentada por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.


- Los impuestos saludables

El impuesto sobre alimentos y bebidas ultra procesadas y azucaradas se mantiene, subiendo el umbral de ingresos por la actividad de producción o importación de estos a $380 millones, cuando antes estaba en $133 millones.

En el marco de las bebidas azucaradas se entienden las que tienen un grado de azúcares volumétrico superior al 0,5% vol., y a la cual se le ha incorporado cualquier azúcar añadido. En términos generales, esa definición agrupa bebidas gaseosas o carbonatadas, bebidas a base de malta, bebidas tipo té o café, bebidas a base de fruta en cualquier concentración, refrescos, zumos y néctares de fruta, bebidas energizantes, bebidas deportivas, refrescos, aguas saborizadas y mezclas en polvo. Para determinar el valor del impuesto, se hace con base al gramaje de azúcar por bebida. Así, se planteó un impuesto gradual, que comenzaría con el 10% en 2023, 15% en 2024 y 20% en 2025.

Por su parte, los alimentos ultra procesados son lo que tienen un elevado contenido en azúcares añadidos, grasa total, grasas saturadas y sodio, y un bajo contenido en proteína, fibra alimentaria, minerales y vitaminas, en comparación con los productos, platos y comidas sin procesar o mínimamente procesados.

- Mejora en la información de contribuyentes


Para la administración, liquidación y control del recaudo, se permite que el Ministerio de Hacienda, el Ministerio de Salud, el Departamento Nacional de Planeación (DNP), la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) y la Unidad de Gestión Pensional y de Parafiscales (UGPP) puedan intercambiar información e investigaciones.

- Beneficios por inversión en investigación, desarrollo tecnológico o innovación

Se establece que el Consejo Superior de Política Fiscal (CONFIS) será el encargado de fijar el cupo anual para este beneficio, con el fin garantizar que este órgano supervise el sistema presupuestal. Además, por estas inversiones se podrá acceder a crédito fiscal, cuyo cupo también será fijado por el CONFIS. Se hace la aclaración de que para que grandes empresas puedan aplicar al beneficio, el proyecto de inversión debe realizarse con micro, pequeñas y medianas empresas.

¿Qué se viene?

Con los debates de Senado y Cámara se prevé una larga discusión en la que se espera que el viernes 4 noviembre, quede subsanada. Hay muchos puntos en juego y que causarán confrontación.


En Senado debe conseguir 55 votos, que, a priori, tendría fácil por ser los partidos Conservador, Liberal, Alianza Verde, De la U y Comunes, partidos de gobierno. Con esos partidos se suma un total de 75 curules. Sin embargo, son estos partidos los que más se han parado en una posición.



Se esperaría que lleguen a consensos y logren sacar adelante esta iniciativa. Pero los desencuentros han aumentado, en especial con el Partido Liberal, comenzando por el monto que se pretende recaudar.


En cuanto a Cámara de Representantes, la reforma tributaria debe conseguir 94 votos para que avance en su aprobación. Al igual que en Senado, con los partidos de gobierno, la bancada suma 140 curules. Sin embargo, se enfrenta al mismo panorama.



De Cambio Radical y Centro Democrático se espera una oposición total a la reforma tributaria, utilizando la estrategia de presión ciudadana para que no avance o se caiga. Por las mayorías que tiene el gobierno en el Congreso, no le afectará la ausencia de estos dos partidos, aunque sí le quita algo de legitimidad. Además, la campaña en contra de la reforma caldea el ambiente que, sin una estrategia de difusión por parte del gobierno, puede contribuir a aumentar el descontento general.


Con ese escenario, el gobierno Petro se juega su primer gran desafío. La reforma tributaria tiene la base para los cambios, proyectos y políticas que se pretenden implementar. A la espera que se discuta esta semana, desde algunos sectores, como el mismo Cambio Radical, en cabeza de Germán Vargas Lleras, anuncian que será aprobada como está.