Se instaló el primer Puesto de Mando Unificado por la Vida en el Cauca

Por: Línea Paz, Posconflicto y Derechos Humanos


El pasado sábado 20 de agosto de 2022, se instaló el primer Puesto de Mando Unificado (PMU) por la Vida en el departamento del Cauca. Este espacio se realizó en la vereda Monterilla, del municipio de Caldono, y contó con la participación del ministro del interior, las ministras de trabajo y medio ambiente, el Alto Comisionado para la Paz, el presidente del Senado, la Comisión de Paz del Congreso, el gobernador del Cauca, la fuerza pública, cooperantes internacionales, organizaciones sociales, populares y sindicales del departamento que hacen parte de la Minga Social Humanitaria.


Este espacio le permitió a las organizaciones sociales e institucionalidad conocer las acciones que hacen parte del plan de choque o Puesto de Mando Unificado por la Vida que se propone desde el gobierno de Gustavo Petro para avanzar en acciones de prevención y protección para líderes, lideresas, defensores y defensoras de derechos humanos y personas en proceso de reincorporación. Sumado a esto, las organizaciones sociales pudieron socializar el diseño metodológico con el cual se desarrollarán los diálogos humanitarios regionales en el departamento del Cauca.


Ambas propuestas quedaron aprobadas dentro del escenario, por lo que desde el Alto Comisionado para la Paz se propuso volver al Cauca en un término de 15 días para identificar las primeras acciones que den inicio a las dos propuestas mencionadas para defender la vida de los y las caucanas. Es de anotar que desde el 01 de enero de 2022 al 31 de julio de 2022, han asesinado a 122 líderes, lideresas, defensoras y defensores de derechos humanos, de acuerdo a lo expuesto por la Defensoría del Pueblo.


El PMU por la Vida tiene un gran reto y es articular a la institucionalidad nacional, regional y organizaciones sociales para identificar entre ellos acciones efectivas y eficaces que permitan prevenir y mitigar vulneraciones a los derechos humanos en un contexto de disputa territorial continua por parte de los grupos armados, el desarrollo de economías ilegales y la austeridad de los recursos económicos públicos.


Este PMU,se instala en un momento de conflictividad interétnica en el norte del Cauca y de disputa territorial entre actores armados ilegales en el sur de este departamento. Es por esto que se esperaba que fuera un espacio de legítima interlocución y diálogo, sin embargo, se pudo constatar que algunas organizaciones campesinas y afro no estuvieron en este primer espacio de construcción colectiva.


Se debe recordar que en este momento se está presentando un conflicto de tierras que afecta a la comunidad afro de los municipios de Guachené, Padilla y la parte alta de Caloto; estos hechos se presentan por las acciones de “invasión” de predios por parte de campesinos e indígenas que están buscando espacios para sus grupos poblaciones.


Tal ha sido la afectación de las comunidades negras en el norte del Cauca, que la vicepresidenta Francia Márquez y el ministro del interior, Alfonso Prada, instalaron en el municipio de Santander de Quilichao la Mesa de Diálogo en Tierras para el norte del Cauca.


¿Será posible entrar a implementar un plan de choque, en un panorama complejo entre comunidades étnicas y un incremento de las dinámicas de conflicto en el mismo departamento? Habrá que esperar cómo avanza la Mesa de Diálogo de Tierras y las acciones del PMU por la Vida.