Señores del Comité de Escogencia no se dejen…



De atrevido les voy a dar dos consejos no pedidos al Comité de Escogencia del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y no Repetición compuesto por José Francisco Acuña, Diego García Sayán, Claudia Vaca, Álvaro Gil Robles y Juan Méndez; y también voy a hacer una recomendación para los futuros magistrados y miembros de las dos instancias: la judicial y la de la verdad.

Señores del comité de escogencia tienen ustedes a la vez un gran honor y una gran responsabilidad con el país. El acuerdo de paz del Teatro Colón entre el gobierno nacional y las Farc, el Acto Legislativo 01 de 2017 y los decretos 587 y 588 del 5 de abril de 2017 crean un ambicioso y equilibrado sistema de verdad y justicia para cerrar el conflicto armado y abrir las puertas de la reconciliación nacional. (Ver los decretos).

Pero el espíritu y el contenido de estos acuerdos y disposiciones no valen nada, no sirven para nada, si las personas escogidas para aplicarlas no tienen el compromiso ético, la independencia, el carácter y la valentía para hacerlas realidad. La tarea de escoger a los magistrados de los tribunales y organismos de la Juridiscción Especial para la Paz y a los miembros de la Comisión de la Verdad es igual o más importante que el arduo trabajo que realizaron la guerrilla y el gobierno en La Habana para alcanzar el pacto de paz.

Mi primera recomendación es que no piensen en Uribe ni en Santos ni en las Farc a la hora de escoger a este grupo de personas. Piensen en las víctimas. Piensen en el país. Piensen en el futuro. Parece una perogrullada, pero no lo es. En l