• Sergio Saavedra

San José de Uré, una región martirizada por el crimen

Por: Sergio Saavedra. Redacción Pares


Pese a las recurrentes denuncias hechas por la Fundación Cordobexia sobre la difícil situación de orden público —una de ellas hecha hace dos meses sobre una posible toma armada en el sur de Córdoba— y las hechas por líderes y lideresas sobre amenazas y asesinatos; en la mañana de este 23 de enero se registró una incursión armada en San José de Uré (Córdoba) en la que hombres armados detonaron un artefacto explosivo que, hasta el momento, deja como saldo un (1) muerto y más de siete (7) personas heridas.


De acuerdo con fuentes en terreno, hombres vestidos de civil, sin distintivos, que se transportaban en una motocicleta llegaron hasta un establecimiento, allí detonaron el artefacto y emprendieron la huida mientras disparaban. Tras los asesinatos a líderes y lideresas, la Defensoría del Pueblo había emitido una Alerta Temprana especificando las complejas condiciones de seguridad para los habitantes del Sur de Córdoba.


El Nudo del Paramillo, un epicentro de la ilegalidad


Ahora bien, cabe recordar que la Fundación Paz & Reconciliación —advirtió por medio del informe Más sombras que luces— la situación del sur de Córdoba, que, junto a las subregiones de Bajo Cauca, Norte y Nordeste Antioqueño componen la gran región del Nudo de Paramillo. Esta región se ha convertido en un clúster de mercados ilegales, aprovechadas por las estructuras armadas y élites ilegales en tanto que allí encuentran las materias primas de mercados ilegales, como la coca o el oro; también se da el procesamiento y desde allí son comercializadas hacia el interior y fuera del país, puesto que conectan con Medellín, con la costa Caribe y con el Urabá.


Llama la atención —según investigaciones realizadas por Pares— que para el caso de San José de Uré hacen presencia el Clan del Golfo, los Caparrapos y grupos postfarc provenientes de los Frentes 5, 18 y 58. Asimismo, otro actor en la disputa por el territorio y que, incide en la dinámica de seguridad, tiene que ver con los carteles mexicanos; esta situación debido que resulta estratégica la región del Nudo de Paramillo en tanto que permite es un corredor que permite conectar las rutas del narcotráfico y el delito con la Costa Caribe y el Urabá.


Advertencias desatentidas


Además, es necesario hacer hincapié en que esta situación se remonta desde el 2018 ya que, según el informe de Pares, a finales de ese año la guerra entre el Clan del Golfo y Los Caparrapos en el Bajo Cauca se trasladó hacia sur de Córdoba. Los Caparrapos en alianza con los Pachelly y los grupos postfarc se convencieron de que podrían seguir ganando terreno al Clan del Golfo, y pasaron de Tarazá a San José de Uré.


Vale la pena recordar que, después de la firma del Acuerdo de Paz, la disputa en la región del Sur de Córdoba la protagonizaron, principalmente el Clan del Golfo y Caparrapos, siendo el primero el que más generaba control territorial. A estos actores se les suma la disputa ejercida por el grupo armado postfarc que lo componen exintegrantes de los Frentes 18 y 36.


Asimismo, para el caso de San José de Uré la situación de seguridad en 2019 no era contraria a la que se viene presentando en estas primeras semanas del 2020. Precisamente, la violencia ejercida por el Clan del Golfo para hacerse al control de la región del Nudo de Paramillo, ubicó a San José de Uré como el municipio de mayor victimización. Justamente, este municipio es estratégico por ser la ruta hacia el Bajo Cauca antioqueño.


En grave riesgo los liderazgos en Córdoba


La ausencia y desatención del gobierno nacional son críticas; casos como el del asesinato del líder Luis Darío Rodríguez Narváez —miembro de la Asociación Unión de Familias Desplazadas y Vulnerables de Tierralta, el 17 de enero al sur de Córdoba— demuestra que los planes de contingencia siguen brillando por su ausencia. De hecho, hace cuatro (4) días el gobernador Orlando Benítez se refirió a la necesidad de reforzar la seguridad para esta zona limítrofe con la subregión Bajo Cauca Antioqueño, acciones que aún no son implementadas.


De acuerdo con cifras de Pares, desde el 24 de noviembre de 2016, día de la firma del Acuerdo de Paz en el Teatro Colón, a la fecha, han sido asesinados 13 líderes y lideresas. Las víctimas se concentran en el municipio de San José de Uré con cinco (5) víctimas que representan el 38.5% de los asesinatos del departamento de Córdoba. Los perfiles de líderes y lideresas mayormente victimizados son: Líder Comunal JAC (6), Líder Campesino (2) y Líder Comunitario (2).

Municipio de San José de Uré (Córdoba), un epicentro de la violencia en la zona. Mapa: Pares.