Reelegir la corrupción y el bandidaje. Los herederos del mal

Los grandes responsables de la corrupción como el cartel de Odebrecht, la hemofilia, el cartel del sida, los cupos indicativos o mermelada son los ciudadanos, son ellos los que eligen a los congresistas y después se quejan de la corrupción.





La mayoría de los colombianos votan esperando a cambio el tamal, unas tejas, o la promesa de un contrato laboral. Por eso nos gobiernan los mismos bandidos de siempre.

Además, el actual sistema electoral facilita que los corruptos y bandidos se camuflen. Lo hacen bajo dos estrategias: la primera es el gobierno el cuerpo ajeno, donde los políticos corruptos lanzan a sus hijos, esposas y familiares en general, para que los reemplacen en el Congreso. La segunda estrategia es camuflarse en las listas de los partidos tradicionales. Así, por ejemplo, un partido pone a encabezar la lista a alguien bien visto por la opinión pública, pero un gran porcentaje de la lista la componen los herederos de corruptos y criminales. El tema, con esta segunda modalidad, es que las personas creen que votando por el transparente de la lista hacen un buen ejercicio, pero en la vida real ese supuesto transparente con sus votos arrastra a los corruptos, o ayuda a que queden elegidos.</