¿Quién es Rodolfo Hernández?

Por: Ernesto Medrano, Asistente de investigación

Línea de Democracia y Gobernabilidad


Rodolfo Hernández Suárez es un político y empresario santandereano, originario del municipio de Piedecuesta, quien se ha convertido en una de las figuras políticas llamadas a competir por la presidencia de la República enfrentándose en segunda vuelta el 19 de junio. A sus 77 años ha logrado convertirse en un político capaz de promover un discurso anti-establecimiento y anticorrupción, en medio de un proceso electoral en el que la ciudadanía exige cambios.


Hernández es un acaudalado empresario que cuenta con una fortuna que llega a los 100 millones de dólares. En los años 70, con sus amigos Guillermo Gómez Serrano y Abelardo Serrano Otero fundaron la Constructora Hernández, Gómez y Serrano. Sin embargo, Serrano se retiró de la empresa y se transformó en 1972 en la Constructora HG (Hernández Gómez y Compañía). Años más tarde, Gómez se retiró para enfrentar un cáncer de laringe y Hernández quedó al frente de la constructora.


En la crisis de la construcción de 1990, ante una eventual insolvencia para pagar los créditos adquiridos con las corporaciones de vivienda vigentes en la época, Hernández tomó la decisión de crear el método de financiación llamado Plan 100, que terminó convirtiéndose en un instrumento para apalancar la construcción de vivienda en Bucaramanga.


Plan 100 se convirtió en un programa de financiación de vivienda de interés social en el que los compradores podían diferir los pagos hasta en 100 cuotas. Mientras aliviaba a los compradores, Hernández se hacía millonario, debido a que con su estrategia cumplió el papel de constructora y de banco, aumentando sus utilidades en 176%.


Su aspiración electoral surge en un momento de crispación nacional, en el que el gobierno de Iván Duque supera el 70% de desaprobación y la polarización de la sociedad permite la aparición de un político y empresario con ideas ligeras, poco institucionales y métodos cuestionables, que recuerdan la figura de Donald Trump en Estados Unidos. Incluso, una de las premisas de Hernández es que como ha financiado su propia campaña, de llegar al poder, no le deberá nada a nadie.


Sus estudios


Hernández Inició sus estudios de primaria en Piedecuesta, en la escuela anexa a la Normal Superior de Varones. Posteriormente viajó a Bucaramanga, donde cursó sus estudios de bachillerato en el Colegio de Santander. Realizó su pregrado en ingeniería civil en la Universidad Nacional de Colombia, de la que se graduó en 1970.


Vida pública


En la década del 70 Hernández se eligió como concejal de Piedecuesta con el aval del Partido Liberal, gracias al prestigio social del que gozaban sus padres Cecilia Suárez de Hernández y Luis Jesús Hernández. Posteriormente, dedicó gran parte de su vida al sector privado y no fue sino hasta 1991 que Hernández volvió a aspirar a un cargo público. En esta ocasión, volvió al Concejo de Piedecuesta, su tierra natal. Sin embargo, una vez elegido, el ingeniero nunca se posesionó ni ocupó su curul en el órgano municipal. De acuerdo con el expediente del Diario Vanguardia, el entonces concejal envió una carta al alcalde en la que le informó que no tomaría la curul y que su suplente, Alexander Humberto Díaz, asistiría a las sesiones del Concejo en su lugar.


Con Díaz en el Concejo, la dupla Hernández – Díaz logró impulsar un acuerdo para que se eliminaran las restricciones en la ejecución de proyectos por parte de las empresas, y que los constructores pudieran pagar sus impuestos urbanísticos con obras. Para alcanzar este objetivo, el ingeniero -actuando como empresario-suscribió un convenio para realizar obras de mejoramiento y embellecimiento durante dos años, por el equivalente a poco mas de un millón de dólares de hoy.


En 1995, mientras se desempeñaba como concejal en su segundo periodo, Hernández fue destituido por la Procuraduría Provincial en una decisión de segunda instancia, por haber firmado un contrato entre su empresa constructora y el municipio, mientras se desempeñaba como concejal de Piedecuesta, pues para el ente de control, Hernández no había oficializado su renuncia al Concejo. Este caso pone en entredicho una de las principales consignas del ingeniero, según la cual, no ha tenido contrataciones con el Estado.


El camino a la alcaldía


Hernández se lanzó a la alcaldía de Bucaramanga por el Movimiento Cívico Lógica, Ética y Estética, en 2015. En el marco de la carrera electoral, decidió presentarse por firmas, alcanzando 130.000 firmas para inscribir su candidatura independiente, haciendo eco en su discurso anti-establecimiento.


Su propuesta de gobierno estaba basada en los principios de la democracia griega y en la ética kantiana, de donde provino el nombre de su movimiento Lógica, Ética y Estética. Con esta colectividad política, Hernández obtuvo 77.275 votos, superando por 4.331 votos al segundo en la contienda, Carlos Arturo Ibáñez, del Partido Liberal. Si bien, la llegada de Hernández marcó un cambio en la arena política santandereana por tratarse de un candidato que no pertenecía a clanes políticos o a los partidos tradicionales, las irregularidades y las polémicas no dejaron de ser parte de su gobierno.


Las grandes promesas de Rodolfo


Antes de finalizar la campaña electoral por la alcaldía de Bucaramanga, Hernández decidió lanzar una llamativa propuesta: la construcción de 20.000 viviendas. El programa consistía en que el empresario de la construcción erigiría miles de casas para garantizar “20 Mil Hogares Felices”. Sin embargo, no lo hizo. La administración de Hernández respondió que la propuesta no se enfocaba en adelantar un programa, sino en propiciar las condiciones para la urbanización.


Por otra parte, Hernández prometió el cierre del relleno sanitario El Carrasco, como medida de cumplimiento de una sentencia judicial. La propuesta consistía en la construcción de una planta de energía que pudiera aprovechar los desechos de los bumangueses, pero esto no ocurrió. El proceso de contratación enlodó aún más a la administración, pues la empresa Vitalogic presentó documentos inconsistentes en el marco del proceso de licitación. Adicionalmente, el hijo del ingeniero, Luis Carlos Hernández, habría participado en un presunto entramado de corrupción para garantizar que Vitalogic ganara el proceso de licitación pública. Hechos que están siendo investigados.


Pese a estos hechos polémicos, Hernández logró cumplir con una de las promesas más importantes de su programa de gobierno: el saneamiento de las finanzas de Bucaramanga. Cuando Hernández se posesionó como alcalde recibió las finanzas del municipio con un déficit en tesorería de 236.000 millones, y logró reducirlo, dejando las finanzas públicas completamente saneadas. Así mismo, el ingeniero mejoró la deuda pública con entidades financieras dejándola en 201.000 millones, es decir, con una deuda de 16.000 millones menos que en 2015.


En 2019 Hernández tuvo que renunciar debido a que, durante su administración, enfrentó dos procesos de suspensión; el primero en 2018, por agredir al concejal John Claro; y el segundo por posible participación política. En ambos casos se ejecutaron sanciones administrativas, que le significaron la suspensión al alcalde.


El balance y las cifras de su alcaldía


La alcaldía de Hernández dejó un balance agridulce, pues no cumplió a cabalidad con algunas de sus principales propuestas de gobierno. Sin embargo, alcanzó una tasa de aprobación del 84% entre los bumangueses. Aquí un pequeño balance:


- Finanzas públicas.

Uno de los grandes logros de Hernández fue en el saneamiento de las deudas del municipio. Cuando recibió la alcaldía, Bucaramanga tenía un déficit de $236.000 millones y, al salir de la administración, dejó un superávit de $48.000 millones en las arcas del municipio.

- Pobreza monetaria.

Las cifras de pobreza monetaria en Bucaramanga aumentaron de 2014 a 2018. De acuerdo con el DANE, en 2014 la pobreza monetaria se ubicó en 8,4%, mientras que en 2018 la pobreza llegó al 14,5%. En el periodo en el que el ingeniero fue alcalde de Bucaramanga, la pobreza monetaria pasó de 10,6% a 14,5%.


Gráfico No. 1.


Pobreza monetaria en Bucaramanga entre 2012 y 2018. Creado por: Línea de Democracia y Gobernabilidad. Fundación Paz & Reconciliación. Fuente: DANE.



- Servicios públicos.

Históricamente Bucaramanga ha tenido buena cobertura en materia de servicios públicos, ubicando a la ciudad como un referente para la mayoría de los municipios del país, de acuerdo con las cifras del DANE. Sin embargo, entre el censo poblacional realizado en 2005 y el censo de población y vivienda de 2018, Bucaramanga redujo su capacidad de cobertura en acueducto, alcantarillado y provisión de gas en los hogares. El único servicio en el que aumentó la cobertura fue en el de energía, pues pasó de 97,6% en 2005 a 99,6% en 2018.

Gráfico No. 2


Cobertura de servicios públicos en Bucaramanga. Creado por: Línea de Democracia y Gobernabilidad. Fundación Paz & Reconciliación. Fuente: DANE.


Si bien, las razones de la disminución en materia de cobertura de servicios básicos entre 2005 y 2018 no son todas responsabilidad de la administración de Hernández, su alcaldía no logró revertir los impactos negativos generados. Adicionalmente, hay que tener en cuenta la informalidad urbana y las construcciones ilegales.


- Movilidad.

En materia de movilidad, en la alcaldía de Hernández se presentó una importante disminución en el número de usuarios de la Metrolínea de Bucaramanga. En 2016 se presentaron más de 37 millones de registros de usuarios del sistema, mientras que en 2019 esta cifra se redujo a 24 millones de registros de usuarios del sistema.


Gráfico No. 3


Número de pasajeros del sistema público de transporte en Bucaramanga entre 2016 y 2019. Creado por: Línea de Democracia y Gobernabilidad. Fundación Paz & Reconciliación. Fuente: Bucaramanga Cómo Vamos.


Mientras el número de usuarios del sistema de transporte público disminuyó, el parque automotor aumentó, pues en 2016 había 197.855 vehículos registrados, y en 2019 el registro automotor llegó a 222.733.


- Seguridad.

De acuerdo con el índice de percepción de seguridad ciudadana de Bucaramanga Metropolitana Cómo Vamos, la percepción de inseguridad pasó del 22% en 2018 al 28% en 2019. Adicionalmente, las cifras de homicidios por cada 100.000 habitantes pasaron de 89 en 2015 a 119 en 2019.


Gráfico No. 4


Número de homicidios registrados en Bucaramanga. Creado por: Línea de Democracia y Gobernabilidad. Fundación Paz & Reconciliación. Fuente: Bucaramanga Cómo Vamos.


En el caso de los hurtos a personas, Bucaramanga pasó 6.737 en 2016 a 8.048 en 2019. Mientras que el hurto a vehículos, pasó de 8.048 en 2016 a 846 en el 2019, presentando mejora sustancial.


Gráfico No. 5


Denuncias por hurto en Bucaramanga. Creado por: Línea de Democracia y Gobernabilidad. Fundación Paz & Reconciliación. Fuente: El Tiempo.


Adicionalmente, Hernández obtuvo avances importantes en materia de salud en Bucaramanga, reduciendo el embarazo adolescente, debido a que la fecundidad en jóvenes entre los 15 y los 19 años pasó del 60,25% en 2016 al 45,09% en 2019. Asimismo, la alcaldía dejó cifras favorables en mortalidad, pues la tasa pasó de 640 personas fallecidas por cada 100.000 habitantes en 2016, a 608 fallecidos en 2019. Es decir, una tasa de 32 fallecidos menos por cada 100 mil habitantes.


En materia de educación, la alcaldía de Rodolfo Hernández mejoró la cobertura en la educación básica secundaria, pasando de 84,07% en 2016 a 90,15% en 2019. Adicionalmente, su administración logró avanzar en la construcción y adecuación de escenarios deportivos, alcanzando casi el 90% de ejecución del programa de inversión en canchas y parques.


A pesar de los duros cuestionamientos que recibió Hernández por el manejo del Plan de Alimentación Escolar (PAE), la Secretaría de Educación de Bucaramanga informó que en el 2018 fueron entregadas 4.647.810 de raciones durante 180 días, calendario escolar. Esto significa que la administración logró un cumplimiento del 91% frente a la meta anual establecida en 5.101.200 de raciones, que se traduce en 28.340 raciones de comida diarias.


Los escándalos: entre la corrupción y la agresividad


Los principales escándalos que rodean a Rodolfo Hernández se deben a dos elementos fundamentales: la corrupción y la agresividad. El caso de corrupción que ha salpicado a la familia Hernández es el de Vitalogic. En este entramado, el entonces alcalde Hernández, habría ejercido presiones para garantizar que la Empresa de Aseo de Bucaramanga favoreciera a la Unión Temporal Vitalogic, con el objetivo de que se le adjudicara el contrato del reemplazo del relleno sanitario El Carrasco. Adicionalmente, la empresa que obtuviera la licitación implementaría la adaptación tecnológica para garantizar la producción de energía a través de los residuos.


De acuerdo con la Fiscalía, Luis Carlos Hernández, hijo del entonces alcalde, firmó un contrato para ejercer presiones a favor de 'Vitalogic' para que la unión temporal se quedara con el contrato de basuras. Pero el caso no se detiene ahí. Detrás del interés de los Hernández habría una presunta coima por un valor de 1,5 millones de dólares, que estaría relacionada con Luis Carlos Hernández.

Si bien el proceso judicial continúa su tránsito, el candidato presidencial ha afirmado que todo se trata de una persecución política, de politiqueros que lo quieren sacar de la contienda electoral.


Por otra parte, la agresividad de Hernández ha sido otro fantasma que rodea al candidato. El historial de violencia de Hernández no solo se reduce a la agresión física en contra del concejal Claro. El ingeniero ha realizado amenazas a quienes lo interpelan, a tal punto que llegó a increpar de manera desafiante a un cliente de su firma constructora.


El Juicio por corrupción


La Fiscalía acusó a Hernández por los delitos de falsedad ideológica, contrato sin cumplimiento de requisitos legales e interés indebido en la celebración de contratos. Adicionalmente, a esta denuncia se sumaron la Procuraduría y la Contraloría. Se espera que el juicio inicie el 21 de julio de 2022, un mes después de la segunda vuelta presidencial.


Su fórmula vicepresidencial


Su fórmula vicepresidencial para estas elecciones es Marelen Castillo Torres, quien se ha dedicado a la docencia y la investigación universitaria.