¿Qué son las Comisiones del Congreso y cómo quedaron con Duque?

Por: Esteban Salazar, investigador Línea Democracia y Gobernabilidad, Pares


Con la entrada en vigor del Acuerdo de Paz y las leyes aprobadas por fast-track —entre ellas el Estatuto de la Oposición y la participación de la FARC en política—, se hicieron cambios importantes a la Ley 5 de 1992, que establece el reglamento interno del Congreso de la República. El cambio más importante, tal vez, gira en torno al aumento de seis curules en cada corporación: cinco de FARC y una por Estatuto de Oposición. Con esto, el Senado pasó de tener 102 legisladores a 108 y la Cámara de Representantes, pasó de 166 a 172.

Todos los miembros del Congreso, según la Ley 5, tienen la obligación de pertenecer a una de las siete Comisiones Constitucionales Permanentes que se establecen en cada periodo legislativo. Estas comisiones son de mayor importancia, pues son las encargadas de discutir, aprobar y modificar en primer debate los proyectos de acto legislativo y de ley, que luego serán debatidos en plenarias. Los partidos ponen cuotas en cada una de ellas, dependiendo del número de integrantes por bancada, y se reparten por cociente electoral.

Cada Comisión tiene una mesa directiva, integrada por un presidente y un vicepresidente elegidos por periodos de un año, quienes no podrán ser reelegidos y son los encargados de repartir los ponentes de cada proyecto de ley que llega. Además, definen el orden en que se debaten las iniciativas.

Las comisiones están planteadas de la siguiente manera: la Primera debate modificaciones constitucionales; la Segunda política internacional, defensa nacional y fuerza pública; la Tercera sobre política fiscal; la Cuarta, presupuesto; tierras y medio ambiente son debatidos en la Comisión Quinta; en la Sexta se habla de comunicaciones y en la Séptima de los estatutos para trabajadores públicos y privados.

Solo para mencionar un par de ejemplos, el excongresista Bernardo Elías, actualmente preso por el escándalo de