Prevenir nuevas tragedias de la guerra: comunidades ribereñas de Buenaventura en riesgo

Por: Dennis Huffington

Investigador territorial - Pares Pacífico


El posconflicto violento se ha ensañado con la población étnica del país. A la situación crítica que se vive actualmente en departamentos como Cauca, Antioquia y Chocó, se le suma la realidad de Buenaventura en su extensión rural, donde los habitantes de las diferentes cuencas de los ríos se encuentran en alto riesgo por la presencia y acciones de las estructuras armadas ilegales. El más reciente hecho ocurrió el pasado martes, 2 de noviembre, cuando fue asesinado Edinson Valenzuela, líder del consejo comunitario de Raposo, por hombres armados no identificados hasta el momento.


Este no es el primer caso que se presenta, hace cerca de un mes, tres jóvenes fueron asesinados en el río Cajambre por hombres vestidos de camuflaje, lo que ocasionó el desplazamiento de, por lo menos, 130 personas hacia el casco urbano. Las alarmas están encendidas, por lo que se le hace el llamado a las autoridades locales y nacionales para que tomen medidas que salvaguarden la vida de los liderazgos sociales y de las comunidades que hoy, nuevamente, están en medio de las disputas armadas por su territorio.


Ríos de vida convertidos en angustia