• Redacción Pares

PAZarela: la moda también es un acto político

Por: Daniela Quintero. Redacción Pares

En el marco del evento Día País de la Universidad de los Andes en la capital colombiana, la comunidad uniandina abrió el miércoles sus puertas para el desfile PAZarela con prendas elaboradas por excombatientes de las FARC que están en proceso de reincorporación a la vida civil en el municipio de Icononzo, Tolima.


El proyecto productivo, adscrito a la Cooperativa Multiactiva del Común – Tejiendo Paz fue presentado por tres miembros de la otrora guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), quienes permanecen en el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR), donde se realizan actividades de capacitación con el objetivo de facilitar las fases iniciales de adaptación de los exguerrilleros.


La Fundación Paz & Reconciliación-PARES dialogó con el estudiante y organizador del evento Leonardo González, quien contó que los Andes bajó sus torniquetes para recibir todo aquel proyecto relacionado con la construcción de paz y un país mejor.

“En ese sentido, estamos en este momento en PAZarela, que es un trabajo que han venido haciendo diversos sectores de la mano con excombatientes de las FARC del ETCR de Icononzo”, indicó González a PARES.

El desfile inició a las 2:30 PM en un espacio de los Andes, condicionado con luces y una alfombra roja, donde estudiantes de los Andes modelaron la ropa confeccionada por los excombatientes con el fin de contribuir en la reincorporación, reconciliación y construcción del tejido social. Foto: Cortesía

“Es un proceso difícil, pero es autónomo. Ellos mismo desde el ETCR se han venido levantando. Pero son personas que le apuestan a dar más, a construir país y a reincorporarse a la vida civil”, agregó el organizador.


Este proyecto hace parte de muchos que se han venido ejecutando en los ETCR, y los excombatientes están construyendo estos diseños de la mano de profesionales; sin perder el proceso artesanal, desde abajo y que va en vía de las reivindicaciones sociales, salir del estigma y sobrevivir.

El mensaje que envía González en Día País y en PAZarela es que es posible la construcción de paz, que hay estudiantes, diseñadores, víctimas, excombatientes, toda la comunidad que tiene el objetivo de construir la paz, esa que beneficie a todos.


Día país se ha llevado a cabo desde el 2015, sin embargo, hace unos años solo se realizaba con la comunidad Uniandina, y por esta razón, este año le apostaron a abrir las puertas, los recursos y energía. “Qué bueno construir y quitarnos ese estigma de que estamos de frente a Monserrate y de espaldas al país”, apuntó.


Comprometidos con la paz


El excombatiente y en proceso de reincorporación, Yimmi Rodríguez de 43 años, es uno de los miembros de la Cooperativa que ha venido confeccionando las prendas que el miércoles fueron desfiladas en dicha universidad.


“En este evento mostramos las prendas que estamos confeccionando en el ETCR Antonio Nariño de Icononzo, Tolima. Este proceso lleva varios años, pero hace dos lo empezamos a ejecutar. Hemos estado en capacitaciones y también hemos empezado a mover algunas prendas para sacarlas al mercado”, expresó a Pares.


Para Rodríguez este trabajo no es algo nuevo porque dentro de las FARC no todo era guerra. Tenían capacitaciones y en muchas ocasiones, ellos mismos tejieron sus uniformes o prendas cuando no había nadie más que los confeccionara.


“Hoy en día soy operario de máquina plana, fileteadora y tengo idea de máquina collarín. Y nuestra idea es expandirnos más, por eso tenemos una página en Facebook: Manifiesta – Hecho en Colombia para vender nuestras prendas”, aseguró.


Estuvo 21 años en las filas de las FARC y aunque fueron muchos años en el monte, aseguró que él y sus compañeros están comprometidos con la reincorporación. “Con las dificultades del caso, pero aquí estamos, porque este es el camino y estamos comprometidos con la paz”, concluyó.

Por su parte, PARES habló con Gonzalo Beltrán, también de 43 años, y quien es el encargado de cortar las telas en todo el proceso de manufactura del proyecto que se pensó desde antes de la firma del Acuerdo de Paz en noviembre de 2016.

Con estampados que dicen ‘nuestra única arma es la palabra’, o ‘estamos comprometidos con la paz’, o estampados de la naturaleza queriendo decir ‘protejamos nuestra naturaleza’ dicho proyecto quiere decirle a Colombia y al mundo que la moda también es un acto político. Foto: Cortesía

“Este proyecto me ha gustado porque es una forma de demostrarle al mundo que estamos trabajando, demostrarle a Colombia que estamos trabajando, que estamos comprometidos con la paz, y lo que más me encanta a mí es que desde la moda podemos transmitir nuestro mensaje”, apuntó.


Beltrán explicó que desde que iniciaron los diálogos de paz en La Habana empezaron a pensar en los proyectos productivos porque ya sabían que iban a tener otra forma de vida en donde tendrían un proyecto productivo con el fin de sostenerse ellos mismos.


Según contó, este proyecto nació antes de la dejación de armas con una profesora que llegó al territorio y les enseñó a coser a mano, y los motivó.


“Nosotros nos proyectamos a largo plazo con varios puntos de venta, a nivel nacional o algunas partes del país. Nuestra moda también queremos posicionarla en el mercado internacional. Y en últimas decirle al pueblo colombiano que seguimos comprometidos con la paz y que nos apoyen porque juntos podemos construir la paz, que el Acuerdo de Paz no se hizo solamente para los que estábamos en armas sino para el beneficio de la sociedad colombiana”, señaló con mucho entusiasmo.