¿Paz o seguridad? ahí está el dilema