Paloma Valencia al Comité de Paz: una pedrada al Acuerdo

Por: Laura Cano. Periodista Pares.


El pasado 05 de junio se conoció quiénes son los nuevos integrantes del Comité Nacional de Paz para el periodo 2020-2021. Allí, y como representantes del Estado aparecían nombres como el de Wilmar Ancizar Triana, alcalde de Chiquinquirá; Mauricio Medina Castro, diputado de la Asamblea del Cauca y la senadora del partido Centro Democrático, Paloma Valencia, en quien están puestos la mayoría de los cuestionamientos, pues pareciera, según los fines del Comité, que su papel dentro de este organismo no es muy claro.


Primero, vale la pena señalar que el Comité nace a través del Decreto Ley 885 de 2017, modificando la Ley 434 de 1998 que daba vida al Consejo Nacional de Paz (CNP) y dando a su vez vía a las decisiones legislativas para propender por la implementación del Acuerdo de Paz. Así uno de sus fines textualmente es: propender por el logro y mantenimiento de la paz; generar una cultura de reconciliación, tolerancia, convivencia, y no estigmatización y facilitar la colaboración armónica de las entidades y órganos del Estado, otorgando prioridad a las alternativas políticas de negociación del conflicto armado interno, en orden a alcanzar relaciones sociales que aseguren una paz integral permanente.


Si bien es necesaria la pluralidad en los escenarios que se gestaron para dar cumplimiento a lo acordado en La Habana, también es un deber de las políticas que cada elección que se haga constituya una verdadera voluntad de paz, sobre todo en tiempos donde urge tomar decisiones pensando y teniendo como centralidad a las víctimas y a los territorios donde la violencia no ha parado y se recrudece.