Organizaciones sociales respaldan al Arzobispo de Cali

Por: Redacción Pares


Este jueves, la Comisión Interétnica de la Verdad del Pacífico-CIVP, que articula a más de 30 organizaciones étnico-territoriales de Pueblos Indígenas y Afrocolombianos, junto con otras organizaciones y personas abajo firmantes, respaldaron, mediante carta pública, las declaraciones de Darío de Jesús Monsalve Mejía, Arzobispo de Cali, ya que reflejan el sentir y el pensar de nuestras comunidades en la región del Pacífico y de otros lugares de Colombia. Fundación Paz y Reconciliación y su director, León Valencia, hacen parte del grupo de firmantes de la misiva de apoyo.


«El Gobierno de Duque, y su partido, han sido fieles a su campaña electoral de “hacer trizas el Acuerdo de Paz”, al atacar a los distintos mecanismos allí pactados (la JEP, la Comisión de la Verdad, la UBPD) y debilitar de manera drástica su implementación en materia de reforma rural integral, sustitución de cultivos de uso ilícito, protección de las comunidades, desmonte de estructuras procedentes del paramilitarismo y reincorporación integral de excombatientes de la extinta Farc-Ep.» Señala el comunicado.


La comunidad Internacional, declaran las organizaciones sociales, es testigo de estos hechos, por ejemplo, en reciente carta al Presidente Trump, 94 Congresistas de Estados Unidos afirmaron:

“Nos dirigimos a usted para pedirle que inste a la Administración Duque a que renueve sus compromisos de implementar los históricos acuerdos de paz de 2016 y proteger a los amenazados defensores de los derechos humanos de Colombia… su persistente incapacidad (del gobierno colombiano) para prevenir y judicializar los ataques contra los defensores han permitido que esta tragedia se desate sin control.”


Descargue aquí la carta de respaldo


El sueño de una paz estable


El pasado 29 de junio desde el partido Farc y ante el asesinato sistemático de sus excombatientes, que para la fecha sumaba 214 personas, se hizo un llamado para que “el sueño de una paz estable y duradera no siga cobrando la vida de quienes le apostaron a ella, es hora de parar la muerte y avanzar en la implementación para que la reconciliación y no repetición sea una realidad”.


Desde el 29 de junio a la fecha la cifra ascendió a 216 firmantes de paz asesinados, siendo el caso más reciente el de James Andrés Montaño en Puerto Limón, Putumayo, de quien su cuerpo fue encontrado después de 05 días desaparecido. “216 asesinatos son el resultado de una doctrina que nos señala como enemigo interno. Unos escupen odio y otros nos matan”.


En el mes de abril el ELN declaró un cese al fuego unilateral, abriendo la posibilidad de que este fuera bilateral, sin embargo, la propuesta fue desatendida por parte del Gobierno.


Ahora, y en medio de un panorama que hace urgente una salida negociada, el ELN volvió a presentar una propuesta de cese al fuego bilateral durante 90 días, agregando que de pactarse este Cese Bilateral, se crearía un clima de distensión humanitaria favorable para reiniciar los Diálogos de Paz entre el Gobierno colombiano y el ELN.


A esto y en evaluación con lo dicho por monseñor Darío Monsalve habría que sumar la falta de voluntad para retomar los diálogos con el ELN, los cuales quedaron suspendidos desde el atentado ocurrido en enero de 2019 en la Escuela de Cadetes General Santander, hecho por el cual se dio la captura de ocho presuntos responsables el pasado 02 de julio.


Seguimos insistiendo, dicen las cientos de organizaciones sociales nacionales e internacionales que apoyan las declaraciones del arzobispo Darío de Jesús Monsalve Mejía, una vez más, que la Paz es un bien de toda la sociedad colombiana. El Gobierno Nacional le corresponde cumplir con su deber constitucional de hacer realidad este derecho para todos los colombianos y colombianas.