• Laura Natali Cano Murillo

Organización Trans: «Hay discriminación de alcaldía de Bogotá»

Por: Laura Cano, periodista Pares.


Las calles no han dejado de ser el escenario de disputa, incluso cuando se está en medio de un aislamiento preventivo obligatorio, esto, porque las poblaciones vulnerables han demostrado que las exigencias y reclamos seguirán realizándose hasta que realmente el Estado responda y garantice de forma real los derechos humanos de todas y todos. Esta mañana desde la Red Comunitaria Trans se denunció el caso de Alejandra, una mujer trans de 39 años, trabajadora sexual y habitante del barrio Santa Fe, que en la madrugada de este 29 de mayo requería asistencia médica al encontrarse en un estado de dificultad respiratoria severa, emergencia que fue avisada a través de la línea 123.


A las 12:45 a.m. llegó una ambulancia, no obstante, y como radiografía de todo lo que pasa con la población trans y de trabajadores/as sexuales, se le informa a la misión médica que venía a atender el caso, que Alejandra era portadora de VIH, situación por la que dejarían el lugar sin prestarle la atención, lo cual es un incumpliendo con sus deberes y , además, una de las causas por las que a las 3 a.m. Alejandra muere.


Las personas trans, trabajadores y trabajadoras sexuales hacen parte de esos sectores a quienes les ha quedado más difícil poder acatar el llamado de quedarse en casa, pues además de las problemáticas sociales a las que han tenido que resistir históricamente.


Ahora deben hacerle frente a unas dinámicas que intensifican las desigualdades y que hoy se notan de forma más crítica: falta de acceso a la salud, a vivienda, a formalidad laboral y en general a condiciones que protejan y promuevan la vida digna.


En ese sentido durante la cuarentena se ha alertado de la vulnerabilidad en la que está y ha estado esta población, que como lo han denunciado, durante la pandemia además del riesgo de contagiarse y no estar dentro de una red de salud que le garantice atención, también se ve expuestas y expuestos a los abusos por parte de otros actores.


Por ejemplo, la Fuerza Pública, y a un mayor abandono de las entidades nacionales y distritales. Todo esto también los y las ha llevado a estar en las calles, no solo como acto de protesta, sino también como única alternativa para poder solventar sus necesidades, pues además de la ausencia de ayudas, también en este tiempo se potencializa “la idea de que ciertas vidas valen más que otras”, como lo afirmaba anteriormente Juli Salamanca en diálogo con Pares.


La denuncia


“Desde el momento en que ella pierde la vida estamos llamando a la línea 123, a la Policía del cuadrante, a la Alcaldía Local, a la línea que dispuso el Distrito para atender casos de Covid-19, pero no tuvimos respuesta. Hasta las 9 a.m. por el movimiento en redes llegó la Secretaría de Salud, ellos envolvieron el cuerpo y lo dejaron ahí, por 15 horas”, afirmó Juli Salamanca directora de Comunicaciones de la Red Comunitaria Trans.


También desde la organización se denuncia que a pesar de que Alejandra murió por causas que podrían relacionarse con el Covid-19, no se hicieron las debidas pruebas para determinar si en efecto se trata de un caso positivo, esto en especial con las cinco compañeras que vivían con Alejandra.


Adicional a esta situación, se afirma que por parte de los entes que llegaron al lugar tampoco se realizó una debida desinfección del lugar, aseverando que la Secretaría de Salud responsabilizó a la funeraria de ese procedimiento.


Por otra parte, este mismo organismo distrital publicó en horas de la tarde un comunicado en el que informan que el traslado no se hizo porque la acompañante de Alejandra firmó un desistimiento para que el proceso no se realizara, documento que se desmiente desde la Red Comunitaria Trans y conjuntamente se solicita la respectiva copia de este.


Asimismo, Juli Salamanca agrega que desde la Red “exigimos una investigación exhaustiva del caso porque hay un presunto hecho de discriminación por ser una mujer trans y que vivía con VIH, es decir, se le negó la atención médica por prejuicio. Además, de la negligencia médica y la falta de trato digno hacia Alejandra. También exigimos acciones inmediatas tras la alta posibilidad de contagio de las mujeres trans que vivían con Alejandra”.