Oportunidades y retos económicos de la extracción del oro

Artículo basado en los capítulos 2 y 3 del libro La Minería en el Posconflicto: un asunto de quilates. (Ediciones B, 2017)

Por Óscar Iván Pérez H, Investigador de Conflictos asociados al desarrollo-Pares


Durante la primera década del siglo XXI, la extracción de oro en Colombia atravesó por un periodo de bonanza inusitado, pues pasó, entre 2001 y 2012, de 21,8 ton/año a 66,2 ton/año. Desde entonces se ha estabilizado alrededor de 57 ton/año. En el país, la minería del oro se lleva a cabo principalmente en los departamentos de Antioquia, Caldas, Chocó, Bolívar, Tolima, Cauca, Santander y Nariño.

El boom estuvo jalonado por el incremento internacional del precio del mineral, explicado en gran medida por el crecimiento acelerado de China e India, la crisis financiera de Estados Unidos en 2008 y la incertidumbre que ésta produjo en los mercados globales. Así, entre 2001 y 2012, la cotización internacional de la onza de oro troy creció de US$270 a US$1.669. En 2017 la onza se cotizó en cerca de US$1.300.

En el país, la extracción de oro se hace bajo un sistema de minería que combina diferentes tipos de extracción. Más exactamente, cerca de