Ojo: estas son las candidaturas cuestionadas en el Cesar

Por: Laura Cano Periodista Pares

Cada vez falta menos para que las y los colombianos acudamos a las urnas a elegir a quienes llegaran al Congreso desde este año hasta el 2026. Sin embargo, dentro de quienes actualmente están en las listas de candidaturas hay varias personas que resaltan, pero por sus cuestionamientos y escándalos. Hoy nos trasladamos hasta el Cesar para contarles quiénes son los que aspiran a representar a este departamento, pero que implican un riesgo para la democracia.

1. Didier Lobo Chinchilla – Candidato al Senado - Partido Cambio Radical

Chinchilla hace campaña para repetir como senador, pues en 2018 consiguió 86,744 que lo llevaron a ocupar una curul en el Congreso con el aval del partido Cambio Radical. Esta vez busca repetir la historia, pero con la diferencia de que en esta ocasión su campaña ha estado marcada por lo que ha sido su gestión durante este periodo.

Lo anterior no es poco, pues, por ejemplo, mientras ha estado en el Congreso han resaltado hechos como que ha sido uno de los senadores con más inasistencias (42 en total) en la llamada legislatura de la pandemia, es decir, entre el 20 de julio de 2020 y el 20 de junio de 2021.


No obstante, el tema central en sus cuestionamientos son las irregularidades en contratación de alimentos para niños y madres gestantes, escándalo en el que se ha visto inmerso desde 2018, cuando la Procuraduría formuló un pliego de cargos en su contra. "La Procuraduría le reprochó a Lobo Chinchilla que su participación en la etapa precontractual y contractual del acuerdo entre el municipio de La Jagua de Ibirico con la “Unión Temporal Servicios Nutricionales Complementarios”, habría permitido un detrimento al patrimonio público y una eventual violación de los principios de economía y de responsabilidad", se informaba desde el organismo.


El hecho se remontaba al periodo en el que él fungía como alcalde de La Jagua de Ibirico, durante 2012 y 2015, pues, como encontró la Procuraduría en 2018, durante ese tiempo se presentaron sobrecostos de más de $3.000 millones de pesos en la contratación de paquetes nutricionales para la recuperación de niños desnutridos o en riesgo de malnutrición, y de madres lactantes y gestantes. Por esto en 2020 el funcionario fue sancionado con 06 meses de inhabilidad para ejercer cargos públicos. Por este mismo hecho también el ente sancionó a la exsecretaria de Salud del municipio, Cenith Mireya Echávez Ospino (2012-2015), con destitución e inhabilidad para ejercer cargos públicos por 10 años. Estas sanciones quedaron en firme en enero de este año.


Tras esto, Chinchilla envió un comunicado en el que decía “Doy a conocer, frente al pronunciamiento del órgano de control, (Procuraduría General de la Nación), autoridad de la cual soy muy respetuoso, que actuaré en derecho y haré uso del recurso de reposición que se me permite. (…) por este caso, que también ocupó a la Contraloría General de la Nación, fui absuelto al desvirtuar el hallazgo que se me imputaba”.


Por otra parte, se ha sido denunciado su alianza con el Clan Gnecco, el cual ha buscado desde 2011 buscar articulaciones con diferentes caciques políticos del departamento para fortalecer su hegemonía política en el Cesar. Dentro de esas alianzas está Chinchilla, quien además es uno de los senadores del Clan en el Congreso. Hay que decir que este clan, además, tuvo nexos con el Ñeñe Hernández para apoyar al entonces candidato presidencial Iván Duque.


Respecto a lo anterior, anteriormente, Pares tuvo acceso a 10 audios que la Fiscalía interceptó, con orden judicial, del teléfono del Ñeñe Hernández entre mayo y agosto de 2018, en los audios está salpicado Didier Chinchilla, a quien se nombra en uno de los audios, más puntualmente en uno donde “la asesora de Uribe (María Claudia Daza) le cuenta al Ñeñe Hernández que Lobo había pedido que Iván Duque lo llamara directamente a él para pedirle su apoyo en segunda vuelta”.


2. José Alfredo Gnecco Zuleta – Candidato al Sena - Partido de la U

Gnecco Zuleta también va por la relección en el Congreso, en donde está desde 2010. No obstante, su paso por allí no ha sido a pulso, pues su apellido le ha marcado sendas dentro de la política del país, pues pertenece a uno de los clanes más poderosos del país: el Gnecco, una familia con gran poder político vinculada con el paramilitarismo y el narcotráfico. De hecho, el patriarca, Jorge Gnecco Cerchar, tuvo su propia Convivir llamada Sociedad Guaymaral Ltda, y reuniones con ‘Jorge 40’.

José Alfredo es hijo de Lucas Gnecco, quien fue condenado por la Corte Suprema de Justicia a 24 años de prisión por hechos de corrupción durante su administración en el departamento del Cesar por cerca de 9.680 millones de pesos. También es investigado por sus relaciones con el narcotráfico y las Autodefensa Unidas de Colombia, por lo que la Corte Suprema lo condenó a 42 meses de cárcel. Igualmente, en marzo de 2015, Gnecco Cerchar fue implicado por el exparamilitar de las AUC, Luciano Rojas Serrano, alias ‘Henry’, en el asesinato del periodista Guzmán Quintero Torres, jefe de redacción de EL PILÓN, quien fue asesinado el 16 de septiembre de 1999.

Ahora bien, José Alfredo Gnecco ha tenido sus propios cuestionamientos. Fue mencionado por el extraditado exfiscal, Luis Gustavo Moreno, como una de las personas que supuestamente le pagaron. Según Moreno, el plan era dilatar una investigación contra su padre, el exgobernador Lucas Gnecco. Hay que recordar que Moreno fue capturado el 27 de junio de 2017 por el Cartel de la Toga, y puntualmente de Gnecco habría recibido $150 millones.

Por otro lado, en el 2014, Pares denunció sus relaciones políticas y familiares con alias ´Marquitos’ y ‘Kiko’ Gómez. Además, la Fundación también alertó que en las elecciones de 2014 “Gnecco Zuleta obtuvo 114.125 votos, lo que representó un aumento del 680% en referencia de los 16.783 sufragios obtenidos en 2010 cuando obtuvo una curul en la Cámara de Representantes. El significativo aumento de la votación del joven político costeño tiene como origen el amplio poder que ejerce su tía Cielo Gnecco, hermana de Lucas Gnecco y madre del actual gobernador del César Luis Alberto Monsalvo Gnecco, quien fue una de las principales aportantes de dinero a la campaña al senado. Según fuentes consultadas por el equipo de investigación de la Fundación Paz & Reconciliación, el costo de la campaña de Gnecco Zuleta alcanzó los 20 mil millones de pesos, superando los topes establecidos por las autoridades electorales”.


3. Alfredo Ape Cuello Baute - Cámara de Representantes - Partido Conservador

Ape es otro de los candidatos que tiene caudal político gracias a la historia de su familia. Ha sido representante a la Cámara desde 2002, con excepción del periodo 2010-2014. Su historia en la política del país viene desde su abuelo, que fue gobernador del Cesar, y su padre, que fue representante. Ape Cuello, además, tiene el respaldo del ‘Clan Gnecco’.

Este candidato estuvo investigado en 2009 por la Corte Suprema de Justicia por posibles nexos con las AUC, pero el proceso precluyó. No obstante, Cuello admitió que conocía a Rodrigo Tovar, alias 'Jorge 40'. Por otra parte, Cuello fue asociado a al grupo de los "Bulldozer", de ocho congresistas investigados por el escándalo de Odebrecht. “Un bulldozer es una máquina que sirve para abrir nuevos caminos en las obras viales que se realizan en cualquier parte del mundo. Así eran llamados estos congresistas quienes, al parecer, eran los encargados de “abrir caminos” para que la firma Odebrecht se quedara con los contratos para el desarrollo de la infraestructura”, se lee en Radio Nacional. En este escándalo, además de Cuello, también estaban implicados Bernardo Elías Vidal, Musa Besaile, Antonio Guerra, Martín Emilio Morales, Sandra Villadiego, Álvaro Ashton, Plinio Olano y Armando Benedetti.

Por otro lado, en mayo de 2019 Alfredo Ape Cuello fue denunciado por el Consejo de Estado por excesivo número de ausencias en el capitolio. En total se le registraron para esa ocasión 54 ausencias en sesiones del Congreso, ausencias que fueron reportadas por Caterine Juvinao, quien reveló una lista de los 30 congresistas más vagos a través de un informe de la Veeduría Ciudadana llamada ‘Vigilemos al Congreso’. Por otra parte, el medio regional El Pilón denunció la poca participación en los debates previos por parte de Cuello.

 

Desde Pares seguimos dando campanazos, y haciendo eco de los candidatos que significan un riesgo para la democracia, esta vez para el Cesar.