Mesa de conversaciones con el ELN podría reanudarse en las próximas semanas

Por: Katerin Erazo, periodista


Este fin de semana, el negociador jefe del Ejército de Liberación Nacional (ELN), Israel Ramírez Pineda, alias “Pablo Beltrán”, en medio de una entrevista hecha con Efe, mostró su optimismo frente a las negociaciones de paz con el Gobierno y reconoció los gestos iniciales de Petro. Sin embargo, el jefe guerrillero se mostró un poco escéptico ante un posible desarme del grupo.


"Las FARC entregaron las armas y comenzaron a matarlos", argumentó Beltrán, mencionando que estos artefactos no son solamente el modo de defensa del ELN, sino también de las comunidades en los territorios que controla.


"Esto es un proceso de pacificación y Colombia necesita y está bien pacificación, pero más que eso necesita paz, que es abordar las causas estructurales que generan el conflicto, que es social, político y armado", dijo Beltrán en la entrevista.


También mencionó su desacuerdo con Estados Unidos, debido a que este país incluirá a Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo internacional por acoger a sus representantes en las negociaciones de paz, postura que el ELN considera como un "atropello" e injusticia por parte de Washington hacia Cuba.


"Es un doble atropello. Porque Cuba defendió el protocolo que firmamos con el Estado colombiano con cinco países testigos (…) para nosotros, el hecho de que Cuba mantenga su política de Estado de apoyo a la paz en Colombia es un ejemplo y lo agradecemos", afirmó Beltrán, quien reside desde hace cinco años en la isla.


Pese a los acercamientos por parte de este grupo armado y el Estado, han aflorado diversos cuestionamientos frente al posible acuerdo de paz con el ELN y frente a la política de la “Paz Total”. Los grupos de oposición han utilizado los recientes ataques armados a la fuerza pública por parte de grupos armados ilegales para cuestionar el proceso.


Otro elemento que ha generado inquietud, fue la reciente declaración del comandante principal del ELN, Eliécer Herlinto Chamorro, alias “Antonio García”: “Nosotros no podemos entrar en ese mismo costal, sí vamos a dialogar y sí vamos a conversar, pero no somos muy de la idea de decir que vamos a hacer una paz total, además las guerras son necesarias”, dijo Antonio García por las emisoras de la guerrilla.


Dicha declaración hizo que el gobernador del Meta, Juan Guillermo Zuluaga, mostrara su desacuerdo frente al proceso de paz:




Alias “Antonio García” también se refirió a los parámetros que se deben cumplir para que no suceda lo mismo que con el anterior gobierno de Iván Duque: “por el momento lo más importante es hacer lo que no hizo el gobierno anterior, cumplir unos protocolos de retorno de nuestra delegación en seguridad, dado que había un compromiso del Estado colombiano, firmado frente a otros países, que una vez hubiese una ruptura de los diálogos, la delegación debía regresar, donde quedara expreso la seriedad con que los gobiernos y los estados deben responder a escenarios de negociación, efectivamente el gobierno de Duque incumplió”, añadió García.


Sin embargo, señaló que en el gobierno de Petro sí hay garantías y cumplimientos para proseguir con estas negociaciones de los diálogos, “hasta ahora el nuevo Gobierno ha cumplido con el protocolo de regreso, tiene voluntad para reanudar los diálogos y el primer paso es que la delegación retorne, luego entraríamos a conversar, cómo volver a empezar, de qué manera y qué ajustes deben hacerse”, agregó el comandante del ELN.


Por su parte, la alta comisionada de la ONU en funciones para los derechos humanos, Nada Al-Nashif, manifestó su optimismo por la política de la “Paz Total” y, así mismo, el interés por parte de la oficina de Naciones Unidas para ayudar a esta política por la que está trabajando el nuevo gobierno colombiano.


"Mi oficina está dispuesta a apoyar esos esfuerzos y urge al Gobierno a tomar las medidas necesarias para proteger la población y los defensores de los derechos humanos de los crecientes niveles de violencia por parte de grupos armados y bandas criminales", mencionó Al-Nashif en la apertura de la 51ª sesión del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.


De igual manera, Michelle Bachelet, quien era la jefa provisional de la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos, también mostró su interés por los compromisos de los sectores de seguridad en Colombia, en especial las políticas que apuntan en la lucha contra el narcotráfico.

Se espera que en las próximas semanas se reanuden las negociaciones de paz, tal como aseguró Pablo Beltrán en la entrevista con Efe: “estamos en un proceso de reanudar las conversaciones”.

Según Luis Eduardo Celis, coordinador de la Línea Migración, Región y Frontera de la Fundación Paz & Reconciliación (Pares), la entrevista hecha a Beltrán ha dejado elementos importantes; en primer lugar, la disposición de ambas partes de retomar las negociaciones, basadas en la experiencia que acumuló el proceso llevado entre 2014 y 2018 durante el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos; y, en segundo lugar, el planteamiento de las dos partes, es decir, que van a componer sus equipos negociadores e instalar la mesa de diálogo en las próximas semanas.


Celis también mencionó que para ver avances en estas negociaciones se requiere por parte del Gobierno la agilización de las medidas para levantar las órdenes de captura y de extradición que el anterior gobierno de Iván Duque impuso, para que de esta manera la delegación del ELN pueda salir de La Habana en el marco de protocolos de consultas que ambas partes han pactado durante el Gobierno Santos.