Medio ambiente, una víctima silenciosa del conflicto

Por: Juan Camilo Rodríguez Guerra. Investigador Pares.


Reconocer a la naturaleza como víctima del conflicto es avanzar hacia una sociedad ecológica que se asuma como parte del sistema biológico en el que se desenvuelve. Hoy se conmemora el día nacional de la memoria y solidaridad con las víctimas del conflicto armado. Se eligió el 9 de abril porque fue el día, hace 72 años, en el que fue asesinado Jorge Eliécer Gaitán, uno de los caudillos más importantes en la historia política de Colombia.


Nuestro conflicto armado ha sido uno de los más duraderos y complejos en el mundo. Esto se debe a las abundantes rentas que producen las economías ilegales a los grupos en confrontación. La minería ilegal, el cultivo y procesamiento para la producción de cocaína, el despojo y acumulación de tierras, la deforestación, todas se relacionan por una cosa: la afectación permanente o a largo plazo del medio ambiente.


Es urgente priorizar la restauración de los ecosistemas afectados por la guerra y dar pasos hacia una reparación integral del territorio y las comunidades que los habitan.