top of page
  • Redacción Pares

Más impuestos, menos salario mínimo

Por: Mateo Quintero, Redacción Pares


Son bien recordadas las vallas que el actual presidente Iván Duque y su vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, lucieron en varias partes de Colombia. Las vallas mentaban “Menos impuestos, más salario mínimo”. Esa fue uno de los caballos de batalla de Duque para ganar la presidencia. Sin embargo, al parecer, no se va a cumplir ni lo uno ni lo otro.

Primero fue la polémica ley de financiamiento que buscaba gravar con IVA del 19% la canasta familiar y después a los trabajadores independientes. Ahora, la propuesta busca ponerle ese impuesto a las gaseosas y la cerveza. El proyecto de reforma tributaria sigue avanzando en el Congreso y trae consigo más y nuevos impuestos. Así, entonces, Duque empezó incumpliendo una parte de su eslogan.

Por otro lado, la Ministra de Trabajo, Alicia Arango, afirmó en una entrevista el 27 de noviembre, que “el salario mínimo no es suficiente para mantener una vida normal en el país”. También dijo que “los trabajadores merecen un salario mínimo más alto”. Sin embargo, pese a las preocupaciones de la ministra, el panorama parece no mejorar para los trabajadores que ganan el salario mínimo.

Después de que se convocara la Mesa de Concertación, adelantada por la Comisión Permanente de Concertación de Políticas Salariales y Laborales dispuesta entre sectores empresariales, sindicatos y el gobierno, la ministra de trabajo afirmó que el gobierno cedería hasta el 6,2%. Es decir, si en este momento el salario mínimo se encuentra en $781.242, quedaría en $829.678, así las cosas, solo aumentaría $48.437 pesos.

Este panorama no es alentador para los sindicatos ni para las centrales obreras, por ejemplo, la Confederación General de Trabajo afirmó que el incremento para el próximo año debería ser del 10%. La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) había presentado un 12% y la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (ANIF) fue la que menos propuso con 4%. Pese a esto, los gremios empresariales han indicado que el martes a las 3:00 pm presentarán la propuesta oficial.

Los argumentos de la ministra para no aumentar más el salario mínimo fueron que la variable de productividad en Colombia se ubicó sobre el 0.52%. Además, dijo que “en Colombia, después de cuatro años de venir en negativa, ha mejorado la cifra, pero no permite pensar en la posibilidad de salir de este atasco si no seguimos mejorando esta cifra».

Por otro lado, en una entrevista realizada por RCN Radio, la ministra afirmó que el país se encuentra rezagado y, según ella, “eso es lo que nos genera falta de empleo y falta de buenos salarios”. Además, agregó que el crecimiento económico no es el esperado por el gobierno, “es un crecimiento malo. El presidente ha dicho que debemos crecer en un 6%; es decir que estamos lejos de esa cifra, pero de todas maneras algo estamos creciendo».

La ministra también habló sobre la inflación y dijo que hay que tenerla en cuenta para el nuevo aumento del salario mínimo. “No se puede perjudicar ni a los empresarios ni a los trabajadores con este tema”. Hoy por hoy, la inflación se encuentra en 3,27% y el crecimiento económico para el 2019 será mínimo de 3,5% según el FMI.

Las preocupaciones de la ministra han sido constante respecto al sector empresarial “para el empresario es muy difícil, porque él dice: ‘si yo subo mucho el salario y sale la prima, me descuadro. Y si subo mucho el salario y resulta que no me bajan los impuestos, también me descuadro’”, explicó.

El padecimiento largo de los trabajadores

Sin embargo, este no es un panorama nuevo para los trabajadores. En los últimos 10 años el salario mínimo tan solo ha crecido $319.742 pesos, pues en 2008, el salario mínimo era de $461.500 pesos, hoy es de $781.242. El crecimiento del salario mínimo avanza a pasos de tortuga.

bottom of page