Los vicepresidentes en Colombia

Por: Ariel Ávila, subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación


Las elecciones presidenciales de Colombia parecen una carrera ciclística de tres semanas. Después de un comienzo con muchas etapas planas, donde se llegaron a tener hasta 51 candidatos presidenciales, ahora hay cinco opcionados. Desde diciembre, con el comienzo de la montaña ha empezado a seleccionarse el lote. Sin embargo, lo mejor está por venir. En los próximos 15 días vienen dos grandes etapas de montaña. La primera se dará el 9 de marzo, cuando varias candidaturas definirán sus fórmulas vicepresidenciales y se determinará si apuestan a la cohesión dentro de su espectro político o le apuntan a ampliar la coalición. Luego se dará la etapa reina de la competencia. El 11 de marzo serán las elecciones legislativas, donde se producirá un verdadero revolcón en la competencia.

Los cinco opcionados y su espectro ideológico son los siguientes: en la derecha más extrema está la coalición del uribismo, que realizará una consulta el 11 de marzo y por ende tendrá plazo hasta el 16 de ese mes para escoger la formula vicepresidencial de quien resulte ganador. En este espectro ideológico entre más radical se es mejor. El candidato de Uribe es el senador Iván Duque, luego está la exministra de Defensa Marta Lucía Ramírez y también está el radical -ultra religioso- Alejandro Ordóñez.

Un poco más hacia el centro, pero en todo caso una derecha muy fuerte, está el exvicepresidente German Vargas Lleras. Él como no va a consulta, deberá definir el 9 de marzo su fórmula. El exvicepresidente tiene dos grandes factores que le quitan tanto como le dan. Por un lado, pactó con todo tipo de políticos regionales; viejos políticos, corruptos y hasta algunos vinculados a la ilegalidad. Este tipo de pactos le permitirán aumentar de 9 a por lo menos 18 senadores, lo cual lo podría catapultar en las encuestas después del 11 de marzo y sacarlo del cuarto lugar en el que se encuentra. Pero a la vez este tipo de alianzas lo ha castigado muy duro en el voto de opinión. Es un candidato con mucha maquinaria pero sin opinión. Lo otro es que Vargas Lleras dio un salto fuerte del centro hacia la derecha en las últimas semanas, por lo que su única opción es cautivar más hacia la derecha, y por esos sus opciones vicepresidenciales serían el Uribista Oscar Iván Zuluaga, quien ha caído en desgracia con Álvaro Uribe y sería una gran fórmula para Vargas Lleras, y Noemí Sanín, ligada al Partido Conservador. Claro, también hay otras opciones, como escoger a alguien del voto cristiano e incluso intentar romper al Partido Liberal y asumir como fórmula a Simón G