top of page

Los jóvenes reincorporados de las FARC: lección a tener en cuenta con el ELN

Por: Miguel Ángel Rubio Ospina, Coordinador

Línea Jóvenes en Riesgo y Participación Juvenil


El Acuerdo de Paz estableció un proceso de reintegración para los excombatientes de las FARC que querían dejar las armas y volver a la sociedad civil. Esto incluyó a muchos jóvenes que habían sido reclutados por la guerrilla cuando eran adolescentes y que ahora enfrentaban el desafío de reintegrarse a una sociedad que los veía como enemigos.


El proceso de reincorporación ha sido difícil y complejo, con muchos desafíos y obstáculos para los jóvenes que intentan construir nuevas vidas para sí mismos. Uno de los principales desafíos es la falta de oportunidades económicas. Muchos de los jóvenes reincorporados no tienen educación formal o habilidades técnicas, lo que dificulta su capacidad para encontrar trabajo.


Además, muchos de ellos han experimentado traumas y violencia durante sus años en la guerrilla, lo que dificulta su capacidad para adaptarse a la vida civil. Algunos también enfrentan estigmatización y discriminación por parte de la sociedad debido a su pasado como combatientes.


Sin embargo, a pesar de estos desafíos, muchos jóvenes reincorporados están trabajando duro para reconstruir sus vidas y contribuir a sus comunidades. Algunos están recibiendo capacitación en habilidades técnicas y educación formal, mientras que otros están creando pequeñas empresas y proyectos comunitarios. Por ejemplo, en la región de Urabá, en el noroeste de Colombia, un grupo de jóvenes reincorporados ha creado una cooperativa agrícola que cultiva plátanos y otros cultivos, y ha establecido un negocio de turismo rural para atraer visitantes a la zona.


El proceso de reincorporación de los jóvenes de las FARC ha sido un proceso complejo y difícil, pero también un proceso lleno de esperanza y posibilidad. A través de la educación, el trabajo duro y la creatividad, muchos jóvenes reincorporados están encontrando formas de construir nuevas vidas para sí mismos y contribuir positivamente a sus comunidades.


La reincorporación de jóvenes en las filas guerrilleras es un tema complejo que requiere un enfoque integral y sostenible. Si bien el proceso de reincorporación de los jóvenes de las FARC ha tenido algunos avances, también se han identificado varios desafíos y limitaciones que deben ser abordados para mejorar el proceso. Con esto en mente, aquí presentamos algunas recomendaciones que podrían hacerse al Gobierno Colombiano en relación con la reincorporación de jóvenes en los diálogos con el ELN, para incluir en la mesa y los ciclos de negociación.


  1. Establecer medidas para abordar las causas subyacentes del reclutamiento de jóvenes por grupos armados, como la pobreza, la falta de oportunidades económicas y la exclusión social. Esto implica invertir en programas y políticas que aborden las desigualdades estructurales que afectan a las comunidades más vulnerables, y que brinden a las jóvenes alternativas reales y viables para su futuro.

  2. Fortalecer los programas de educación y capacitación para los jóvenes que buscan reintegrarse a la sociedad civil. Esto implica brindar una educación de calidad y formación técnica que les permita adquirir habilidades y competencias necesarias para acceder a empleos decentes y sostenibles. Además, es importante ofrecer oportunidades de capacitación para aquellos que tienen habilidades técnicas relacionadas con actividades económicas legales, como la agricultura y la pesca.

  3. Proporcionar asistencia técnica y financiera para apoyar a los jóvenes que quieren iniciar pequeñas empresas o proyectos comunitarios. Esto implica facilitar el acceso a microcréditos, subvenciones y otros instrumentos financieros que les permitan establecer sus negocios y contribuir al desarrollo económico de sus comunidades.

  4. Fortalecer la atención psicosocial y de salud mental para los jóvenes que han sufrido traumas y violencia durante su tiempo en los grupos armados. Esto implica garantizar la disponibilidad y accesibilidad de servicios de salud mental y apoyo psicosocial, así como promover la atención y el tratamiento de las secuelas físicas y emocionales del conflicto.

  5. Desarrollar una estrategia de comunicación efectiva para cambiar la percepción pública de los jóvenes reincorporados. Esto implica fomentar la comprensión y el apoyo a los jóvenes reincorporados, así como promover su inclusión social y económica en las comunidades donde viven.

En resumen, para abordar eficazmente el tema de la reincorporación de jóvenes en las filas guerrilleras, el Gobierno Colombiano debe implementar un enfoque integral y sostenible que aborde las causas subyacentes del conflicto, y brinde a las jóvenes alternativas viables para su futuro. Esto implica invertir en educación, capacitación, apoyo financiero, salud mental y atención psicosocial, así como promover la inclusión social y económica de los jóvenes reincorporados.

Commentaires


bottom of page