Los herederos del paramilitarismo se toman el Sur del Cauca

Por: Juan Manuel Torres Erazo, Coordinador Pares-Pacífico.


Las comunidades de los municipios de Balboa, Argelia y Patía se encuentran en estado de alarma ante la eventual llegada al territorio de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, también conocidas como el Clan del Golfo. El sur del Cauca ya se convirtió, nuevamente, en un escenario de disputas por el control territorial de la zona montañosa de la cordillera occidental y de las rutas del narcotráfico por el Cañón del río San Juan del Micay que tiene salida al Pacífico.


Hasta el momento, en la subregión, se registra la presencia de dos frentes del ELN, el Jose María Becerra y el Manuel Vásquez Castaño; un grupo postFarc autodenominado “Carlos Patiño” en homenaje a alias “Caliche”, un excomandante de la columna móvil Jacobo Arenas de las Farc dado de baja; además de bandas al servicio de narcotraficantes de la zona y de carteles mexicanos.


Pero ahora, con la confirmación del gobernador Oscar Campo, tras las denuncias de los habitantes de la zona rural del municipio de Balboa, se suman otros dos actores armados como son el grupo postFarc “Frente Estiven González” del antiguo frente 29 de las Farc-EP que operaba en el norte y costa pacífica nariñense; y las Autode