• Laura Natali Cano Murillo

«Lo que pasó en el Congreso fue un golpe a la democracia»

Por: Laura Cano. Periodista Pares.


Desde principios de mes, y tras constantes cuestionamientos que se le han hecho a la gestión del ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, se ha venido insistiendo en la moción de censura contra el funcionario, esto en vía de instar en su renuncia, petición por la que se ha venido pidiendo al haber una preocupación generalizada por, entre otras cosas, un crítico deterioro de la seguridad en el país.


Así, bajo dos ejes se citaron a debates tanto en la Cámara, como en el Senado. En la primera instancia se realizó el pasado hace unas semanas, centrándose la discusión en el presunto desacato del ministro a un fallo que había emitido la Corte Suprema de Justicia días antes, en el que, entre otras cosas, se le solicitaba pedir perdón por los abusos de la Policía y su Escuadrón Móvil Antidisturbios -Esmad- en el marco del Paro Nacional. Días después, se citó a votación frente a lo dicho por el funcionario en la sesión, obteniendo 136 votos para que Carlos Holmes permaneciera en el cargo.


El 22 de octubre la cita era en el Senado, en donde en la agenda legislativa estaban un debate de control político promovido por el senador Roy Barreras, y luego la moción de censura, que había sido citada por el senador Jorge Robledo, argumentando una presunta violación a la Constitución Política por parte del ministro, al permitir el ingreso al país de un batallón de soldados de Estados Unidos sin el permiso del Senado.


Por su parte, Barreras ha venido denunciando hechos como el debilitamiento del orden público, además, el congresista señaló que, además de los ocho menores que murieron durante un bombardeo en Caquetá el año pasado, más niños/as han muerto en operaciones de las Fuerzas Militares:


“Son 36 los niños y niñas en registros oficiales en cifras de Medicina Legal. Estoy hablando de niños y niñas muertos por agentes y balas de la Fuerza Pública. ¿Por qué el ministro no se lo ha informado a Colombia? ¿Por qué Colombia no lo sabía? ¿Por qué no sabe que están matando niños y niñas? ¿Será que mataron esos niños en combates, en ataques, ni siquiera sabíamos que eran 36 los niños?”, señaló el senador.

Adicionalmente, el congresista también afirmó que, al menos, son 54 las menores que han sido abusadas sexualmente por miembros de la Fuerza Pública. También denunció que entre enero y junio de 2020, al menos, han sido 9329 los/as niños/as y adolescentes víctimas de hechos violentos en ese periodo; así, afirmó que eran 170 los/as afectados/as por casos relacionados con el conflicto armado, 3.158 del total por desplazamiento forzado y 190 con hechos de vinculación y reclutamiento forzado.


A esto se suma que mediante las denuncias que ha venido haciendo el senador a través de su cuenta de YouTube se cuestión sobre el paradero de los tres niños que sobrevivieron al bombardeo en el Caquetá en agosto de 2019, de quienes hasta el momento no se tiene información, incluso aseveró que una de estas personas apareció dos meses después, pero un día después que fue atendida y llevada por el ICBF a un hogar sustituto la niña volvió a desaparecer sin tenerse ninguna información al respecto hasta la fecha.


Asimismo, Barreras sostuvo que el ministro Trujillo no le dijo al país que el actual comandante del Ejército, Eduardo Enrique Zapateiro, fue quien dio la orden el año pasado para se hiciera ese bombardeo en el cual fallecieron los menores de edad.


Por otro lado, a esto se agregan los reclamos que se han hecho desde distintos sectores sobre los constantes asesinatos sistemáticos de los que han sido víctimas líderes y lideresas sociales, así como firmantes de paz, además de la ola de violencia que se ha recrudecido dejando a su paso mayor control de grupos armados ilegales y una crítica situación de seguridad que se evidencia en un número de masacres que asciende a las más de 60 en solo lo que va del 2020.


Pero, además, en este contexto de violencia también se ha reclamado por los hechos perpetrados por la Fuerza Pública, relacionados con ejecuciones extrajudiciales, abusos sexuales, represión, afectaciones físicas en medio de protestas sociales, detenciones arbitrarias e incluso, con masacres como la ocurrida durante el 9 y 10 de septiembre en Bogotá y Soacha.


¿En qué quedó la moción de censura en el Senado?


Al parecer Carlos Holmes Trujillo va invicto hasta el momento, pues dando respuestas como las siguientes el ministro ha pasado “bien librado” de las acusaciones que se le han hecho: “Los civiles que sean obligados a ser miembros de un grupo armado ilegal y menores de determinada edad que hagan parte de las hostilidades pueden perder el estatuto de protección del civil no combatiente” y que:


“En ese propósito de deslegitimar la Fuerza Pública se dice: ¿ustedes no saben que se han matado 36 niños? Como la teoría que ha venido manejando uno de los citantes, que es que el Ejército mata niños. Es que el Ejército colombiano mata niñas. Es que el Ejército colombiano deliberadamente actúa contra niños, niñas y adolescentes. Pero no le cuentan al país la secuencia operacional de apoyo cuando se presentan este tipo de operaciones de las Fuerzas Militares por parte de quienes aprovechan estos debates políticos para hacer juicios políticos.”


Pero, hay que resaltar que esto no fue por las respuestas dadas por el ministro, sino por la intermediación de los partidos y senadores simpatizantes con el Gobierno Nacional que durante la plenaria pasaron una propuesta afirmando que se declaraban satisfechos/as con las respuestas que dio el ministro, el cual fue acogido por más de 60 votos. Sobre esto Gustavo Bolívar afirmó:


“La jugadita consistió en que Macías y Paola Holguín pasan una proposición para decir que ellos sí quedaron satisfechos, cuando no era su debate, sino el de la oposición, y el presidente Arturo Char se presta para eso y someten a votación la proposición. Las mayorías ‘enmermeladas’ del Gobierno impiden que haya el debate de moción de censura contra el nefasto Ministro de Defensa”.

A esto se sumó una segunda propuesta, en la que se pedía cancelar la moción de censura citada por el senador Jorge Robledo, esto argumentando por congresistas de los partidos Centro Democrático, Conservador, La U, parte de los liberales y Centro Democrático, que ya no había motivación, pues el pasado 15 de octubre el Consejo de Estado dejó sin validez la tutela con la cual suspendió en junio pasado la presencia de los militares estadounidenses en el país.


Esto fue rechazado ampliamente por la bancada de oposición, quienes aseveraron que las mayorías estaban violando la Constitución y el derecho democrático que les permitía tramitar la moción de censura. Además, insistiendo en la inconformidad con las respuestas dadas por el ministro y su gestión, Roy Barreras radicó ante la Secretaría del Senado una nueva moción de censura contra Carlos Holmes Trujillo, el documento fue firmado por senadores de la Alianza Verde, Polo Democrático, Farc, Colombia Humana y la Lista de los Decentes, al igual que un grupo de congresistas independientes.


“Esto se podría determinar como un verdadero golpe a la democracia. (…) La coalición de Gobierno y el Gobierno utilizando a las mayorías molió la democracia, básicamente impidió el debate de moción de censura e increíblemente aprobaron la propuesta para decir que se sentía satisfechos con lo que respondió el ministro, pero el citante dijo que no se sentía satisfecho. Esto deja un precedente muy complicado para la democracia. El ministro tiene que responder”, concluyó Ariel Ávila, subdirector de Pares.