«Las verdades del Ejército serán difíciles y dolorosas»

Por: Sergio Saavedra. Redacción Pares


Tras la revelación que hizo el diario El País de España sobre la preparación de un documento del Ejército de Colombia sobre una “versión coordinada” del conflicto armado, León Valencia, director de la Fundación Paz & Reconciliación —Pares, señaló que la medida es positiva ya que de esa manera, los militares van a concurrir ante la Comisión de la Verdad, ante la Jurisdicción Especial para la Paz y ante la opinión pública.


A su vez, planteó una serie de escenarios que vislumbran los retos sobre los relatos que entregará el Ejército. Para Valencia, este documento resulta ser una oportunidad en la suma de versiones que esperan las víctimas, en este caso, por parte de un actor del conflicto como lo fue el Ejército y las responsabilidades que hubo detrás de las FF.MM.


Las responsabilidades de las FF.MM.


Valencia advierte que —en aras de la construcción de lo sucedido en el marco del conflicto— las FF.MM. no deben caer en contar solo lo que hicieron bien, sino en lo que hicieron mal; máxime porque de su versión se desprenden responsabilidades de la clase política. Hay que tener en cuenta que en Colombia no hubo una dictadura militar, “sino que hubo un régimen político civil que era el que daba las órdenes, el que establecía las estrategias y el que establecía, sobre todo, el filo político de la guerra”.


Es decir, de la versión del Ejército dependerá que los políticos, que durante 50 años estuvieron tomando decisiones, queden o no exculpados. Para Valencia, las versiones deben abundar sobre las directrices que, por ejemplo, durante sus gobiernos tomaron los presidentes cuando asumieron como comandantes en jefe de las FFMM y, los efectos que estas tuvieron en las vicisitudes del conflicto y los impactos que ocasionaron o no en el pueblo colombiano.


En este sentido, Valencia hace hincapié en que los relatos que entregue el Ejército tienen un genuino compromiso con el esclarecimiento de los hechos que conduzcan Sistema Integral de Verdad, Justicia, la Reparación y la Garantía de No Repetición.


No obviar los yerros del Ejército


Ahora bien, tal como lo dio a conocer El País de España, el documento que lleva por nombre “Plan 002811” apuntaría a una construcción de una verdad institucional coordinada. Sin dudas, este hecho no aguardó polémica y ha suscitado un debate propio en el marco del postconflicto.


Para el analista resulta vital que desde el Ejército —articulado con el equipo que conformaron de sociólogos, especialistas en conflicto, politólogos— cuenten cuáles fueron sus yerros y su participación en lo que él denominó una “larga guerra, una guerra irregular”.


Lo anterior será clave, teniendo en cuenta que —según El País de España— en Plan 002811 el general Nicacio Martínez, comandante del Ejército, ordenó un plan coordinado para la comparecencia de uniformados al Sistema Integral, así como el establecimiento de una “líneas de contra argumentación” que usaría el Ejército en dichas instancias.


En este sentido, las líneas que plantea el comandante del Ejército tendrán que ver específicamente con “Las líneas de contraargumentación, el esclarecimiento de casos emblemáticos y la visibilización de afectación de las víctimas militares”. Cabe aclarar que el documento que están construyendo las FF.MM. será entregado en 2021, tiempo en el que, paralelamente, se espera instancias de contrastación de los hechos y las versiones.


Una disputa enunciativa


Frente a esto, llama especialmente la atención que ante la construcción del documento el propio Ministro de Defensa del gobierno Duque, Guillermo Botero, dijera en los micrófonos de la FM que no tenía conocimiento. Sin embargo, el jefe de la cartera ministerial de Defensa posteriormente señaló que la instrucción sobre el documento resulta ser “muy conveniente”, debido a que, en el marco de un conflicto de más de medio siglo, el Ejército colombiano tiene muchas cosas por contar.

Asimismo, catalogó como muy conveniente que la Comisión de la Verdad conozca la verdad de las FF.MM. “Este lineamiento lo hizo el General Mejía en noviembre del año pasado tras dialogar con el padre Francisco de Roux”, agregó.


Por su parte, Francisco de Roux —presidente de la Comisión de la Verdad— se refirió en los micrófonos de BluRadio a la polémica que desató la versión coordinada del Ejército. De Roux indicó que desde la Comisión de la Verdad el trabajo está en la recepción de las versiones que entreguen tanto víctimas como victimarios. A su vez, agregó que en dicho proceso los comisionados serán los encargados de contrastar dichas versiones.


Sobre la construcción del documento, el director de la Comisión de la Verdad se centró en dos aspectos: que es una responsabilidad del Ejército y que también es un ejercicio de legitimidad por parte de las FFMM. De Roux atajó la polémica refiriéndose a que “las verdades que son verdades apologéticas no necesariamente son las más interesantes, pero son razonables. Cualquier institución trata de explicar su racionalidad”.


La obligación con las víctimas


Justamente, León Valencia advierte que la tarea de contar la verdad que adelantan las FF.MM. será difícil y dolorosa, pero que la responsabilidad de esta labor, necesariamente, demanda que el Ejército se refiera a sucesos como los de las ejecuciones extrajudiciales, la relación con los paramilitares, los crímenes de guerra, el convenio con empresarios y políticos, en el que resultó afectada la población civil.


En palabras de Valencia, “en esta guerra no es inocente nadie, en esta guerra se cometieron abusos de todos los lados”. En este sentido, en la tarea de “trasparentar” el informe sobre lo que hicieron las FFMM y que la versión sea creíble, el Ejército cometería un error en optar solo por una versión “apologética y a la defensiva” donde digan que todo lo hicieron bien, nosotros estuvimos apegados al Derecho Internacional Humanitario, cumplimos con todos los estándares de Derechos Humanos”, pues la sociedad civil estará muy atenta conforme a los testimonios de las víctimas en Colombia que resultaron afectadas desde tantos frentes.