Las mayorías de Petro en el congreso

Por: Ernesto Medrano, Asistente de investigación

Línea de Investigación en Democracia y Gobernabilidad


En el marco de la construcción de la gobernabilidad del próximo presidente, Gustavo Petro, las fuerzas políticas han realizado diversas declaraciones sobre cómo se van a mover en el Congreso. A pesar de que partidos como el Liberal y el Conservador no respaldaron la candidatura presidencial de Gustavo Petro, en los últimos días los dirigentes y miembros de las bancadas parlamentarias de estos partidos han tomado la decisión de acercarse al nuevo gobierno.


El cambio en el mapa político puede deberse a varias razones. Una de ellas es que desde 2018, Gustavo Petro ha moderado sus distintas propuestas de gobierno. Así mismo, el futuro inmediato de los partidos tradicionales requiere del visto bueno del próximo Gobierno, pues en 2023 competirán por alcaldías, gobernaciones, concejos y asambleas. Y adicionalmente, Petro ha sostenido que “el cambio está en las reformas”, dejando claro que no desprecia ningún tipo de acercamiento con los partidos y fuerzas tradicionales, con tal de cumplir con su programa de gobierno.


En este nuevo escenario político, Petro ha logrado construir mayorías en el Congreso, no solo con el apoyo de los partidos alternativos, sino de las grandes estructuras políticas tradicionales. Hace cuatro años el Centro Democrático, Cambio Radical, el Partido Liberal, el Partido Conservador y el Partido de la U sumaban 77 curules, que corresponden al 71% del Senado. Hoy estos mismos partidos alcanzan apenas 63 curules, que representan el 58% del Senado. Frente a la leve decadencia de los partidos, Petro ha logrado el respaldo de algunos para que sean partidos de gobierno y que otros no se declaren directamente en oposición, lo que le permitiría consolidar las iniciativas legislativas.


¿Por qué los partidos se declaran de gobierno, independientes u oposición?


En el marco del Estatuto de la Oposición, los partidos políticos deben declarar su posición frente al Gobierno Nacional, bien sea de gobierno, independiente u oposición. El objetivo general del estatuto es garantizar a los partidos políticos contradictores del gobierno la plena participación ante las decisiones del ejecutivo. El Estado es el encargado de garantizar a todas las organizaciones políticas el ejercicio de la oposición, incluyendo la movilización y la protesta social. Los miembros de la oposición podrán comunicar, publicitar y determinar, o controlar, las acciones de gobierno. Por su parte, los partidos independientes podrán moverse de acuerdo con sus intereses y los partidos que se declaren de gobierno respaldarán y se involucrarán en el desarrollo legislativo liderado por el gobierno.


Los partidos de gobierno


Dentro de los partidos que acompañarán al Pacto Histórico en el Congreso para sacar adelante las reformas se encuentran el Partido Liberal, la coalición Verde-Centro Esperanza, el partido Comunes, los partidos indígenas, la mayoría de los representantes de las curules de paz y gran parte de los partidos minoritarios.


El Partido Liberal, dirigido por Cesar Gaviria, anunció su respaldo al nuevo gobierno, a través de un comunicado. Por su parte, el Partido Alianza Verde, que lidera la Coalición Verde-Centro Esperanza, informó que será partido de gobierno, para sacar adelante el Gran Acuerdo Nacional que propone Gustavo Petro. Adicionalmente, el partido Comunes (antes FARC) y varios representantes de las curules de paz, han anunciado su respaldo al nuevo presidente, y su apoyo para el cumplimiento de la agenda legislativa del gobierno entrante.


En el Partido Conservador se han presentado agudas diferencias, sin embargo, en una carta a Gustavo Petro, la bancada recalcó la importancia de la “responsabilidad histórica” y anunció su respaldo al nuevo gobierno. En la misiva, 14 senadores y 25 representantes a la Cámara electos mostraron su respaldo en el órgano legislativo al nuevo presidente Petro.


Carta de la bancada conservadora a Gustavo Petro




Así, el Partido Conservador se convertiría en partido de gobierno, pese a los reiterados llamados del presidente del partido, Omar Yepes, a mantener la fidelidad ideológica. De hecho, luego de que se publicara la carta de respaldo al nuevo gobierno, Yepes anunció que renunciaría a la presidencia del partido. En este sentido, la discusión sobre los apoyos en el legislativo al nuevo gobierno está así al interior del Partido Conservador:


Fuente: Partido Conservador Colombiano

Esto significa que el Partido Conservador se declarará oficialmente como partido de gobierno para la próxima administración de Gustavo Petro 2022-2026.


Los partidos que declararon su independencia


Los partidos que desde ya se han declarado como bancadas independientes son: el Partido MIRA, que por medio de un comunicado anunció que será un partido independiente, pero que apoyará las iniciativas que consideren beneficiosas para el país; Rodolfo Hernández y su movimiento Liga de Gobernantes Anticorrupción y el partido Cambio Radical. Si bien Germán Vargas Lleras ha realizado acercamientos con Gustavo Petro, aun no hay una posición clara del partido frente al próximo gobierno y las iniciativas legislativas.


Por su parte, Dilian Francisca Toro, presidenta del Partido de la U, anunció que el partido será parte del gobierno en la designación de las mesas directivas del Congreso con el objetivo de “alcanzar acuerdos y consensos en la búsqueda de iniciativas que contribuyan al bienestar de los colombianos, el desarrollo y construcción de país”. Sin embargo, esto no significa que el partido vaya a actuar como partido del gobierno en el trámite de las iniciativas legislativas que presente el nuevo gobierno.


Comunicado Partido de la U



Así mismo, desde la dirección del partido se anunció que no serán un partido de oposición. Esto significa que, si bien el partido no ha tomado la decisión de declararse como partido de gobierno, solo quedan dos opciones: integrar la coalición de gobierno de Gustavo Petro o declararse en independencia.


Los partidos que serán oposición


De acuerdo con las decisiones y posturas que han tomado varios partidos políticos que apoyaron a Federico Gutiérrez en la primera vuelta presidencial y a Rodolfo Hernández en la segunda, el único partido que se declararía en oposición al gobierno de Gustavo Petro sería el Centro Democrático, pues no tiene muchas opciones. Pese a que varios congresistas han sostenido que Rodolfo Hernández debe ser opositor al gobierno de Petro, el ex candidato presidencial y próximo senador, dejó claro que sería independiente.


En el caso del partido Verde Oxígeno, que se declaró en oposición al gobierno de Petro y que cuenta con el aval del senador Humberto de la Calle, no interferiría con el respaldo del senador al gobierno, pues llegó al congreso por medio de la Coalición Verde-Centro Esperanza, que se declaró como coalición de gobierno.


¿Cómo quedarían las fuerzas en el Congreso?


En el marco de las declaraciones realizadas por los partidos políticos y del presidente Gustavo Petro, el Gran Acuerdo Nacional es una herramienta para apalancar las iniciativas legislativas del nuevo gobierno. Por el legislativo tendrán que pasar las reformas económicas y de paz que se han considerado como prioritarias para el nuevo gobierno, y que serán lideradas por el presidente del Senado, Roy Barreras.


De los respaldos en el legislativo dependen las reformas fundamentales del programa de gobierno de Petro. Para esto, es necesario que el gobierno alcance las mayorías en el Congreso, pues para pasar proyectos de ley que requieran mayorías cualificadas se necesitan, al menos, dos tercios de los votos.

Senado de la República


En el Senado las fuerzas políticas que acompañarán al gobierno entrante sumarían 69 congresistas. Esto si se tiene en cuenta el reciente llamado de un importante sector del Partido Conservador, de acompañar las iniciativas del gobierno. El Senado quedaría así:





Teniendo en cuenta que Humberto de la Calle sostuvo que será independiente y que un senador del Partido Conservador, de los 15 que tiene el partido, no suscribió la carta enviada por la bancada, el gobierno contaría con el apoyo de 67 senadores en las discusiones en el Congreso, pero a la hora de votar las iniciativas, los congresistas tendrán que hacerlo de acuerdo a la condición del partido. Es decir, Petro contaría con 69 senadores de gobierno. Mientras tanto, la oposición sería liderada por el Centro democrático, y la independencia agruparía principalmente dos partidos fuertes: el Partido de la U y Cambio Radical.


Cámara de Representantes


Al igual que en el Senado, Gustavo Petro alcanzaría las mayorías en la Cámara de Representantes. Con el respaldo de los liberales, conservadores y de, al menos, 12 representantes de las Circunscripciones Transitorias Especiales de Paz (CITREP), Petro consolidaría un total de 127 representantes que apoyarían las iniciativas gubernamentales. Esto, en tanto se concilia el proyecto de ley que les permitiría operar como bancada, que significa que podrían ser bancada de gobierno los 16 representantes.



El Congreso en pleno


Con las recientes declaraciones del Partido Conservador, la llegada de los liberales, la decisión de la Alianza Verde y la cercanía de los representantes de las CITREP, Gustavo Petro ha logrado construir mayorías, tanto en Senado como en Cámara. En promedio, Petro contaría aproximadamente con el 64% del Congreso y un total de 195 congresistas de los 296 que llegarán al Congreso.




Sin embargo, por disciplina de partidos se espera que todos los congresistas de los partidos políticos que se declaren como partidos de gobierno respalden las decisiones de la bancada. Es decir, si el partido se declara de gobierno, los congresistas tendrían que construir y respaldar las iniciativas legislativas.


Es claro que la gobernabilidad es fundamental para lograr alcanzar las reformas del próximo gobierno, en donde las reformas económicas, del sistema electoral, el sistema de salud y la implementación de los Acuerdos de Paz, han sido declarados como prioritarios. Máxime, si se tiene en cuenta que el gobierno del presidente Duque solo había logrado aprobar en el Congreso 35 de las 112 iniciativas legislativas presentadas hasta mayo. Por esto, la coalición que estaría formando el nuevo gobierno en el Congreso ya contaría con mayorías y estaría buscando ampliarlas, con la posible llegada del Partido de la U, con la que el gobierno aseguraría el apoyo de más de 200 parlamentarios.