Las grandes reformas y un Congreso sin mayorías claras

Por: Ariel Ávila, subdirector – Pares


El Congreso colombiano tiene al menos cuatro grandes temas que debe discutir, modificar y aprobar en el próximo año. Estos temas se derivan de promesas de campaña, necesidades económicas, cálculos políticos y presión ciudadana. Lo cierto es que no parece claro el camino y la priorización de cada punto, es posible que algunos de ellos vayan agonizando a medida que pasa el tiempo y se acerquen las elecciones locales y regionales de 2019.

El primer tema grueso, que lo ha anunciado el propio gobierno, tiene que ver con la reforma tributaria. Si bien en las primeras de cambio el gobierno de Iván Duque salió mal librado y el Ministro Carrasquilla terminó envuelto en el escándalo de los Bonos de Agua, lo cierto es que al menos para el primer semestre de 2019 se deberá presentar la reforma. Las calificadoras de riesgo tienen al país en una situación compleja. Además, como era de esperarse, la reforma busca bajar impuestos a los ricos e incrementarlos a los pobres. Es una reforma con estrategias regresivas que castigarán fuertemente el bolsillo de los pobres.

El segundo tema grueso se refiere al paquete de anticorrupción derivado de la Consulta de hace algunas semanas. Son varias leyes, varias cosas que seguramente causarán un gran debate y sobre las que no hay acuerdo, así públicamente todos los partidos digan que van a luchar contra la corrupción. Tal vez los temas más complejos son los de cupos indicativos y en general la forma de distribuir los recursos, el tema de salarios a altos funcionarios es el distractor mediático, pero hay otros temas más complejos.

El tercer tema tiene que ver con la reforma política. Temas de listas cerradas, democracia partidista, financiación, reforma al CNE, y una Corte Electoral son los asuntos de fondo. Obviamente, casi la mayoría de los partidos se opondrán a los cambios de fondo y solo maquillarán su corrupción. Además, el gobierno intentará meter un articulito de trasfuguismo, para atraer senadores de la U, Cambio Radical y así mejorar sus mayorías en el Congreso.

El cuarto tema fundamental se refiere a la reforma a la Justicia donde igualmente el debate se centra en la reforma a la tutela, la reforma a las altas cortes, donde el uribismo quiere pasar cuenta de cobro, y la reforma a la base de la administración de justicia. Este tema podría llevar a cambios sustanciales en la garantía de derechos de los colombianos, por ello será central en el debate público.

Toda esta agenda se dará en medio de las precarias mayorías del uribismo en el congreso y el intento de la oposición de centro y centro izquierda de jugar un papel de control política, así como, la intención de la oposición de derecha de Vargas Llera de hacer la vida difícil al gobierno Duque. Como dicen las abuelitas “amanecerá y veremos” que sale de todo esto, lo cierto es que será un año y medio bastante movido.