Las cuatro ‘plagas’ que azotan al Guaviare (Parte II)

Por: Lina Macías y Daniel Esteban Abello Clavijo. Investigadores Pares.


Cultivos ilícitos y Grupos Armados Organizados (II)


El departamento del Guaviare limita por el norte con los ríos Guayabero y Guaviare que lo separan de los departamentos de Meta y Vichada; por el oriente con los departamentos de Guainía y Vaupés; por el sur con los departamentos de Vaupés y Caquetá y por el occidente con los departamentos de Caquetá y Meta. El 4 de julio de 1991, la Asamblea Nacional Constituyente lo elevó a la categoría de departamento.


El Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos (SIMCI), de la Oficina Contra las Drogas y el Delito de la Naciones Unidas – UNODC identifica que los municipios de mayor concentración para el Guaviare son “Tomachipán (afectando a Miraflores y San José del Guaviare), Charras y el perímetro del Parque Nacional Natural Sierra de La Macarena, oscilando su aumento desde el año 2015 de 10.425 hectáreas a 12.302 hectáreas” (SIMCI, 2017).


Para comprender esta dinámica y evidenciar los peligros que esta encierra para el posconflicto, la Fundación Paz y Reconciliación Pares, ha identificado los cuatro (4) principales conflictos que sufre hoy el departamento del Guaviare. En este artículo presentamos el segundo y tercero de ellos: